La artista Anita Glesta “traerá” a los supervivientes de Gernika a Nueva York

Ayer por la mañana desayuné con la artista neoyorquina Anita Glesta. Desde que perdiera su apartamento el 11 de septiembre, está obsesionada con Gernika y las experiencias de los supervivientes del bombardeo ocurrido el 26 de abril de 1937. Desde hace más de 4 años, prepara una exposición titulada “Desde el cielo hasta el fondo. Gernika-Guernica”, que ha pasado por diferentes fases desde su concepción.

  

La primera idea de Anita era establecer un camino entre Gernika y Bilbao, “el camino de las voces de los supervivientes del bombardeo”. Las voces iban a surgir de unos aparatos que se activarían automáticamente al paso de los paseantes o caminantes. Su proyecto iba a tener lugar exclusivamente en Euskadi. Nunca pensó en exponer o mostrar en Nueva York pero las mil dificultades encontradas en Euskadi, a pesar de los apoyos entusiastas de algunos, la llevaron a comenzar a hablar de la muestra en una ciudad, que como Gernika, un buen día también fue atacada desde el cielo. Para su sorpresa, Anita se encontró con muchas personas que creyeron en su proyecto.

El mundo del arte en Nueva York, y en Estados Unidos en general, es muy diferente al concepto que podemos tener en Euskadi o en el resto de Europa. En Nueva York el arte no está subvencionado por los estados o por el gobierno federal. El ciudadano, o las empresas, pueden y de hecho dan dinero o fondos para el arte o para artistas. De esa forma ello desgrava en su declaración a Hacienda. Los artistas no reciben directamente dinero de las instituciones y normalmente tienen que conseguirlo ellos mismos a través de fundaciones u organizando eventos realizados para ese fin.

Anita Glesta, recibió el apoyo entusiasta de instituciones privadas como “The New York Foundation for the Arts” o “The New York State Council on the Arts”; recibió el apoyo, digo, aunque no ayuda financiera.

Por fin, tras muchos viajes a Gernika, entrevistas, dolores de cabeza, decepciones y sinsabores, el próximo 12 de abril Anita Glesta inaugura en el ‘White Box Exhibition Space’ de Chelsea una video instalación cuyo eje central son las entrevistas que realizó en Euskadi a varios supervivientes del bombardeo. Un “río de video” (otra video-instalación) conectará las dos paredes de la galería. Ahí se mostrarán imagines del cielo de Euskadi, caballos y toros y se escuchará el sonido de las campanas de la iglesia de la localidad vasca atacada por los nazis. No faltará una postal que reproducirá el famoso “Guernica” de Picasso.

Para la muestra, se editará un catálogo que contará con la participación de María Oianguren, directora de Gernika Gogoratuz, Iratxe Momoitio, directora del Museo de la Paz de Gernika y del director de la Kultur Etxea. Elisabeth Sussman, curadora del Whitney Museum ha escrito un ensayo para el catálogo.

La segunda parte de su proyecto “Sky Above Ground Below. Gernika-Guernica” llegará en junio. En la Plaza “Chase Manhattan” se colocarán ocho “cajas” (aparatos de audio) que emitirán las historias de los supervivientes del bombardeo de 1937. La muestra formará parte del “River to River Festival” del bajo Manhattan. Allí también podrán verse ocho esculturas de bronce, del estilo de las que Anita tenía pensado instalar en ese camino que llevaría al paseante desde Gernika a Bilbao.

Para Anita Glesta es importante cuestionar el papel del artista en el momento actual y quiere además establecer la relación de la supervivencia entre Gernika y Nueva York (el bombardeo de abril de 1937 y los ataques del 11 de septiembre de 2001). Ella no busca explicar conceptos como la identidad, similitudes ni diferencias entre el bombardeo y los ataques en las dos ciudades y recurre a una cita de la filósofa alemana Hanna Arendt, (su familia murió en los campos de concentración) en su libro “On Totalitarism” que reza: “the abstract nakedness of being nothing but human is the real danger” (La desnudez abstracta de no ser otra cosa que un ser humano es el peligro real).

Anita utiliza esa cita al final del video y en la última página de su catálogo porque explica lo que ella intenta expresar, que en ambos ataques se perdieron vidas inocentes.

Reconoce Anita, con cierta pena eso sí, que en cualquier caso el no haber contado con ninguna subvención para realizar su proyecto le da libertad total ya que no tiene que responder ante ninguna institución. “Claro que necesito la financiación”, me dice. Quizás se le hayan olvidado un par de instituciones ante las que tendrá que responder: VISA y American Express, y es que la artista está cargando muchos de los gastos del proyecto en sus tarjetas de crédito, lo que demuestra el empeño en sacar adelante este homenaje a las víctimas del bombardeo.

Anita Glesta vivió en Donostia entre los 14 y los 17 años con una familia vasca. Su “madre adoptiva”, superviviente del bombardeo, aparece también en el video. Reconoce que fueron años que la dejaron “muy marcada” y unida para siempre a Euskadi por una especie de cordón umbilical que atraviesa miles de kilómetros y que no hay “enfermera” que sea capaz de cortar. “Quizás si fuera vasca me darían dinero”, me comenta. “Who knows”, pienso yo.

0 pensamientos sobre “La artista Anita Glesta “traerá” a los supervivientes de Gernika a Nueva York

  1. Antxon Garrogerrikabeitia

    Me parece muy buena idea. Al tratarse Gernika de la primera experiencia histórica de exterminio d epoblación civil en la guerra moderna, pueden encontrarse muchas similitudes y experiencias compartidas con los ataques sufridos en New York el 2001. En ambos casos acciones llevadas a cabo sin rpevio aviso sobre unos ciudadanos totalmente desprevenidos y desarmados.

  2. Luis Foncillas

    Eskerrik asko Helua,
    siempre digo que nos debemos a nuestros oyentes y, en este caso, a nuestros lectores. Me alegra que te hayas animado a escribir.
    Por cierto, se cumplieron los 200 días y Josh Wolf sigue en la cárcel.
    Cuenta con el apoyo incondicional de una mujer que no se dará por vencida, que escribe en su blog y sigue haciendo todo lo humanamente posible para que sea excarcelado: su madre.

  3. Ines Medina

    Koitz,

    En este… documento, me ha gustado mucho el estilo sencillo en el que cuentas el proceso de búsqueda y lucha de la artista, Anita Glesta en este caso, para poder mostrar su trabajo.

    Refleja con precisión sus pasos, sus ilusiones y también sus merecidos logros. Finalmente, como ocurre en todo proceso de realización creativa, se transparenta tambien algún desencanto respecto a los apoyos… (esto es lo primero que se olvida en cuanto el proyecto se realiza, en cualquier caso).

    Enhorabuena, Koitz,

    Inés Medina

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: