Chiloé, Una experiencia Ultratrail

DESCUBRE LOS SECRETOS DE LA CIVILIZACIÓN MAYA EN CENTROAMÉRICA

Lamanai--Belice

Lamanai–Belice


En medio de la jungla, en los rincones más recónditos de Centroamérica, se pueden encontrar vestigios de un pueblo que, aunque continúa existiendo, perdió hace siglos su preponderancia y dejó atrás su época de grandeza en forma de impresionantes y majestuosos monumentos y rasgos culturales, artísticos o arquitectónicos que siguen conquistando a los viajeros de hoy en día.

Los países centroamericanos poseen importantes y sorprendentes lugares ligados a una de las grandes culturas prehispánicas, la cultura Maya, una que se cree desaparecida por causas medioambientales y poblacionales pero también internas, en donde la inmolación tuvo lugar mucho antes de la llegada de los conquistadores españoles. Afortunadamente, no sólo los yacimientos perduran, sino también la cultura indígena hereditaria de esa civilización mesoamericana que tuvo una impronta imposible de replicar en la región.

Guatemala es, probablemente, el país con más restos arqueológicos, entre los que destacan los del departamento de Petén, donde los mayas se desarrollaron ampliamente durante el período clásico mesoamericano y donde se pueden encontrar algunas de las ciudades más representativas: El Mirador, Tikal, Yaxhá, Uaxactún, El Ceibal, Aguateca, Dos Pilar, Ixcún o Cancuen, entre otras. Además de estos tesoros, Guatemala esconde muchísimos más restos arqueológicos, como Quirigüa, Takalik Abaj, Kaminaljuyu, Iximché, Zaculeu, Mixto Viejo o Guaytán, entre otros.

En Belice destacan Lamanai, dentro de la selva tropical, El Caracol y Xunantunich. En Honduras se encuentra la “Atenas de los mayas”, las ruinas de Copán, y, en El Salvador, Tazumal, uno de los más antiguos yacimientos de la región centroamericana. Además, en este último país se pueden visitar los restos de uno de los pocos ejemplos de la vida doméstica de esa civilización, Joya de Cerén, y Cihuatán, que sigue siendo un gran desconocido.

Los yacimientos mayas, como queda patente, son fuente de riqueza, sorpresas y aventuras. Sólo hay una forma de resolver sus misterios. Visitando Centroamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.