200 días en la cárcel por negarse a entregar una grabación al juez

     
Josh Wolf, un joven de 24 años, lleva casi 200 días detenido en un centro penitenciario de Dublin, en el estado de California. Josh, un videógrafo freelancer, desafió en julio del año pasado una orden de un gran jurado federal que solicitaba que entregara el bruto de imágenes filmadas con su cámara en las que se ve a un grupo de anarquistas enfrentándose a la policía de San Francisco.

  

El joven se negó a entregar la cinta alegando que estaba protegido por la Primera Enmienda de la Constitución, que defiende la libertad de expresión y de prensa, tras lo cual, un juez federal le envió el 1 de agosto al centro de detención. Allí ha estado encerrado desde entonces, a excepción de unos días, mientras tres jueces de una Corte de Apelaciones fallaba sobre la legalidad de su encarcelamiento.

La raíz del problema, y el motivo por el que Josh Wolf acabó en prisión es que no está respaldado por ninguna organización periodística. El joven blogger se define como freelancer o periodista independiente pero el juez no le considera periodista y por tanto cree que debe entregar las imágenes rodadas en Julio de 2005, día en el que un policía resultó herido en una manifestación anti-globalización que Josh grabó con su cámara. Wolf vendió algunas de las imágenes a varios canales de televisión de San Francisco.

California, al igual que otros estados, tiene una ley que protege a los periodistas que trabajan para empresas de comunicación, de tener que hacer públicos los nombres de sus fuentes o entregar materiales que no hayan sido publicados o emitidos. Los fiscales federales que llevan el caso aseguran que Josh Wolf “se imagina que es periodista”.

El joven ha obtenido el apoyo de organizaciones como el “Comité de reporteros por la libertad de prensa” o “Reporteros sin fronteras”. Hace 3 semanas, su madre, Liz Wolf-Spada estuvo en Washington DC. Lucie Morillon, de “Reporteros sin fronteras” le ayudó a conseguir entrevistas con 15 miembros del Congreso o con personal que trabaja para los legisladores y Liz regresó satisfecha a California.

En el blog de Josh, Liz cuenta que Josh recibe muchas cartas y mensaje electrónicos de gente que apoya su causa. También en su blog pueden comprarse camisetas o enviarse donativos para su proceso e incluso pueden verse fragmentos de programas emitidos en diversos canales en los que se cuenta su historia. Josh cuenta en el blog que los internos han pasado varios días sin detergente en la prisión y explica las vicisitudes que atraviesan en el centro penitenciario.

De momento, y a falta de una decisión judicial, se ha convertido ya en el periodista que más tiempo ha pasado en prisión en la historia reciente de Estados Unidos.

0 pensamientos sobre “200 días en la cárcel por negarse a entregar una grabación al juez

  1. ioseba gorostidi

    Mi máxima repulsa a las acciones de esos y otros jueces que se pasan por donde todos sabemos la libertad. Ya sea de prense o individual. Por eso mi máximo apoyo a Josh Wolf. Que se haga JUSTICIA YA!!!!!!!!!!

  2. Helua

    No tengo ninguna simpatía por los USA, se q no soy justa, pero no lo puedo remediar. Dicho ésto, y aunque desconfío del tinglado entre jueces, abogados, periodistas y políticos americanos.. ufffff .. vaya mi apoyo para el chico ése.. Josh Wolf.. pero sobre todo, felicitarte a ti. Sr Foncillas, pq todo lo q he leido en tu blog y he escuchado en tus crónicas, siempre me ha demostrado q eres eso …. un vasco en Nueva York y un buen periodista…
    una vasca en Bilbo…

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: