Las segundas partes, ¿Nunca fueron buenas?

Hace una eternidad desde la última vez que escribí un post, pero la verdad es que no he tenido tiempo para nada. El día 11 de enero me despedí nuevamente de Bilbo y me puse de camino a Aarhus. No fue un viaje muy largo, pero me dio tiempo para pensar en los escasos 6 meses que me quedaban por tierras danesas y debía aprovecharlos al 100%. ¡Pues dicho y hecho!

londres-bigben

Westminster Abbey y el Big Ben

Poco después de llegar a Dinamarca y sin tiempo para deshacer las maletas, me propuse viajar a Londres, uno de los viajes que tenía más ganas de hacer ya que nunca había tenido la posibilidad de visitar la capital británica. La verdad que no me decepcionó en absoluto. Desde el London Eye hasta Candem Town, es una ciudad que enamora y es un destino obligado para quien quiera disfrutar de diferentes culturas, actividades y experiencias. Tuve la oportunidad de pasar 6 días en Londres y aunque parezca una eternidad me quedé con ganas de ver varias cosas, por lo que pienso volver en algún momento (probablemente antes de acabar mi experiencia Erasmus).

Mercado callejero de Candem Town

Mercado callejero de Candem Town

Era hora de volver a Aarhus, pero eso no significo que se acabara la diversión. Nuevo semestre, nuevas clases, nuevos amigos, nuevas experiencias, nuevos viajes… Además de esto, haciendo honor a euskadi y a nuestra gastronomía, he empezado a cocinar más. La pasta y el arroz ya quedaron atrás. Realmente ayuda mucho el hecho de que casi siempre como acompañado por Víctor y Ana, mis compañeros de residencia y los que me aguantan día a día (yo a ellos también). Hoy después de ver a los niños de Masterchef, nos hemos puesto manos a la obra. ¿El resultado? Un pastel de queso al que no puedo quitar el ojo mientras escribo este post, no sabéis lo bien que huele!

Primera nevada en Aarhus

Primera nevada en Aarhus

Mis habilidades culinarias no son las únicas que han mejorado en estos meses. A principios de este semestre empecé (gracias a Iris) como voluntario en la casa del estudiante, Studenterhus Aarhus, donde trabajo gestionado eventos para los estudiantes locales e internacionales y como camarero (¡sirvo las mejores cervezas de la ciudad!). Siempre me ha interesado la gestión de eventos y el trabajo que hay detrás de una fiesta, un concierto o una simple reunion de amigos; por lo que estoy en mi salsa y es una gran oportunidad para poner en práctica esta faceta.

Panorámica "Rainbow" en el Aros Museum

Panorámica “Rainbow” en el Aros Museum

Otro de los puntos fuertes de este semestre ha sido la selección de asignaturas. Finalmente he conseguido hacer y estudiar algo que verdaderamente tenga sentido con lo que estudio. Uno de los problemas de muchos estudiantes Erasmus es que no conseguimos encontrar asignaturas que realmente nos gusten. Este semestre he podido volver a usar cámaras, trípodes, micrófonos, luces, etc ya que he conseguido hacer prácticas en producción audiovisual. Trabajamos en pequeños grupos produciendo anuncios para diferentes empresas locales y nacionales. Está siendo una experiencia muy interesante donde no solo estoy aprendiendo sobre el uso de cámaras o iluminación, mis nociones de danés también están mejorando considerablemente, ya que soy el único estudiante internacional.

Ya he recorrido la mitad del camino y ya ha empezado la cuenta atrás, por eso voy a disfrutar de estos últimos meses tanto como pueda. Feliz día de St. Patricks a todos, en Aarhus lo hemos celebrado a lo grande, con cervezas y los primeros rayos de sol.

Un pensamiento sobre “Las segundas partes, ¿Nunca fueron buenas?

  1. Iris

    Que guay, me alegra que te lo estés pasando tan bien en esta segunda parte del Erasmus. Yo me he quedado con ganas de más:(

    PD: sirves las mejores cervezas de la ciudad porque yo no estoy allí! Espero probar una especialidad culinaria de estas tuyas en breves!!

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: