¿Se acaba la vida a los 40?

Llevo varios años oyendo hablar del último libro de Fernando Luis Chivite. Fernando es amigo de varios amigos míos –creo que él y yo no nos conocemos personalmente, aunque puedo estar equivocado- y me contaban que estaba escribiendo una novela en la que varios de los personajes están basados en personas reales -mis amigos y conocidos-. El sábado, por fin, recibí un ejemplar de la novela titulada “Insomnio”, que fue ganadora del Premio Café Gijón de Novela 2006. Me la envió mi amigo Nando. El personaje de la novela llamado Ladis García está basado en él y creo que tenía interés en que la leyese.

  

De entrada diré que Fernando Chivite la dedicó “Para nuestro hombre en Nueva York”, lo cual me gustó, así que empezamos bien. La he leído durante el fin de semana, la mayor parte durante el sábado que llovió sin parar. Pero no la leí porque lloviera sino porque me gustó y no podía dejarla. En mi opinión, la segunda parte es mucho mejor que la primera, más entretenida. El libro tiene lugar en varias ciudades pero los personajes son casi todos de Pamplona-Iruña y, como he dicho al principio, reconozco a varios de mis amigos y conocidos, sus historias, sus vivencias, sus locuras, que también han sido las mías.

En Diario de Noticias, Chivite cuenta que “ésta es "una novela sobre la realidad", donde "no hay elfos, ni enigmas cátaros ni crímenes truculentos cometidos en un sótano". “En estas páginas”, dice Chivite, “hay gente corriente, personas normales”, que, si bien son ficticias, “la intención del narrador es tratar de que se parezcan a las personas reales, que nos resulten lo suficientemente próximas como para propiciar la identificación”. “El narrador”, dice el periódico pamplonés, “va desgranando las experiencias de más de veinte personajes que traspasan la frontera de los cuarenta con la sensación de que la vida no les ha dado lo que esperaban”. “Pero la cuarentena, no supone el final de nada, sino “el comienzo de una nueva vida que no tiene por qué ser peor que la primera. Cuando llegas a esta edad, tienes que aceptar que, a pesar de todo, vives en este mundo, y que ya resulta un poco patético seguir yendo de ingenuo con ciertos temas”. Y no es que uno ‘claudique”, o abandone aquello en lo que creía, sino que “tiene que asumir la realidad para tratar de ser un poco feliz”.

Reconozco que conforme iba reconociendo a los verdaderos personajes en los que se basa Chivite me he reído a carcajadas. Nando, uno de mis mejores amigos, sale bien parado; creo que él, al principio, tenía  miedo de no hacerlo… En la página 149 Ladis (Nando) dice: “los imbéciles son los que se dejan engañar, los inteligentes los que se engañan a sí mismos”, una frase que bien podría haber salido de sus labios.

Al final del libro, me ha dado la sensación de que Chivite ha creído que tenía que terminarlo y lo ha hecho, por lo que espero con ganas su próxima novela que, según el periódico pamplonés, “repite tono, intención y narrador”.

He pasado un buen fin de semana reconociendo a algunos de los personajes en los que se basa la novela y me preguntaba si el libro puede resultar de interés para quienes no conocen a los Nandos, Begoñas o Ricos, de cuyas experiencias y vivencias he sido partícipe durante años, y creo que la respuesta es que sí. No en vano, Fernando Chivite obtuvo el prestigioso Premio Café Gijón el año pasado.

Me contaba Nando el sábado por la mañana que,  al haber sido publicado por una editorial importante, Acantilado, el libro se distribuye en todo el estado (sí en ese) y en Latinoamérica , por lo que muchos lectores que no conocían a Chivite (La tapia amarilla, La fuga de todo y El viaje oculto, y los libros de poesía El abismo en la pared y Calles poco transitadas) tendrán ocasión de disfrutar de sus obras.

0 pensamientos sobre “¿Se acaba la vida a los 40?

  1. Rezi

    Soy un recién llegado a la cuarentena, y la verdad es que me ha picado la curiosidad.

    Sobre todo porque no he notado nada de nada. Igual es que soy un inconsciente, o que ya había realizado el proceso mental antes (lo que me suena todavía peor).

  2. Jose D

    Yo ahora tengo 37 y, a pesar de que antes no me preocupaba por el asunto de la edad, conforme me voy acercando a los 40, veo la cifra como una suerte de barrera sicológica; y me inquieta un poco.
    Saludos Mr, “Foncelas”.He descubierto hoy su blog y he leído con placer algunas cosillas. Lo de la confusión “pulpera” va a ser el insomnio; seguro.
    Afectuosamente…ese pesao donostiarra.

  3. Luis Foncillas

    1. Creo que un tanto inconscientes somos tod@s, lo cual, como creo que diría Chivite, es normal.

    2. Me alegro de además de como oyente tenerte como lector y “contribuyente” al blog con tus comentarios. ¡Bienvenido!

  4. kepa

    Entiendo q para opinar sobre este articulo primero ai q leerse el librito. los 60, 50, ni sikiera los 40 son edades para temblar ya q lo q si seria preocupante es entrar con miedo a los 40 teniendo q vivir asta los 90…….. a mi en particular aun q no sea el tema me gustaria vivir eternamente y estoy seguro q mi ultimo dia sera el mas triste de mi vida dentro de dos dias cumplo 55 y si alguin se quiere ese soy yo……….

  5. Angel

    Buenas. Que descubrimiento este blog. Pues no me enrollo. Yo acabo de cumplir los 40. No he notado nada, en principio, pero he de reconocer que, por circunstancias laborales, he redescubierto que sigo siendo el mismo inocente y gili…… que creia ser antes. Pero bueno la vida sigue y uno no sabe si lo que hay delante quiza sea mejor que lo uno deja detras. Saludos desde Gasteiz.

  6. ioseba gorostidi

    Kaixo : Quién dice que a los 40 se acaba la vida?. Yo me casé rozando los 40. Me vine a Argentina y aquí estoy por cumplir 41. Hecho un chaval y nueva vida. Conozco viejos de veintipocos años y jóvenes de más de 60, con muchísimas ganas de vivir muchísimos años más.
    Besarkada bat.
    Ioseba

  7. jfa

    ¡Jodé, qué jóvenes sois! ¡Vaya lujo ese de tener una crisis a los cuarenta! ¡Claro, escriben los cuarentones en cuarentena, que es de donde debe venirle la mala fama a esta década maravillosa!

  8. Javier Vizcaíno

    A mi me quedan cuatro meses y la propina… y no tengo especial sensación de crisis. Diría que, como era más metafísico, me dio más vértigo cumplir veinte o, un poco más adelante, me jorobó cuando dejé de poder usar la Gazte Txartela.
    Eso sí: lo que nos pasa a los de nuestra generación es que tenemos una cuarenta años muy poco vividos en comparación, por ejemplo, con los del ilustre JFA, que seguro que ya había hecho a los treinta cosas que nosotros no alcanzaremos a hacer ni con ochenta. Seremos más longevos, pero habremos vivido menos. He ahí la paradoja.

  9. Borja Olaizola

    Hola,me gusta tu blog a pesar de que discrepe de la visión que das de determinadas realidades.
    ¿A qué te refieries con eso de “El Estado”-si ese”?¿Al nuestro?¿Al tuyo y el mío?¿A España?
    Desde un exilio familiar forzado en Madrid leo las crónicas de un voluntario “exilio”en NY y no puedo dejar de preguntarme cómo alguien que ha visto mundo puede estar empeñado en la absurda cerrazón nacionalista.
    ¿Y también el Sr.Chivite?Con las ganas que tenía de comprar su libro ( lo vi ayer en la FNAC a 15 €)ya sé quien NO lo va a comprar – yo- y va a hacer todo lo posible para que otros no lo hagan.

    Saludos desde ese perverso Estado del que tú y yo somos nacionales.

    Fdo.Borja Olaizola Muñagorri.

    PD-Flaco favor le haces al Sr.Chivite.

  10. Luis Foncillas

    Estimado Borja,

    me da la impresión de que has mezclado dos artículos de mi blog en los que expreso mi opinión personal sobre “determinadas realidades”.
    Desconozco por completo la ideología de Fernando Chivite y en ningún momento he puesto en su boca palabras que no tengan que ver con su libro.
    Entiendo que no estés de acuerdo con mi visión política de Euskadi o de España pero es tan respetable como la tuya. Hablas de “absurda” cerrazón nacionalista. Curioso, la mía, pero nunca la tuya; cuando habláis de nacionalismo os referís al vasco, nunca al español…
    En fin, que si no quieres comprar el libro de Chivite, no lo hagas, pero no busques excusas en mi blog para no hacerlo; mucho menos cuando el que ha vertido sus opiniones “políticas” he sido yo, y no él.

    Un saludo desde el exilio más o menos “voluntario”.

  11. Borja Olaizola

    Estimado Luis,
    Aunque intente huir de todo maniqueismo,todos somos en algún modo víctimas de nuestras trayectorias vitales,¿o no?
    Tan sólo te pido que no olvides una cosa…en el caso de Euskadi,mientras que algunos no han hecho más que dar,a otros no nos ha quedado más remedio que recibir.

    En cualquier caso,enhorabuena por lasinteresantes reflexiones que vas plasmando en tu blog.
    Un saludo.

    Borja.

  12. MARCELA CASTILLO VILLALTA

    Hola LUIS .
    soy de PERÙ, del departamento de piura, te saludo y te felicito por tus apuntes, siempre estoy al tanto de ellos, me encanta tu paìs, soy asidua televidente del canal vasco, me encanta su programaciòn, y gracias a este canal voy conociendo las maravillas que tiene tu paìs, felicitaciones por ser de la madre patria, algun dìa no muy lejanoestarè conocièndola.
    saludos cariñosos
    maggie.

  13. Berta

    Hola!! un saludo especial de una pamplonica que está pensando visitar Nueva York en breve, como que en breve llegaré a los 40 ( brrr, suena fuerte, pero solo es el sonido ) y gracias a una reciente conversacion he caido que los 40, la consciencia y el conocerte a ti mismo y saber lo que no te gusta, van de la mano. Y hoy siguiendo las señales me encuentro con este blog escrito por un pamplonica que vive en Nueva York y que hace una reflexión sobre esta edad tan redonda…., pura casualidad o no!!! felicidades por el blog. ya tengo ganas de leer el libro.

  14. Valentín

    Como narrador, no te conozco.
    Como poeta, acabo de estar presente
    en la lectura poética con P. Salaverri
    y me ha decepcionado, porque me ha parecido una crónica periodística
    que empieza melancólica y acaba triste.

  15. Fernando

    En el recital poético que F.Chivite celebró en Estella, dijo en la introducción que la poesía es para menores de 40 años.
    Debió darse cuenta que todo el público que se encontraba en la sala era de más edad, como así lo constató una señora que a sus 70 años se mostró feliz de escribir poesía.

  16. Alberto

    Hola, los próximos días viajamos a NYC algunas personas desde Euskadi y resto del Estado para realizar los días 7 y 8 de Oct. una comparecencia ante la Comisión Especial de Política y Descolonización de la ONU. Allí estaremos denunciando la situación que se vive en el Sahara Occidental, última colonia de África.
    Saludos a tod@s.

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: