¡Dos clases de danés no son suficientes!

aarhus-sunset-dinamarca

Atardecer en Aarhus (Dinamarca)

Nuestro hogar es un lugar donde un individuo o grupo habita, creando en ellos la sensación de seguridad y calma. Hace dos meses que llegue a Aarhus, esa pequeña ciudad Danesa, y cada día me siento más a gusto, más cómodo… más en casa. Es difícil de explicar, pero siento como si estos dos meses hubiesen sido dos largos años. Lo que en un principio era una pequeña agonía se ha convertido en el pan de cada día: los horarios de los autobuses, las clases de la universidad, la biblioteca, los mejores sitios para comprar, el 7eleven, bubble tea o el café de la fábrica abandonada. ¡Parece cómo si hubiera vivido en Aarhus toda mi vida!

niña-dinamarca

De paseo por la ciudad

El principal objetivo del programa Erasmus, aunque casi siempre es relavado a una posición inferior, es el tema académico. La universidad de Aarhus es una gran institución educativa. El sistema que utilizan es totalmente opuesto al que estaba acostumbrado. Aquí los profesores, algunos de ellos excelentes profesionales, están al mismo nivel que sus alumnos; les gusta que les lleven la contraria y que se les rebatan sus opiniones durante las lecturas formando debates o coloquios. Es algo que realmente me llamo la atención, la participación de los alumnos es increíble; se podría decir que muchos ¡no callan! Por otra parte, las asignaturas no son nada habituales… son muy diferentes tanto en la materia como en la forma de evaluar. En mi caso no tengo ningún test o examen escrito, el modo de evaluación de mis asignaturas son tesis, ensayos u orales. Algo a lo que la mayoría de los alumnos no estamos acostumbrados, pero de esta forma tenemos más derecho a expresarnos y a dar vida a nuestra imaginación. Aquí no es suficiente con estudiarse un simple libro de texto, es necesario exponer algo desde un punto de vista critico y propio.

El medio de transporte por excelencia

El medio de transporte por excelencia

Por otra parte decidí apuntarme a clases de danés¡Dani, en que estabas pensado! es lo que me pregunto todos los lunes y miercoles antes de ir a clase. Es un idioma realmente complicado, no solo porque varias letras se lean de manera similar; sino porque la pronunciación es realmente complicada. Uno de mis compañeros de clase me dijo que debes parecer, literalmente, tonto para que alguien consiga entenderte. De ahí que mis compañeros de residencia no me entendieran cuando intente practicar las dos frases que había aprendido en clase. Para que engañarnos… sé que va a ser muy difícil que consiga poder comunicarme en danés, pero no pierdo nada por intentarlo! Además, no nos reímos ni nada en clase con nuestra “gran” pronunciación ¡Ya os contare como va mi pequeña aventura lingüística!

Hej. Hvad hedder du? Hola ¿Como te llamas?
Hvor kommer du fra? ¿De donde eres?

Farvel!

2 pensamientos sobre “¡Dos clases de danés no son suficientes!

Responder a Daniel Tapia Molina Cancelar respuesta


A %d blogueros les gusta esto: