Chiloé, Una experiencia Ultratrail

EL ARTE PERUANO DE PRESERVAR LA CULTURA Y LA TRADICIÓN

Escultura en piedra de Huamanga ©Renzo Giraldo

Escultura en piedra de Huamanga ©Renzo Giraldo


El arte en Perú tiene su origen en las sociedades que habitaron diversas zonas de su extenso territorio desde tiempos preincaicos. La variedad artesanal de Perú es una de las más grandes del mundo y ha sabido enriquecerse con el paso de los años sin perder su originalidad.

El centro de la artesanía peruana se encuentra en los departamentos de Ayacucho, Cusco y Huancavelica, lugares donde las tradiciones incas y los temas de la sierra se funden con la iconografía cristiana. Pero a lo largo y ancho de todo el país, encontramos muestras de cómo los artesanos peruanos han sido capaces de preservar su cultura y sus tradiciones a través de extraordinarias obras realizadas con diversos materiales.

Textiles
Cusco es famoso por su artesanía textil elaborada con finos tejidos de vicuña y alpaca. La alpaca posee un fino pelaje que se convierte en una fibra de alto valor cotizada en los más exclusivos mercados de moda del planeta. Las culturas precolombinas ya reconocían las bondades de esta fibra y con ella vestían a sus personajes de más alta alcurnia. También la isla de Taquile, en el lago Titicaca, está poblada por expertos artesanos del textil tradicional, que es considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Retablo Ayacuchano ©Gihan Tubbeh

Retablo Ayacuchano ©Gihan Tubbeh


Retablos ayacuchanos
Tradicionales de Ayacucho, los coloridos retablos o cajones de San Marcos o de San Antonio representan escenas religiosas o de la cultura popular. El distrito de La Libertad, en Huamanga, es la cuna de los más exquisitos cajones de San Marcos. Los retablos peruanos son similares a los “belenes” y se elaboran con cajas de madera de cedro de unos 32 cm de alto por 26 cm de ancho en los que se colocan figuritas de pasta de papa hervida y yeso.
Foto: Retablo Ayacuchano ©Gihan Tubbeh

Piedra de Huamanga
Esculpir en piedra de Huamanga, un tipo de alabastro extraído de las canteras de la provincia de Cangallo, es otra de las tradiciones más representativas del arte popular peruano. Su centro artesanal se encuentra en Ayacucho y comenzó a emplearse en artesanía a partir del siglo XVI como consecuencia de la escasez de mármol. Hoy en día los escultores ayacuchanos emplean este material para la creación de obras que recrean escenas tanto religiosas como de la cultura local.
Foto: Escultura en piedra de Huamanga ©Renzo Giraldo

Islas de los Uros en el lago Titicaca ©Alex Bryce

Islas de los Uros en el lago Titicaca ©Alex Bryce


Totora
La totora es una planta acuática que empleaba la cultura Mochica para construir un tipo de embarcación artesanal, el caballito de totora, con el que navegaban y pescaban en el océano. Esta planta también es utilizada por los habitantes de las islas de los Uros, en el lago Titicaca, para fabricar balsas de transporte y pesca artesanal.

Cerería
La cerería es un arte que posee un lugar especial en la artesanía andina. Se trata de una especialidad que se transmite de padres a hijos de generación en generación y que está estrechamente vinculada a las fiestas y celebraciones religiosas y patronales de todos los pueblos de Perú. Se caracteriza por variados y complejos adornos decorativos en el anda sobre el que se carga a los santos cuando salen en procesión.

Alfombras de Flores
Especialmente durante la Semana Santa, tanto en la sierra como en la costa de Perú se elaboran enormes alfombras de flores con hermosos dibujos en las calles por donde pasan las procesiones. Aunque esta costumbre es tradicional de Ayacucho, con el tiempo se extendió por todo Perú hasta convertirse, hoy en día, en un auténtico espectáculo visual de arte efímero que ningún visitante debe perderse. + INFO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.