Una increíble muestra de solidaridad camino a Ulan Bator

¡Qué feliz iba la perdiz …! Sabía que tarde o temprano iba a pasar, pero no pensaba que iba a ser tan pronto. “Curvitas” (*) se ha parado y ha dicho basta. Al parecer, y por lo que veo, hemos roto uno de los dos cilindros que nos quedaba.

En la primera rampa saliendo de Olgiy, una cuesta de 45 kilometros, al llegar a la cumbre, la ambulancia ha empezado a echar humo blanco y a pesar de llevar la temperatura correcta, la he parado y chequeado. Creo que he roto uno de los cilindros, y esto no tiene solución a corto plazo. Y aún nos quedan 1800 kilómetros hasta Ulan-Bator, el destino final de esta aventura del Rally benéfico Galdakao-Mongolia dentro del Mongolia Charity Rally.

Si hasta ahora estaba alucinado con la solidaridad que la gente está brindando a “Curvitas”, ahora más: Un grupo de ingleses ha variado su ruta hasta Ulan Bator (En vez de por el norte por el Sur) para ayudarnos en caso de problemas, lo que no pensaban es que los tuviéramos tan pronto: A 1800 kilómetros de nuestro destino. Algo irremediable.

James, Peter y Richard. Junto con Dominique, que hizo la foto en su día: Our Guardian Angels

James, Peter y Richard. (Dominique hizo la foto). Our Guardian Angels

Cuando vimos lo que había ocurrido sucedió algo que no olvidaré jamás: La cara de los cuatro ingleses sonriendo y dicendo ” yes!yes!yes!!”cuando les dije si podían ayudarme.

Lo que van a hacer es para entrar en los libros de historia. Esto no lo hace cualquiera. Han decidido arrastrar a curvitas hasta Altay desde Olgy: Unos 700 kilómetros a través de ríos, pedregales y carreteras destruídas. Después van a ir hasta Ulan Bator a buscar ayuda y volver con un camión. Y si no lo encuentran vuelven a por curvitas …¡¡¡ Y la arrastran otros 1100 kilómetros más !!! ¡¡¡Épico!!!

Si alguien ha visto alguna vez una carretera de Mongolia sabe de lo que estoy hablando. Tienen entre 23 y 26 años. Se llaman Dominique, James, y los hermanos Peter y Richard Brigth y han llamado a su aventura Four Wheel Travel Están dando la vuelta al mundo con sus 4×4 y se van a meter la increíble paliza de 5400 kilómetros entre piedras para ayudar a curvitas!!

Llevo dos días con un nudo en la garganta que no se me quita. A veces me desahogo en alguna esquina contemplando la inmensidad de la estepa. Se me caen las lágrimas y ellos vienen a abrazarme: Saben que esto es muy importante para mí.  Me acuerdo mucho de todos los que habéis ayudado. De todos y de cada uno.

Para hacer el viaje Altay-Ulan Bator-Altay, pueden tardar alrededor de 15 días sólo de ruta para traer ayuda. ¿SABÉIS LO QUE ESO SIGNIFICA? No puedo ni mirarles a la cara porque el puñetero nudo de la garganta me aprieta el doble. La verdad que es una gozada ir con ellos, se coordinan por las emisoras y chequean los ríos antes de que entremos nosotros, conducen despacio y son divertidos ¿Qué más se puede pedir?

No sé el tiempo que tardaremos aún en llegar. Creo que va para largo; con las ganas que teníaa de ir a las fiestas de Durango a dar las gracias a la Asociacion “La otra mirada” …

(*) Llamamos “Curvitas” a la ambulancia que estamos usando en esta aventura benéfica Galdakao to Mongolia para ayudar en lo que podamos a los que llaman “niños-rata” porque se ven obligados a vivir en las alcantarillas de Ulan-Bator para no morir de frío en invierno.

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: