Chiloé, Una experiencia Ultratrail

BRASIL: São Luis de Maranhão, una ciudad a visitar

Maranhao_Sao_Luis_025_Copy, TARINGA
A 1.600 km, entre las bahías de São Marcos y São Jose de Ribamar, está la ciudad de São Luis de Maranhão. En sus más de 400 años de historia, la urbe ha estado bajo control no sólo portugués sino también holandés y francés, y fue en esta última etapa en que la bautizaron en honor al rey Luis XIII.

Durante la segunda mitad del siglo XVIII, la ciudad vivió su auge económico debido a la gran exportación de algodón. De esta época datan la mayor parte de las más de 3.500 construcciones históricas que integran su rico conjunto arquitectónico, que le ha valido su entrada en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La miscelánea cultural que ha vivido São Luis ha dejado su huella en una arquitectura colonial única, donde resaltan iglesias, casonas con balcones de baldosas, calles adoquinadas y callejones tallados en piedra. Buen ejemplo de ello son el Teatro Arhtur Azevedo, el Palacio de los Leones, la Iglesia do Desterro y la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios.

Sin duda, el elemento diferenciador de São Luis de Maranhão es el azulejo. Gracias a este sello distintivo, la localidad recibe el apodo de Ciudad de los Azulejos debido a que la mayoría de las fachadas fueron revestidas con este elemento traído directamente de Portugal. Modelo de ello es la Posada Colonial, recubierta de esta cerámica de gran valor artístico, que le dota así de un símbolo inconfundible de la arquitectura lusa.

Este tipo de material se adapta a las condiciones climatológicas de la ciudad: inviernos lluviosos y veranos muy cálidos que mantienen las temperaturas estables en el interior de sus edificios.

Otro de los lugares emblemáticos del centro histórico es playa Grande, núcleo comercial que durante el siglo XVIII y XIX fue sede de las primeras actividades económicas del Estado y uno de los puntos de recepción de trabajadores y esclavos que posteriormente eran enviados a zonas rurales para trabajar en la extracción de algodón.

A 7 kilómetros del centro de la ciudad, donde comienza la Avenida Litoranea, espera una playa de dunas y olas gigantes, San Marcos, que con sus animados bares es la preferida por los surfistas. FUENTE + INFO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.