Chiloé, Una experiencia Ultratrail

Emirates mide el cociente de aburrimiento infantil

Solo hacen falta 49 minutos y 47 segundos para que los padres oigan la temida pregunta: “¿Cuánto falta?”. Emirates se ha asociado con el doctor Sandi Mann, psicólogo y especialista en aburrimiento en la Universidad de Lancashire Central, para encontrar una solución a esta cuestión. Mann ha trabajado con la aerolínea para crear el Cociente de Aburrimiento Infantil (CAI), que tiene como objetivo ayudar a los padres a identificar el momento exacto en que sus hijos se aburrirán para poder disfrutar de un viaje libre de estrés.
El estudio de más de 2.000 padres con hijos menores de 12 años en Reino Unido, junto con la observación de niños durante el recreo, ha permitido a Mann la categorización de actividades en Activas (A), Pasivas (P), Interactivas (I), Creativas (C) o Sensoriales (S) para formular el CAI. Asimismo, ha ayudado a los padres a construir la combinación perfecta de actividades para ahuyentar el aburrimiento antes de que se presente.

Los resultados también muestran que el 64 % de los padres se preocupa por entretener a sus hijos y el 43 % ha expresado preocupación en el caso de que sus hijos molesten a otros pasajeros. Los pequeños viajeros de entre tres y cuatro años son los más inestables.

A bordo, las películas son las más populares para mantener a los niños entretenidos alrededor de 40 minutos para el grupo de edad más joven (0-2 años) y de 1 hora y 45 minutos para el más mayor (11-12 años). A esto le siguen los juegos en dispositivos inteligentes o a través del sistema de entretenimiento a bordo (manteniendo ocupados durante alrededor de 30 minutos a los más pequeños y una hora y media a los más mayores).
Por otra parte, las actividades creativas, como el dibujo, son las más populares hasta los nueve años, cuando los concursos y rompecabezas se vuelven más atractivos. Los libros para colorear y adhesivos tienen un encanto especial para los más pequeños.

Sandi Mann ha añadido: “Los niños muy pequeños no necesitan juguetes muy sofisticados para viajar en avión y se divierten con elementos del entorno, incluidas las personas y, por supuesto, sus padres.

A los niños mayores se les pueden dar materiales simples como cuadernos y bolígrafos, libros de acertijos y cómics. Es importante tomar descansos de vez en cuando para caminar por el avión y tratar de restringir la visualización pasiva, tal y como se haría en casa.

No hay que tener miedo de que se aburran si se deja a los niños solos con alguno de los materiales básicos, ya que encontrarán formas creativas de activar sus cerebros.”

Jade Cobbs, supervisor de cabina de Emirates, ha expresado: “Entendemos que los padres estén aterrorizados ante la idea de realizar viajes de larga distancia con niños proclives al aburrimiento. No obstante, los padres no tienen que esperar hasta que la alarma del aburrimiento se active.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.