Millan Astray y los vascos

Millán Astray fue un militar español "africanista", jefe de la Legión Española, simil de la Francesa, mutilado de guerra con varias heridas y cicatrices bien visibles en su cuerpo que protagonizó el 12 de octubre de 1936 en la Universidad de Salamanca un suceso harto conocido con el entonces Rector de la Universidad, el bilbaino Don Miguel de Unamuno, que dió condigna respuesta a los insultos proferidos por el militar español a vascos y catalanes, a los que Millán Astray sumó aquel grito de "Viva la muerte, muera la inteligencia", que es definitorio.

Lo que es muy poco conocido, incluso en los medios vasco-argentuinos es un incidente anterior habido en Buenos Aires en 1929 entre el militar español y un grupo de jóvenes vascos.

  

El hecho tuvo lugar en el Teatro Avenida situado en la Avenida de Mayo de la capital argentina en el marco de un festival benéfico organizado por la Asociación de la Prensa de Buenos Aires.

Para partipar atisticamente en el mismo se había invitado al grupo de danzas de Acción Vasca de Argentina.
Al festival decidió asistar Millán Astray que había llegado al País, invitado por una tradicional institución hispaña que había decidido homenajearlo como "héroe" de la guerra habida en el entonces Marruecos español .

Millán Astray no fue solo al teatro sino que lo hizo acompañado de un grupo no muy numeroso pero sí "activo" de jóvenes españoles y argentinos, nucleados estos últimos en una organización de extrema derecha argentina, muy influenciada en lo ideológico por quien entonces ocupaba la embajada española en Buenos Aires, Ramiro de Maeztu.

Millán Astray y sus amigos entraron al Teatro portando banderas españolas y dando vivas al entonces dictador español, el general Primo de Rivera. El hecho no pasó inadvertido para el grupo de jóvenes vascos que esperaban entretelones, el momento de su actuación, decidiendo el director del grupo, Andoni de Bereciartua que se bailara la espatadantza como estaba programado y por supuesto con la Ikurriña.

Cuando los 16 jóvenes vascos entraron al escenario del Avenida y con ellos el abanderado con la Ikurriña, se mezclaron aplausos del público con gritos desaforados de Millán Astray y sus "amigos" que de pie y gesticulando,empezaron a proferir toda clase de improperios contra la Bandera Vasca y los "separatistas vascos".

(Acotemos que en el Estado Español tanto la Bandera Catalana como la Vasca estaban prohibidas desde 1923 por la dictadura de Primo de Rivera y su uso cartigado por la "ley").

De los insultos los más exaltados pasaron a los hechos y avanzaron hacia el escenario con la intención de hacerse por la fuerza con la Ikurriña lo que fue impedido con vigor por los jóvenes dantzaris cuyas edades oscilaban de los 20 a los 30 años…, utilizando los palos del tradicional baile Sobrevino un tumulto, que duró varios minutos y que finalizó con el retorno de los amigos de Millan Astray a sus asientos en tanto los dantzaris se retiraban en formación con la Ikurriña ante los aplausos de la mayoría de los asistentes del teatro.

Este relato lo escuché en julio del año 1963 en el Laurak Bat de Buenos Aires, de boca de uno de los espatadantzaris del Avenida, el gerniqués Juan Antonio Carulla, por entonces presidente de Acción Vasca de Argentina ´, entidad que desde 1933 ostentaba la representación de la Junta Extraterritorial del Partido Nacionalista Vasco en Argentina.

0 pensamientos sobre “Millan Astray y los vascos

  1. J.M.Agirre

    No puedo dejar de pasar la ocasión sin comentar otra actuación del esperpéntico general con los vascos.

    El 25 de julio del 36, en la terraza del Banco de España de Gasteiz, dió un tremebundo mitín, conminando a las malos españoles, a los nacionalistas, a que se arrepintiesen y vieniesen a besar la bandera española, entonces serían perdonados de esa terrible aberración. Acto seguido llamó al Obisto de la Diócesis, Monseñor Mújica, al que tras tratarlo como a un trapo, le obligo a pasar debajo de la bandera y besarla.

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: