Chiloé, Una experiencia Ultratrail

Francia. El Tapiz del Apocalipsis de Angers

Tapiz del Apocalipsis Pays de la Loire.galerie apo 1

Pays de la Loire es una región heredera de un pasado histórico y cultural destacado. Fortalezas, iglesias y abadías dibujan, entre viñedos, un idílico paisaje a orillas del río Loira. Un patrimonio cultural de incalculable valor que ha soportado el paso del tiempo. Pero uno de los tesoros más importantes de la región se encuentra en la ciudad de Angers tras las paredes de su castillo.

El Tapiz del Apocalipsis es una de las piezas más importantes del patrimonio cultural francés y la tapicería medieval más grande del mundo: 100 metros de longitud por 4,5 metros de altura. Actualmente sólo se conserva el 70% de la obra original, por lo que realmente medía 168 metros de largo. Se tejió en 7 años y está hecho exclusivamente en lana.

Esta ilustración del Apocalipsis de San Juan (texto del siglo I d. C.) muestra, en el enfoque de las escenas, la huella del contexto político de su época: la guerra de los Cien Años y la sucesión de conflictos que opusieron a Francia y a Inglaterra desde 1337 a 1453. El tapiz evoca con realismo los estragos de la guerra, los saqueos, la peste y la hambruna de aquella época.

Tapiz del Apocalipsis Pays de la Loire.Galerie apo 2

En cada fila hay 7 escenas, que se alternan en colores rojos y azules. La parte superior representa el cielo, mientras que la de abajo simboliza la tierra. El tapiz está compuesto por 6 piezas independientes y un total de 70 cuadros que recogen escenas donde se pueden ver claramente distintos pasajes evangélicos. Cada uno de ellos comienza con la figura dibujada del lector. Se trata de un trabajo artesanal muy preciso que merece la pena ver de cerca y en vivo.

Sus excepcionales medidas han hecho que se exponga en dos partes en una de las dependencias del castillo de Angers. Debido a la delicadeza de la obra, se exhibe en una sala en penumbras para evitar que el contacto directo con la luz del sol lo dañe. Las condiciones a las que está sometida para su conservación y mantenimiento son tan severas que se evita el uso de cámaras con flash en el interior. Y es que la exposición directa a la luz ha provocado que pierda color por una de sus caras. El inverso del tapiz sigue conservando su estado original.

Un encargo excepcional

Encargado en 1375 por Luis I, duque de Anjou y hermano del rey Carlos V, fue finalizado probablemente en torno a 1382 en París. El pintor oficial de la corte, Jean de Bruges, fue el autor de los cartones, es decir, de las maquetas previas al trabajo de tejido. El artista, probablemente inspirado por las ilustraciones de los manuscritos dedicados al Apocalipsis, compuso escenas muy legibles situando figuras monumentales sobre fondos lisos o floridos.

Durante muchos años estuvo expuesto en la catedral de Angers por orden del rey René. Más tarde sería desechado y, posteriormente, vendido en 1843 como objeto sin valor. El Tapiz del Apocalipsis ha sufrido numerosas calamidades a lo largo del tiempo: fue descuartizado para venderse por piezas y muchas de esas partes corrieron distintas suertes. El obispo de Angers lo compró por 300 francos y lo hizo restaurar poco a poco hasta recomponerlo casi por completo.

Tapiz del Apocalipsis Pays de la Loire. galerie apo - copie

Mal protegida durante el s. XVIII, la obra ha sido objeto de importantes campañas de restauración en los siglos XIX y XX.

Después de la II Guerra Mundial, el Estado decidió instalar la tapicería del Apocalipsis en un complejo museográfico inaugurado en 1954. El Ministerio de Cultura y de Comunicación (Dirección Regional de Asuntos Culturales de las Ciudades del Loira) renueva y adapta en 1996 este espacio, a fin de proporcionarle una presentación y conservación a la altura de su reputación (iluminación con fibra óptica, climatización, etc). En el castillo también se exponen otras magníficas tapicerías, como la Colgadura de la Pasión, que se hallan en la residencia real y en la del gobernador.

En una época donde la imagen lo era todo, esta obra ha sido precursora del arte medieval de antaño. Su virtuosidad estilística y técnica la han convertido en una pieza esencial del patrimonio cultural de Pays de la Loire y en el tesoro más valioso que se guarda en el castillo de Angers. + INFO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.