Chiloé, Una experiencia Ultratrail

Ecuador. La Ronda de Quito

Quito 1

Hablar de la Ronda de Quito, es hablar de arte, tradición y cultura; su sólo nombre evoca en la mente romanzas, pasillos, coplas y cantares que enamoraron en su tiempo a más de una pareja.

Su encantadora arquitectura, con balcones prominentes, techos adintelados, acabados de madera y cal matizados con un contraste azul-blanco clásico colonial español, transportan a sus visitantes a un lugar donde el tiempo parece haberse detenido en los albores del siglo XX.

 Quito. La Ronda

Más allá de ser una calle, La Ronda, constituyó el sendero hacia el principal afluente de la “Chorrera” del Pichincha, caída de agua que aún se mantiene en el centro-occidente de la ciudad. En aquel entonces, esta quebrada era llamada Jatuna, palabra Aymará que significa chorrera, y se presume fueron las mujeres quienes abrieron el “chaquiñan” o sendero para abastecerse de su agua. A la llegada de los españoles el nombre cambió al de “Ullaguangayacu” o “quebrada de gallinazos”, y después el sendero que conducía a ella, ya en la colonia, pasó a llamarse “La Ronda”.

A finales del siglo XIX, La Ronda era el sitio de entrada para los viajeros que venían desde el sur hacia la ciudad, y sus casas eran tabernas que abastecían de chicha a los recién llegados. En la esquina de las calles Morales y Venzuela se encontraba, escondido tras las fachas de una tienda maltrecha, “El Murcielagario” un burdel clandestino frecuentado por poetas y bohemios de Quito, quienes hicieron de esta calle su centro de expresión artística.

Quito 2

Descubrir tantos encantos en un pequeño lugar se vuelve posible al visitar este tradicional rincón del patrimonio quiteño. + INFO

Un pensamiento sobre “Ecuador. La Ronda de Quito

  1. Pingback: Arisa Mizuhara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.