Txacoli español

No, no se trata del “chacolí” que, según me han contado, se produce en Burgos. Me estoy refiriendo al txakoli de Bizkaia, Gipuzkoa y Álava. La revista “Out”, la publicación gay más popular de Estados Unidos, dedica en su edición de mayo, una página entera al "txacoli" que proviene del “País Vasco español”. Creo que la culpa del error -confundir un vino vasco con otro español- no es sólo del periodista que firma el artículo, Stephen Weiss, lo es también de los productores que no se preocupan de imprimir “Basque Country” en la etiqueta.

  

Yo compro txakoli con frecuencia (y no precisamente para acompañar las ostras, el pescado crudo o las almejas, como recomienda en el artículo Cynthia Sexton, del Manhattan Chelsea Wine Vault) y jamás he visto en la etiqueta que el País Vasco sea el lugar de origen de este vino. Les basta con poner que es de Bizkaia, Gipuzkoa o Álava y a continuación ponen Spain, con lo que el daño ya está hecho. Desde casa, no hace falta que venga nadie de fuera para decirnos “de dónde somos”. Entiendo –es la única razón lógica que se me ocurre- que, por razones legales, deben poner la palabra Spain pero obviar País Vasco me parece un error.

En fin, no me quiero cabrear más. Intenté escribir este artículo hace un par de semanas pero me puse de tan mal humor que lo dejé arrinconado. Como el asunto no se me va de la cabeza, hoy he tenido que desenterrar la revista de la pila donde la escondí y escupir lo que acabo de hacer.

Ya sé que no está de moda ser nacionalista (vasco, claro) pero es que como a algunos el vino, yo lo debo llevar en las venas, mas cuando uno lee declaraciones como las que hacía ayer el fiscal general del Estado (español), Cándido Conde-Pumpido tras la ilegalización de las listas que podrían estar vinculadas a Batasuna…

Por cierto, el artículo de marras, que ha llegado a quitarme el sueño, sugiere el consumo de estas marcas: Ameztoi, Txomin Etxaniz, Ulacia (Getariako txakolina), Uriondo (Bizkaiko txakolina) y Xarmant (Arabako txakolina).

No puedo dejar de publicar una de las frases con la que termina el artículo: “como muchos de nosotros, el txacoli es mejor cuando es joven”. El artículo da comienzo con un dicho español: “El buen vino hace daño en la cartera, el vino malo, estropea el estómago”. ¡Como me lo ha estropeado a mi este artículo…!

0 pensamientos sobre “Txacoli español

  1. ioseba gorostidi

    Me adiero a tu cabreo y comento lo siguiente: Recuerdo que no hace mucho se presentó en Nueva York la gastronomía de Bizkaia, con tres o cuatro cocineros Bizkainos, y yo me pregunto si siendo E.H. tan pequeña aún tenemos que promocionarnos en el mundo por separado como si Bizkaia tuviera que ir por libre. Me imagino, ojalá me equivoque, que además ni se mencionará a Euskal Herria en esas presentaciones. En mi modesta opinión creo que la “fuerza” de nuestra gastronomía ( y de nuestro país) está en el conjunto de los herrialdes. No creo que ningún crítico gastronómico se desplace desde Nueva York hasta Bizkaia si esta estuviera en un rincón de la India, por ejemplo, aún sabiendo como sabemos todos, que Bilbao es el centro del mundo, jejeje, y no la Gran Manzana (que se habrán creído esos yanquis). En mi modesta opinión creo que tendríamos que ir todos a una por el mundo promocionando, en este caso la gastronomía, en conjunto. Promocionemos EUSKADI en su globalidad, que eso es lo que atraerá a la gente, creo yo. Si alguien tiene un Atlas del mundo a mano que mire el tamaño de nuestro país y la de los demás países. Nos irá muchíiiisimo mejor si vamos todos en el mismo barco. Aprendamos de los empresarios que de eso saben. Se meten todos en un avión y allí van a vender sus productos.
    Bueno, termino ya que os vais a dormir con taqnto rollo que cuento.
    Saludos a todos

  2. Jesus

    Eres un nazi, solo la gentuza batasuna como tu puede decir tamañas sandeces. Solo te puede contratar el grupo de fascistas que mantiene el Pais Vasco como el unico reducto de Europa donde no existe libertad por culpa de nazis como tu.

  3. Manu

    Te equivocas de plano si crees que el autor es un nazi. Me da la impresión de que ni le conoces ni le has escuchado en la radio pero te aseguro que de nazi no tiene nada. Me parece que el nazi y el que no respeta las opiniones ajenas eres tú, Jesús. Deberías respetar la libertad de expresión y dar tus opiniones sin insultar a los demás, en particular cuando son tan injustas.

  4. gaspar

    Jesus: precisamente los nazis hacian todo eso q tu defiendes, al resto de comentarios contestate tu mismo. gora euskal herria pd.promocionar una parte de algo no es discriminar al resto, x otro lado euskal herria si es euskal herria x muxo q les pesa a algunos

  5. Marta

    Hola Jesús:
    Quisiera contestar al comentario que has hecho acerca de que Luis te parece un nazi y un batasuno. Lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido escribirte para preguntarte si eres un imbécil, aunque prefiero no hacerlo porque no quiero entrar en una carrera de descalificaciones que has empezado tú con tu comentario sobre Luis, al que intuyo que no conoces porque de otra manera no me explico tus líneas. Si no me equivoco llamas a la tolerancia y al respeto, pero me parece que te olvidas de ambos al tratar el comentario de su blog como lo haces. Quisiera que tuvieses en cuenta que vivimos en un país y yo lo digo por el mío, España, donde hay derecho a la libertad de expresión y pensamiento. Y cada uno tiene derecho a expresar sus opinions libremente. Con ellos, se crea un espacio de intercambio y debate donde los amigos expresan opiniones diferentes y aprenden los unos de los otros. Luis, por cierto, no es un nazi. Es muy buena persona y un gran profesional y siempre respeta a los demás, aunque me parece que tú no sabes mucho de eso.

  6. Alberto

    Con gente como Jesus donde podemos llegar,que presumen de tolerantes etc,etc,no hace falta estenderse mas sobre el tema,la ignoranciaes muy atrevida,como se nota que no conoce a Luis,pobres batasunos,salen por todas partes que como en todo hay detodo pero tienen todo el derecho del mundo a pensar lo que les de la gana,o no
    Agur

  7. Alberto

    Con gente como Jesus donde podemos llegar,que presumen de tolerantes etc,etc,no hace falta estenderse mas sobre el tema,la ignoranciaes muy atrevida,como se nota que no conoce a Luis,pobres batasunos,salen por todas partes que como en todo hay detodo pero tienen todo el derecho del mundo a pensar lo que les de la gana,o no
    Agur

  8. Aitzol Azurtza

    Hola Luis, el problema no es tanto del periodista que escribió el artículo sino de los productores de nuestros vinos que no especifican con claridad la procedencia de sus productos. No sólo los chacolíes no indican su origen vasco sino que tampoco lo hacen los vinos alaveses de Larrioja, y así con un gran puñado de productos vascos de comercialización internacional. En comparación, los productores de Iparralde son más claros en identificar el origen territorial de sus productos. Y no sólo indican que sus vinos y quesos han sido “Produits au Pays Basque” sino que además suelen tener etiquetados bilingües (en euskera y en francés), algo que los productores de Hegoalde no se molestan en hacer.

    Me da la impresión de que el término “Basque” vende en Francia y en otros países y que es sinónimo de calidad por lo que me sorprende muchísimo que los productores de Hegoalde no indiquen “Producto del País Vasco” o “Produced in Basqueland” o algo similar en los etiquetados como táctica para vender más. Tal vez sea que la red de distribución internacional de los productores de Hegoalde no considere el elemento “Basque” como valor añadido y es posible que no esté promocionando adecuadamente sus productos vascos en el mercado mundial.

    Simplemente te comentaré que durante mi septenio londinense conseguía encontrar sin mayores dificultades vinos de Irulegi (de la Baja Navarra) y quesos de oveja Etorki e Irati-Ossau (de Zuberoa), pero encontrar un vino alavés o navarro, un chacolí o un queso de Idiazabal o del Roncal resultaba tarea casi imposible. Todo lo anterior me hace concluir (1) que los productores de Iparralde no se avergüenzan de sus orígenes, (2) que consideran el origen vasco de sus productos como una característica vendible y vendedora, y (3) que tienen acceso a redes de distribución más eficientes que sus compatriotas de Hegoalde.

  9. ioseba gorostidi

    Cree el ladrón son todos de su condición y por ello el amigo Jesús, que no dudo sea íntimo de iker y Felipe, sino la misma persona, rebuzna a más no poder. Qué feliz sería el pendejo este con el brazo en alto, cara al sol en la plaza de Oriente en Madrid…. sigo brincando imaginándome el futuro de esos partidos españolistas con estos miembros dando mítines.
    Besarkada bero bat Luis eta segi aurrera.
    Ioseba Gorostidi

  10. aizterri

    este debate me parece muy interesante: ser nacionalista es ser nazi. Y posiblemente algunos nacionalismos, como el del PP tenga visos de totalitarismo. Les encantaría volver al 18 de julio, en muchos casos. Como me decía en una ocasión sabino ayestarán, el conocido como conflicto vasco es muy simple: los vascos tenemos una identidad psicológica muy marcada y muy definida de lo que es ser vasco, pero no contamos con el reconocimiento social. Ahí está el tema del Txkoli!
    Tenemos que estar como predicadores, defendiendo algo que para nosotros es obvio. Como si a un español lo tomaran por francés y tuviera que dar explicaciones constantemente defendiendo su hispanidad. Yo no me considero nacionalista, si ser nacionalista es sentirse mejor que aquellos que no son del mismo espacio cultural en el que te has criado. Pero soy euskaldun y no español. Y aunque el tema me astíe y a veces me sienta como un euskomisionero por el mundo o mal visto por los que van de “progres”, no me cansaré de defender, de explicar y de trasladar que los vascos existimos. Más allá del folclore y del queso de ideazabal. Luís eres un valiente, te animo a que sigas escribiendo en términos de franqueza, transparecia e intensidad intelectual.
    Euskal Herriarekin baino gehiago euskararekin nago maiteminduta. Nazio bat baino gehiago garelako!

  11. jon ander

    estoy totalmente de acuerdo con el comentario de aitzol. Creo que es el único que ha analizado la situación correctamente. Pienso que el resto habéis hecho análisis muy viscerales. Tenemos que sumar, no restar.
    Eskerrik asko.

  12. Luis Foncillas

    Gracias a todos por vuestros comentarios aunque siento las descalificaciones personales y los insultos de algunos.
    Yo también creo que Aitzol ha dado en el clavo. Aitzol, me alegro de que te hayas animado a participar en este espacio que está abierto a todos.
    Aizterri, te seguiré en tu blog.

  13. Ignacio Yoldi

    Los vendedores de vino son negociantes y todo negociante lo que quiere es vender su producto. Ponen en la etiqueta lo que les parece además de lo que les obligan. Si no consideran que poner lo de “producido en EH” les va a ayudar a vender no veo porque tengan que hacerlo, ciertamente no por satisfacer a los que teneis una ideología nacionalista que al menos nos dejareis no compartir.

  14. Ignacio Yoldi

    Los vendedores de vino son negociantes y todo negociante lo que quiere es vender su producto. Ponen en la etiqueta lo que les parece además de lo que les obligan. Si no consideran que poner lo de “producido en EH” les va a ayudar a vender no veo porque tengan que hacerlo, ciertamente no por satisfacer a los que teneis una ideología nacionalista que al menos nos dejareis no compartir.

  15. ioseba gorostidi

    Ciertamente creo que se debería de quitar de las etiquetas toda alusión al nacionalismo. Al español, claro está, que es el que, creo yo, impone los etiquetados Made in Spain. Eso es como lo de las banderas, que muchos queremos que ondee la nuestra y otros imponen la suya a garrotazos, o decretazos como en Nafarroa. Y opino que el “producido en E.H.” ayudaría muchíiiiiiiisimo, no en España,claro está, que bien que se ocupaban algunos medios de comunicación en desprestigiar a los productos y empresas vascas acusándolas poco menos de colaboración con banda armada, como ya recordaréis todos. Para cuándo el respeto del nacionalismo español a los que no compartimos su ideología.

  16. liberal

    Vascos y vascas, despertar de matrix! La historia (verdadera) más grande que jamás os han contado.Para gente abierta de mente recomiendo encarecidamente este blog: blogs.diariovasco.com/cuevavasca/
    La verdad escuece

  17. true

    LOS MITOS DEL NACIONALISMO VASCO
    ____________________________________________

    LA «IKURRIÑA»

    Habían merendado en casa de D. Ángel Zabala Tremoya-Ozámiz, Sabino de Arana, el anfitrión y otro amigo. Trataban de temas concernientes al nacionalismo que estaban poniendo en marcha. Zabala preguntó: ” ¿Cómo será nuestra bandera?”.

    En la sala había una litografía que representaba un buque británico. Sabino tomó una caja de lápices de colores y sobre el pabellón del buque pintó los colores rojo, blanco y verde. “Esta será nuestra bandera”. El cuadro en cuestión existía todavía hace unos quince años en casa de D. Aingeru Zabala, nieto de D. Ángel.

    Había que justificar la bandera adoptada y los signos de que se componía. La fértil imaginación de Sabino de Arana recurrió a la mítica batalla de Arrigorriaga. No importa que no exista ningún documento histórico que la mencione. Sabino de Arana, después de un alambicado razonamiento en que dio brillantes pruebas de su poder de fabulación, fijó su fecha: el día de San Andrés del año 808. Así justificó la inclusión de la Cruz de dicho Apóstol en su inventada bandera. Para la cruz blanca no necesitó inventar nada. Ya figuraba en algunas representaciones adulteradas del escudo del Señorío. Adulteradas porque, como demostró el historiador carlista Labayru, dicha cruz la introdujeron algunos copistas sin que correspondiera al auténtico escudo.

    El mismo nombre de “ikurriña” es otro producto de la imaginación de Sabino. “Arresoaren bandera, ai, nolakoa ote da?” ( «¿Cómo será la bandera de los de Areso ?» ) , cantaban o cantan los de Leiza para burlarse de los de su vecino pueblo. En el himno de San Ignacio se dice: “Inazio or dago, beti erne dago bandera zabalik …” ( «Ahí estás Ignacio, firme con la bandera desplegada»). A Sabino no le iban las palabras de origen castellano. Recurrió al verbo irakurri (leer). Se imaginó que estaba formado por las raíces ira e ikurri, interpretando que “leer” equivalía a “dar significado”. De ello dedujo o imaginó que en vascuence existió el verbo ikurri, “significar”. De ahí a la palabra ikurriña, “lo que hace significar”, no había más que un paso. El fallo estaba en que irakurri también significa “vendimiar”. No es el vascuence el único idioma en que “leer” y “vendimiar” vienen significados por la misma palabra. Lo mismo ocurre en latín y en alemán. (Legere y lesen). Parece ser que latinos, germanos y vascones encontraron cierta relación entre la recolección de la uva y la lectura.

    No comprendemos cómo nadie se ha dado cuenta, o al menos se lo callan, que en la configuración de la ikurriña se han vulnerado las normas de la heráldica que prohiben el color sobre color y metal sobre metal. Aparece la cruz verde de San Andrés sobre un campo rojo (gules). La bandera que más se asemeja a la ikurriña es la de la marina imperial rusa. En campo rojo (gules) tiene una cruz de San Jorge de plata (blanca) y otra de San Andrés azul. Pero, para respetar las reglas de la heráldica, esta última está sobre otra cruz de plata. Así se evita el azul sobre rojo. Para cumplir las normas de la heráldica, debería ser modificada la ikurriña de modo que entre la cruz verde de San Andrés se interpusiera otra blanca, como la rusa. Sabino pensó su bandera para Vizcaya. Su partido la adoptó como propia. En 1931 Luís de Arana Goiri, hermano de Sabino, protestó cuando los nacionalistas proponían su ikurriña como bandera de todos los vascos. Dijo que ellos la habían concebido como bandera de Vizcaya y que para Euzkadi había que inventar otra.

    ____________________________________________

    EL «ABERRI EGUNA»

    Cuando los nacionalistas comenzaron a celebrar esta fiesta, coincidiendo con el Domingo de Resurrección en 1932, dijeron que conmemoraban los cincuenta años desde que Sabino de Arana había recibido la inspiración de que los vascos formaban una nación distinta de la española. Citaban incluso un texto de su fundador que rezaba: “Pero el Domingo de Resurrección de 1882, ¡bendito el día en que conocí a mi Patria!…” D. Juan Olazábal Ramery había estudiado en los jesuitas de Orduña con Sabino de Arana. Había sido amigo suyo y conservó esta amistad hasta la muerte de Sabino. Cuando los nacionalistas mencionaron el año 1882, como la fecha en que Sabino se convirtió al nacionalismo, quien había sido su amigo en vida publicó un artículo en La Constancia, de San Sebastián, en que desmentía semejante afirmación. Según Olazábal, Sabino se mantuvo carlista hasta 1888, fecha en que ambos siguieron la escisión integrista. En 1882 no tenía ni la menor idea de nacionalismo. Terminaba el artículo diciendo que, al final de su vida, Sabino renunció a sus postulados independentistas y que, como siempre se había mantenido en línea doctrinal tradicionalista, Sabino había retornado al tradicionalismo español.

    Ignoramos la intensidad de las relaciones de Sabino y Olazábal desde que abandonaron el colegio y, por tanto, el fundamento de las afirmaciones de este último. Pero algo habría porque Olazábal mantuvo hasta 1932 la esperanza de que los nacionalistas retornasen al primitivo redil integrista. Perdió esta esperanza y rompió radicalmente con ellos cuando aceptaron las propuestas de Prieto y renunciaron a las reclamaciones de tipo confesional contenidas en el primer
    proyecto de estatuto. A partir de entonces su enfrentamiento con los nacionalistas sería total. En 1934 publicó un folleto en que les acusaba de haber estado complicados en la revuelta marxista de octubre. Esto no se lo perdonaron los nacionalistas. En julio de 1936 lo detuvieron. Lo llevaron a Bilbao al retirarse de San Sebastián y fue fusilado en el asalto a las cárceles del 4 de enero de 1937, a la edad de 72 años. Es por tanto muy probable que fuese una invención posterior de sus seguidores lo de la “inspiración patriótica” recibida en 1882, y que la elección de esa fecha para “Día de la Patria” se debiera aun malsano deseo de confundir lo temporal con lo eterno y dar un carácter patriótico a la fiesta clave del Cristianismo.

    El seguidor de Sabino que verdaderamente introdujo el nacionalismo en el movimiento separatista fue Engracio de Aranzadi, “Kikitza”. Este publicó su obra “La Nación Vasca” en la que aplicaba las doctrinas nacionalistas de Mazzini. Un jesuita, profesor de Deusto y simpatizante del nacionalismo, le salió al paso y denunció la presencia de conceptos panteístas en la misma. El hecho es que ya el día 1 de Abril de 1923, Domingo de Resurrección, celebraron los nacionalistas un gran acto público en el Frontón Euskalduna y “Kikitza” lo anunciaba, en el diario Euzkadi, del que era director, de este modo: “Ha llegado el gran día. El día de la Resurrección es nuestro. En él la patria se yergue gloriosa, pisando la tumba preparada en siglos de ceguera infinita. Se levanta vencedora, burlándose de la muerte, la nación más antigua de Europa, engalanada con los esplendores de una juventud eterna”.

    En ocasiones hemos leído semejante párrafo a nacionalistas, les hemos citado el día y mes de publicación y les hemos propuesto como adivinanza que nos dijeran en qué periódico pudo haberse publicado. Siempre contestaban: Arriba, El Alcázar o Hierro (diario de FET de Bilbao). Y es que tanto el nacionalismo vasco, a través de «Kikitza», como el español, a través de Ortega y Gasset, beben en la misma fuente: Mazzini. No está de más que reproduzcamos otro párrafo del mismo artículo para que se vea que el nacionalismo centralista y totalitario: « …La persona nacional vasca es una. Los antiguos Estados son miembros de esta personalidad nacional. Se deben a la unidad, a la totalidad, a la nación. No son, no pueden ser sujetos de derechos los miembros; solo la persona lo es…». «Kikitza» negaba todo principio de subsidiaridad. En el año en que se comenzó a celebrar el “Aberri Eguna” los ánimos estaban muy soliviantados en el País Vasco por la política anticristiana de la República. El PNV convocaba la celebración en los siguientes términos: «El día de la Resurrección del Señor. Día de la Patria Vasca. Un solo día para fundir dos recuerdos queridos: la Resurrección del Señor, que al triunfar de la muerte por sí nos lega la prueba más clara de su divinidad; la resurrección de la raza vasca, salvada de la muerte por Sabino”.

    El fundamentalismo es una forma de la herejía monofisita que confundía lo divino y lo humano de Nuestro Señor. El fundamentalismo puede llevarnos a una teocracia que nunca ha sido admitida por la Iglesia Católica. Pero puede ir por un camino peor: el de la religión al servicio de intereses temporales y “más peor”, cuando esos intereses son los de la Revolución, los de Satanás. El hecho es que tenemos, como caso único en España, un partido político que regula la celebración de una fiesta puramente civil por el calendario litúrgico católico. ¿Puede darse una confusión mayor entre Dios y el Cesar?

    LOS NOMBRES “VASCOS”

    El vascuence nunca ha sido empleado para las inscripciones de actas bautismales. El mismo Pierre de Axular, autor de la primera obra importante en vascuence, siendo párroco de Sara, asentaba sus partidas bautismales en castellano. De acuerdo con las normas eclesiásticas se imponían nombres extraídos del santoral con las formas habituales en la época. Así tenemos Joseph, Josef y José. Los nombres precristianos de los vascos fueron cayendo en desuso y para encontrarlos hay que recurrir a documentos medievales. Sabino de Arana quiso remediar esa carencia y compuso su “Euzkotar Ixendegía” o “Santoral Vasco”. Tomó un catálogo de nombres cristianos. Recurrió a sus formas en los idiomas de donde procedían y los transformó de acuerdo con unas normas fonéticas que se inventó. Así nacieron por ejemplo Koldobika (Luis) del germano Klotwig y Kepa (Pedro) del arameo Cefas. Se encontró con una dificultad. En vascuence no existe género. ¿Cómo distinguir a Antonio de Antonia? Sabino encontró solución al problema. Había leído que existía la creencia popular de que los recién nacidos varones cuando lloran abren la boca y emiten una “a”, mientras que las hembras la cierran y emiten una “e”. Los nombres de varón terminarían en “a” y los de hembra en “e”. Estos nombres fueron inmediatamente aceptados por sus seguidores políticos. El resto de los vascos los puso en cuarentena. El P. Resurrección Mª de Azkue escribió un opúsculo titulado: “A Propósito del Santoral Vasco” en que refutaba las leyes fonéticas que utilizaba Sabino. Poner esos nombres a sus hijos constituía una declaración de adscripción política. Cuando los nacionalistas reclamaban el derecho de bautizar a sus hijos en “su lengua”, mentían. Otra cosa habría sido que reclamasen en derecho de imponer a sus hijos el nombre que ellos querían, sin más explicaciones. Porque no vamos a defender aquí la Ley de Registro Civil que los liberales copiaron de Francia y que excluía los nombres en idiomas distintos del oficial. Norma que no existía en otros países, como Alemania. El que un alemán, que había vivido muchos años en Barcelona, pudiera poner a su hija el nombre de Mercedes ha dado lugar a que hoy esté extendido por el mundo para designar una acreditada marca de automóviles. Del santoral sabiniano los nacionalistas pasaron a la leyenda para tomar sus nombres.¡Quién le hubiera dicho a nuestro Navarro Villoslada, cuando escribió su novela “Amaya”, como un canto a la Unidad Católica española, que ese nombre sería utilizado por los nacionalistas vascos para llamar a sus hijas! La misma leyenda se les quedó pequeña. Hoy se imponen a los niños, como vascos, nombres que no tienen el menor sentido. Que suenan a vascos, pero que nadie sabe qué significado tienen. Hace unas semanas creímos ver visiones cuando leímos que aun niño le llaman “Adur”. “Adur” quiere decir “baba” y son los inmigrantes quienes con más facilidad aceptan esos nombres que no son vascos. Quieren “integrarse” y aceptan como de la tierra lo primero que les ponen por delante. Un canónigo de la Catedral de Bilbao, notorio nacionalista, se quejaba en una carta al director del empleo de esos nombres no cristianos. Decía que eso no es lo que Sabino pretendió. “No es eso, no es eso”. Esa queja nos suena.

    _____________________________________________

    EL OLENTZERO

    En algunos pueblos de Navarra y Guipúzcoa existía la costumbre de sacar el día de Nochebuena un grotesco muñeco, gordinflón, sentado en una rústica silla y fumando en pipa. Era el Olentzero. Dice la leyenda que un carbonero vio en oriente una gran luz, el día que nació Nuestro Señor y bajó al pueblo a anunciar a sus vecinos el fin de una época y el principio de otra. Otros afirman que la fiesta de Olentzero es un resto de las saturnales romanas que se introdujeron entre los vascones. Como quiera que sea, la fiesta era desconocida en casi todo el País Vasco-navarro, con excepción de la zona mencionada. Hace unos 45 años se introdujo la costumbre en San Sebastián. De allí paso a Bilbao y al resto del País Vasco. Hoy el Olentzero es como un Papá Noel vasco que trae juguetes a los niños y, como Papá Noel, está sirviendo para desplazar al Niño Dios del centro de la fiesta. Entre los medios sociales descristianizados ya ni se menciona la palabra Navidad, se festeja la fiesta de Olentzero. La celebración es reciente. Pero han conseguido hacer creer a todo el mundo que se trata de un fiesta tradicional de todo el País Vasco. Y para que no falte la anécdota que demuestra la parte que tienen los clérigos nacionalistas en la descristianización de nuestras costumbres, hemos de hacer constar que fueron grupos juveniles acogidos a determinados conventos, y luego otros de parroquias, los primeros en salir a la calle con el grotesco muñeco que hoy disputa la fiesta de Navidad a Dios hecho Hombre.

    ———————————————

    EL INVENTO DE LA PALABRA EUZKADI

    Las palabras euskera, euskalduna y Euskalerría, eran de uso corriente en el vascuence y significaban respectivamente «el vascuence, el que habla vascuence y el Pueblo Vasco» Todas ellas contienen la raíz eusk. Sabino de Arana transformó eusk en euzko. Con zeda. Con su fértil imaginación encontró una explicación para el término. Siguiendo las leyendas que hacían proceder a los vascos de oriente, imaginó que eran adoradores del sol y que, siguiendo al astro rey, llegaron a nuestra tierra. No se le ocurrió pensar que, de ser cierta tal explicación su asentamiento definitivo tendría que haber sido Galicia o Portugal. Sol en vascuence se dice eguzkia, Sabino de Arana imagina que los vascos se denominaban a si mismos como eguzkikoak «los del sol», que se contrajo en euzkoak. De este modo el nombre de la lengua se transforma en euzkera a pesar de las protestas de todos los conocedores del vascuence, y especialmente de su correligionario navarro Arturo Campión. Es de advertir que en casi toda Vizcaya confunden la «ese» con la «zeda». No así en el resto de Euskalerría donde se diferencian claramente y pronuncian la «zeda» pegando la lengua al paladar y dejando como un conducto intermedio para la salida del aire, sin sacar la punta de la lengua como se hace en Castilla. Por eso para los vizcaínos era lo mismo euzkera que euskera. Como euskaldun realmente significa «que habla vascuence», Sabino inventó la palabra euzkotarra, para denominar al vasco, hable o no el idioma. En Ondárroa se la utilizó para designar a los nacionalistas ya que eran estos quienes así se autodenominaban.

    Euskalerría es, en rigor, el país donde se habla vascuence. Por eso Sabino inventó la palabra Euzkadi, componiéndola con las raíces euzko y -di. Con ello quiso significar «conjunto de vascos». Efectivamente la raíz -di, -ti, significa un colectivo. Pero nunca de personas y siempre de vegetales, especialmente árboles y arbustos: pagadi, aristi, artadi, piñudi, gorostidi… Muchas de estas palabras son apellidos. Ni qué decir tiene que los carlistas rechazaron las innovaciones por erróneas y por partidistas. En los enfrentamientos, cuando unos gritaban ¡Gora Euzkadi Askatuta!, los carlistas contestaban: ¡Gora Euskalerría! La aparición de ETA y de una intelectualidad vasca izquierdista e innovadora supuso el que casi todas las teorías lingüísticas sabinianas fueran abandonadas. Se empezó a escribir Euskadi con «ese». Hoy es la forma normal excepto en algún acérrimo seguidor sabiniano. Últimamente incluso esta misma forma está siendo desplazada por el término Euskalerría. De esto se quejaba hace poco un periodista nacionalista que recordaba que ése es el término utilizado siempre por los carlistas.

    _____________________________________________

    CONCLUSIÓN

    A la vista de los hechos hay que hacer constar que el nacionalismo ha tenido un gran éxito en difundir “sus” mitos y hacerlos pasar como tradiciones vascas. Esto nos tiene que hacer reflexionar pues si, quienes estamos obligados a ello, hubiéramos puesto más interés en la conservación de las auténticas, no se habría producido el vacío que ha permitido la entrada de tanta falsificación. Los nacionalistas, por su parte, pueden estar muy orgullosos de su éxito con el que no han conseguido más que poner etiqueta de vasco a lo que no lo es y matar la auténtica alma de nuestro pueblo.

  18. IkerAndia

    el pais vasco es españa. Lo siento si te jode.

    Cualquiera es libre de sentirse como quiera. Si alguien se siente de guipuzcoa, de vizcaya, o de alava y no vasco, es libre de ello. Lo siento si te jode.

    ¿Que no está de moda ser nacionalista? EN EL PAIS VASCO ES DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO EL FASCISMO VASCO, SI NO, ESTÁS OBLIGADO A LA EXTORSIÓN, AL ASESINATO, A LA EXCLUSIÓN DE LA “SOCIEDAD”, Y EN EL MEJOR DE LOS CASOS AL OLVIDO. Por favor no mientas.

    STOP FASCISMO VASCO. STOP APPERHEID EN EL PAIS VASCO A LOS NO FASCISTAS VASCO.

  19. daniel

    La bandera española, no es un invento?
    El dia de la raza española no es un invento?
    La raza, española no es un invento?
    Tiene RH la raza española ?
    Los reyes magos, no son un invento?
    La palabra españa, no es un invento?
    Invento de un idioma que viene de otro idioma que viene de otro idioma….. que viene derivado de la India.
    Conclusion; ir a la escuela incultos.

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: