Chiloé, Una experiencia Ultratrail

Croacia en bicicleta

pic_paketi_en

Todo amante de la bicicleta encuentra su ruta entre los 6.000 kilómetros señalizados que ofrece Croacia. Gracias al clima mediterráneo en la costa y las suaves primaveras en su interior, el cicloturismo es una opción de vacaciones más allá del verano. Turismo activo en pleno contacto con la naturaleza y la posibilidad de descansar en alojamiento privado, albergues o camping. ¿Se puede pedir más?.

Desde pistas de macadán (pavimento de piedra) ideales para el ciclismo de montaña hasta carreteras, pasando por senderos panorámicos en las islas, ciudades UNESCO o parques naturales. Recorrer Croacia con el medio de transporte más ecológico permite ver, oír y sentir la naturaleza en todas sus regiones gracias a una amplia red de rutas para bicicleta que alcanza los 6.000 kilómetros. Turismo y ciclismo ya sea de montaña, en pista, bmx urbano o recreativo van de la mano en un país donde el desarrollo sostenible y el respeto al medioambiente son elementos vitales en el turismo. En algunas ciudades (Zagreb, Osijek, Split, Dubrovnik, Zadar, Pula o Sibenik) cuentan con alquiler de bicicletas y circuitos guiados para recorrerlas sobre ruedas.

El reto será elegir entre remontar los montes del interior y de la costa, pedalear las rutas por viñedos, ríos y ciudades o cruzar de isla en isla por la costa dálmata combinando ferry y bicicleta. El complemento perfecto para el cicloturismo es la red de alojamiento privado y campings croatas, que permite establecer un contacto más directo y cercano con la población local.

pic_parenzana_en

Las rutas ciclistas señalizadas se pueden agrupar en cuatro regiones:

 • Istria

Con larga tradición ciclista, la región de Istria ha vivido ya varias etapas del Giro de Italia e incluso el ciclista profesional Eddy Mercx considera Croacia un “destino para una gran carrera”.

Sesenta rutas ciclistas recorren casi 2.600 kilómetros de la península de Istria con un mapa en forma de telaraña desde las montañas del norte hasta la costa pasando por las serpenteantes carreteras del interior. Se encuentra todo tipo de terreno (roca, tierra, grava, senderos forestales…) y gracias a su adecuada infraestructura es cómodo realizar cualquier ruta porque siempre se está próximo a una población o campamento.

Las rutas más difíciles se encuentran en las partes más altas del interior Istria, en torno a Cicarija. Algunas de los mejores itinerarios son el que une Rabac y Skitaca o los caminos que serpentean la costa a lo largo del cabo de Kamenjak, Rovinj y los alrededores de Vrsar y Porec.

• Gorski Kotar y los Lagos de Plitvice

Dos de las zonas favoritas para los deportistas son la parte continental que separa Zagreb de la bahía de Kvarner, llamada Gorski Kotar y el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice y sus alrededores. Su naturaleza salvaje permite al ciclista disfrutar de las etapas y dormir en albergues de montaña o alojamientos privados y descubrir restaurantes locales. El ciclismo de montaña tiene en el centro olímpico de Bjelolasica  un paraíso de sesenta kilómetros de rutas ciclistas por zonas no transitadas y a diferentes niveles.

banner_terra 2

Ya en la franja costera son recomendables tanto el Parque Natural de Ucka casi en el límite con Istria, que cuenta con mapas y rutas de bici como la ruta de “Los ojos de Vinodol” de 65 kilómetros, que permite disfrutar de panorámicas tanto del mar como de la montaña del condado de Vinodol a través de seis miradores, recientemente restaurados y a 400 metros sobre el nivel del mar.

• Zagreb, Croacia Continental y el Danubio

Las llanuras de Eslavonia se sitúan en la parte oriental de Croacia continental, donde el deporte se asocia con el turismo rural.

En el extremo oriental, la ruta internacional del Danubio, del Atlántico al Mar Negro, cuenta con 830 kilómetros en suelo croata, asomándose a los ríos Sava y Drava. Atravesando la región de Eslavonia se pueden descubrir bucólicos paisajes en la zona de Lonjsko polje, donde hay muchas aves migratorias y humedales protegidos. Más información sobre rutas por el Danubio y rutas por Vukovar-Srijem.

En torno a la ciudad de Ilok las rutas de bici atraviesan algunos de los viñedos más reconocidos de Croacia, como los de Kutjevo. “La ruta de Riesling”, de 15 kilómetros, recorre el Parque natural Papuk y los viñedos de Kutjevo, donde destaca la variedad de uva que da nombre a la ruta. En el lado sur de la montaña de Krndije se ha proyectado una ruta de este a oeste para conectar otros tres parques naturales del interior de Croacia (Kopacki rit, Lonjsko polje y Medvednica), llegando hasta la capital.

La cima del monte Medvednica es accesible desde el norte de Zagreb y ofrece ricas emociones a los ciclistas de montaña. Su espacio natural protegido cuenta con 110 kilómetros de rutas a través de rutas forestales. Zagreb es un buen inicio de etapa para subir las crestas de las colinas y los valles que la rodean. Destaca Sveta Nedelja, entre el río Sava y montañas de Okicko y Samoborsko gorje, que ofrece unas magníficas vistas del conocido como ‘anillo de Zagreb’.

• Costa: montañas y el Adriático

En la franja costera de Dalmacia transcurren 430 kilómetros de rutas. Para llegar a en bici se puede coger el tren desde Zagreb hasta Split con vagones habilitados para bicicletas  y así empezar a pedalear en esta ciudad como punto de partida de las montañas e islas del Adriático.

Muy cerca de la franja costera confluyen varias rutas de montaña: en el Parque Natural de Velebit se puede combinar la visita en bicicleta con otras actividades (trekking, vuelo, escalada); y el cercano Parque Nacional de Paklenica -conocido, sobre todo, como el centro de alpinismo y escalada más importante de Croacia- incluye rutas para ciclistas con vistas a la costa. En ambos se recomienda ir bien equipado, con mapas o hacer las rutas en grupo. El cañón del río Cetina se puede recorrer con varios caminos que parten de Omis, al sur de Split. En Dubrovnik se puede elegir recorridos tanto al sur, en torno a la los montes de Cilipi y Cavtat, como al norte, en la península de Peljesac entre viñedos y el Adriático.

Para visitar las islas dálmatas y de Kvarner en bicicleta lo mejor es transportar las bicis en los ferry de la principal compañía marítima que opera en el país . La mayoría de las islas de la costa croata son abruptas y escarpadas, por lo que ofrecen unas vistas extraordinarias. Existen rutas en: Krk, Losinj, Cres y Rab (Kvarner) Pag, Ugljan, Pasman, Dugi Otok (Dalmacia-Zadar); Brac, Hvar, Vis (Dalmacia–Split); y en Mljet y Korcula (Dalmacia del Sur).   + INFO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.