Eider y sus desidias lingüísticas

Queridos todos,

Quiero dedicar este post a todos aquellos que erróneamente piensan con orgullo patrio que España sigue siendo el ombligo del mundo. Se equivocan. Explico por qué. El viernes, después de un bolo de jazz bastante potente, me fui con mi amiguita Eider a tomar un mojito, con el único fin de cerrar la noche como dios manda. Mientras degustábamos nuestra copaza, conocimos a un hippie mochilero australiano de unos 55 años que viajaba por Argentina y Bolivia. El tipo, como buen gringo, no pasó por alto las típicas preguntas de cortesía que todos los extranjeros nos hacemos, quizá por buscar lugares comunes, quizá simplemente por pasar el rato.

El Gringo: ¿Chicas, de dónde sois?”

Eider: De España

El Gringo: Vaya,  y ¿lleváis mucho tiempo por aquí? Porque habláis muy bien Español.

Eider: ¿Qué idioma crees que se habla en España? Y por cierto, ¿qué tal los canguros?

Y es que mi amiguita Eider es ya una especialista en desidias lingüísticas de este tipo. Para aliviar estos malos ratos gramático – semántico – culturales hace un tiempito decidió ir a clases de alfarería. Ya sabéis, por relajar. El caso es que uno de esos días, después de pasar horas amasando barro para fabricar un cenicero que piensa regalarme, se quedó charlando en la puerta de la clase con una compañera boliviana. En ese preciso momento, un policía que estaba fuera un tanto ocioso le dijo a la compi de Eider:

El Poli ocioso: ¿Tu amiga habla español?

La compi boliviana: sí, claro.

El Poli ocioso: ¿Qué es alemana?

Eider: – ya un poco alterada – No soy alemana, soy de España.

El Poli ocioso: Ummm, me entiendes, hablas muy bien español.

Eider: – a punto de entrar en crisis nerviosa – Si soy de España, ¿qué voy a hablar?

Llegados a este punto, estos pequeños deslices, confusiones o traspiés idiomáticos me han hecho plantearme varias teorías que apenas me dejan dormir: 1, los gringos no saben nada de nada sobre España y los bolivianos, a pesar de la influencia de la jodida Madre Patria, tampoco demasiado. 2, Los gringos que vienen a Bolivia son etílicamente incompetentes y la pasma boliviana tiene demasiado tiempo libre. 3, Los gringos y los bolivianos, que nos echan el ojo con mucho detenimiento y poca sutileza, interpretan que con una tez tan blanca como la nuestra sólo podemos hablar en lengua inglesa.

Buen día y mucha suerte a todos!

Etiquetado en:, ,

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: