Una santa colombiana y un obispo anarquista vasco

Leyendo "El Tiempo de Bogotá" uno de los diarios grandes de América Latina desde hace décadas, me entero de que intentan canonizar a Inés Arango, la monja que murió lanceada por indígenas ecuatorianos –es un decir, porque los indígenas Tagaeri, amazónicos en este caso, no deben saber que lo son- hace 20 años pronto.

La verdad es que las circunstancias de la muerte y los homenajes posteriores son muy impresionantes. Como ha dicho estos días un misionero vasco antes de regresar a su parroquia, Colombia es el país más católico del mundo, y donde más se matan, que es un decir. 

  

La hermana Inés no estaba sola. Estaba con un obispo. Vasco: monseñor Alejandro Labaka Ugarte, de Beizama. El médico que vio sus cuerpos explicó que “el padrecito estaba clavado bocabajo al piso con ocho lanzas y tenía como ochenta orificios. La hermanita era pequeña, una lanza le atravesaba la espalda y tenía el corazón afuera. Le habían metido una lanza por la vagina. Estaba lanceada por todos lados. Era espantoso”.

 

En Colombia dicen que la hermana ya hizo varios milagros. Sobre todo, en Medellín. Del de Beizama, fraile capuchino, recuerdan que era un “vasco anarquista, defensor de causas perdidas”. O sea, un santo sin milagros. 

0 pensamientos sobre “Una santa colombiana y un obispo anarquista vasco

  1. Tatanka-Iyotanka

    Estimado José Felix.
    Interesante noticia pero que debe llevarnos a recapacitar…Tengo problemas con lo de Taegeri (grupo no contactados-aislados)definidos como indígenas ecuatorianos…Dudo mucho que los susodichos se identifiquen en categorías distintas a las de Taegeri. Tampoco creo que su vinculación al territorio en el caso su calidad de nómadas coincida con la de un estado-nación tradicional como es Ecuador…Una característica de los Pueblos Indígenas contemporaneos es precisamente su incorporación forzosa o “domesticación” en estados y la denuncia de esa incorporación. En el caso de los no contactados no creo que lleguen todavía a este discurso globalitario.

    Es como si a Tatanka-Iyotanka, importante lider político y militar de la nación Lakota bajo cuya mando una coalición internacional derrotó a Custer, fuese descrito como indígena USA. Custer se tiene que estar muriendo de risa

    Creo, que más que debemos esforzarnos más en superar realidades estatales que son limitadas a la hora de describir casos de pueblos que tradicionalmente se han desplazado por territorios anteriores a la constitución de los estados-nación actuales.

  2. jfa

    Estoy de acuerdo con lo que dices. Los taegeri son… Taegeri. Me pareció que quedaba claro cuando dije que eran amazónicos. Aunque el adjetivo ecuatoriano también podría servir, según se mire.

  3. Tatanka-Iyotanka

    Aupa

    Creo que una de las grandes aportaciones de esta sección VASCOS EN EL MUNDO-UN MUNDO CON VASCOS es el reflejo y defensa de la diversidad cultural y política que existe más alla de los estados y a pesar de los estados. Entre los casos de “pueblos” encapsulados dentro de estados, lo indígenas constituyen una realidad presente en todos los continentes. Creo que el tema de discusión propuesto es interesanet ya que como otro vasco insigne residente en Colombia dijó en un artículo sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, existe un vínculo psicológico entre vascos e indígenas que descríbia como solidaridad entre culturas agónicas. Sería interesante saber en cuantos casos la apuesta por una cultura y una identidad agónica han movido a vascos en el mundo a arriesgarse en alianza con estos pueblos minorizados que representan un alto porcentaje de la diversidad biológica y cultural del planeta.

    Creo que el esfuerzo en superar la el marco estatal debería ser parte de una pedagogía más diversificadora e integrativa que podríamos impulsar desde este foro

  4. jfa

    Ha habido muchas vascas y vascos -y también castellanos y gallegos y otros de los que no tengo datos- que salieron de sus seminarios, conventos y colegios camino de “misiones” con tanta buena fe como ignorancia. Los más honrados terminaron comprometiendose en tareas que nunca habían imaginado, a favor de los más desvalidos. Sobre esto hay mucho que escribir, con nombres y apellidos. Y es algo irrepetible, por cierto, porque ya no sale (casi) nadie con esas misiones. Sería estupendo que lo fuéramos concretando en este espacio sin límites.

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: