¿Ha ninguneado la revista Time a George Bush?

La revista Time publica hoy viernes la lista de las 100 personalidades más influyentes del mundo. Políticos estadounidenses como Al Gore, Barack Obama o Hillary Clinton, líderes como Raúl Castro o el papa Benedicto XVI y actores como Leonardo di Caprio o America Ferrera, la actriz norteamericana que interpreta a Betty la Fea, figuran en el ranking que cada año elaboran los redactores y corresponsales de la revista.

  

Pero una vez más la polémica está servida, no por los que aparecen sino por quién no figura en la lista ya que, según el semanario, el presidente estadounidense George Bush, no es una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Anoche, el editor de la revista se defendía en la CNN, (que al igual que Time pertenece al grupo Time Warner), diciendo que Bush atraviesa por su peor momento de popularidad debido, sobre todo, a la hoy impopular guerra (o invasión, como se prefiera) de Irak.

Pero son muchos los que acusan al semanario de ningunear al presidente Bush y hablan incluso de falta de respeto ya que, en la lista, aparecen, entre otros, la secretaria de estado Condoleeza Rice, o el mismísimo Osama bin Laden, el enemigo número uno de Estados Unidos.

En la edición de internet de la revista, donde los lectores pueden opinar, la mayoría de ellos se muestran escandalizados de que su presidente no haya conseguido siquiera entrar en la lista y varios aseguran que cancelarán su suscripción a Time.

Una vez más, trato de trasladar -de forma imaginaria- la polémica a nuestro país y me pregunto qué ocurriría si un diario o revista vasca elaborara la lista de los personajes más influyentes de Euskadi y decidiera no incluir en ella al lehendakari Ibarretxe. ¿El Drogas sí pero Ibarretxe no?, ¿Bernardo Atxaga sí pero Ibarretxe no?…

Creo que en ese caso las opiniones estarían divididas entre nacionalistas vascos y nacionalistas españoles. Supongo que los primeros se escandalizarían y los segundos se regocijarían.

Me temo que, en Estados Unidos, no existe una línea divisoria como esa que he marcado, quizás de manera ingenua, en Euskadi por aquello de elucubrar. Estoy seguro de que de la cantidad de opiniones vertidas en el foro de internet de Time no se divide de manera tan simple como votantes demócratas o votantes republicanos.

Creo que los estadounidenses, al margen de su ideología, se han ofendido por el hecho de que una revista, para más inri norteamericana, no haya puesto en la lista a su presidente. Y es que ¿cómo es posible que su ministra de exteriores, Condoleeza Rice, la persona encargada de trasladar a todo el mundo la visión de George Bush esté en la lista y él haya quedado fuera?.

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: