Victor Añibarro. Periodista vasco en Argentina

Entre la variedad de personas y profesiones que he conocido en casi 50 años de transitar en el mundo de lo Vasco en Argentina también se encuentran los vascos periodistas.

Ha sido un placer impagable el haber podido leer y aún más conocer, dialogar con profesionales de la talla de Luis González Echevarri "Vicente Aizkibel", José Antonio Olivares Larrondo "Tellagorri" o Victor Ruiz Añibarro "Errea" entre otros también otros dignos de mención como Pello Mari Irujo Ollo o Pedro de Basaldua, que sin ser periodistas de profesión, el exilio forzado tras la guerra incivil que para Hegoalde concluyó en 1937, los forzaron a serlo.

  

Me referiré hoy a Victor Ruiz Añibarro. Nacido en Pasajes Ancho (Guipuzcoa) el 7 de enero de 1900 pero bilbaino por adopción y convicción hasta llegar a ser al menos bajo mi óptica,un arquetipo de bilbaino de los pies a la cabeza.

Desde muy joven en su querido "Botxo" se inicia en el periodismo en el diario "Euzkadi" del que era al declararse la guerra (julio de 1936) su Jefe de Redacción en una época marcada por la presencia de una pléyade de grandes periodistas en el País Vasco, de los cuales Victor consideraba a F. Urcola el de mayor relevancia.

En el diario "Euzkadi" Ruiz Añibarro escribía diariamente una columna titulada "La tragedia mínima" que era lo primero que muchos lectores miraban al abrir el periódico, donde con un exquisito sentido del humor y capacidad de síntesis (algo que no poseo en absoluto) desbrozaba temas profundos y complejos alternándolos con otros de apariencia modesta.

Casado con Mertxe Ormaechea una mundaquesa de fuerte carácter ya tenían dos hijos cuando tuvieron que tomar en 1937 el duro camino del exilio. Ya en Buenos Aires y para sustentar a la familia, Victor trabajó de vendedor en una casa de tejidos de la calle Lima y aunque su paso fue fugaz recordaba con humor bilbaino sus diálogos con potenciales compradoras…

Sus antecedentes profesionales deben haber llegado a oidos de Natalio Botana, propietario del más popular vespertino argentino de la época "Crítica" que en calidad de "free-lance" lo convoca, al igual que a otros conocidos periodistas catalanes, gallegos y españoles. Sus artículos le valdrán ser llamado a colaborar en revistas porteñas de actualidad.

En mayo de 1939 aparece "Euzko Deya" ("La Vozde los Vascos", su publicación se extenderá hasta 1975 en una primera época) y su Director y Delegado del Gobierno Vasco, Ramón Maria de Aldasoro lo incorpora a la plantilla del periódico, cuyas oficinas funcionaban en la tradicional calle Florida, número 461,primer piso.

Allí Victor, como todos le llamaban escribe desde 1939 a 1969 infinidad de artículos, notas,entrevistas, etc. utilizando como es tan común en el periodismo vasco un buen número de seudónimos "Errea" (el más popular", "Juan de Ibaizabal", "Luis de Arriquibar", etc.

Poseedor de un "olfato político" difícil de superar, Aldasoro consigue convencerlo para que dicte conferencias sobre temas con "gancho en el auditorio" en los Centros Vascos, sobre todo en aquellos que en la década de 1940 se van creando, en gran medida influenciados por los "nuevos aires" traidos por los exiliados y en especial por su "élite cultural".

A las Euskal Etxeak se desplazaba Victor con su gabardina o "trinchera" de la marca bilbaina "Búfalo",un cigarrillo en la boca y el inicio lento pero irreversible de una úlcera de estómago que nunca le quitó su peculiar sentido del humor.

Prolífico como era, comenzó a escribir libros :"El pueblo que baila en los Pirineos", "Vascos sí, sí". A comienzos de la década del 60 le publican en Hegoalde , "Vascorama" y "Vascología de bolsillo". Incursiona también en el teatro con una trilogía "El bardo de Izalzu", "El Arbol dió una canción" y "Mujeres de Berrigorria", recopiladas en el libro editado por Ekin en Buenos Aires "Teatro Vasco".

Miembro del Instituto Americano de Estudios Vascos creado en Buenos Aires en 1943 y colaborador desde su fundación (1950) en el Boletin del mismo.

Como lo fue toda la elite cultural del exilio Victor era muy tertuliano, compulsivo como todos ellos, algo que me contagiaron, en eso de "calentar sillas", que fue como mis aulas de aprendizaje de "lo vasco en Argentina", con profesores de lujo. (continuará)

0 pensamientos sobre “Victor Añibarro. Periodista vasco en Argentina

  1. jfa

    La primera conclusión que se me ocurre tras leer estas cosas es que no tenemos ni idea de nuestra historia reciente, de nuestra gente, de nuestro exilio. Es sonrojante.

  2. Joseba Mikel Agirre

    La reflexión que hace “jfa”, es tan cierta como preocupante. Por éso es una maravilla que Mikel Ezkerro apunte hacia el conocimiento de todos estos personajes borrados por el plúmbeo silencio de le la potsguerra y el franquismo rampante. sería importante que las instituciones vascas recigiesen los artículos de gentes como AIZKIBEL y lp publicasen a modo de OBRAS COMPLETAS.

    joxe miel

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: