Chiloé, Una experiencia Ultratrail

Un viaje a la barra de cerveza más larga de Bélgica

Elfique

Elfique

Siete cervezas artesanas con un aura enigmática y un aroma genuino: esta es la mejor definición para conocer las Elfique, elaboradas en el valle de Amblève (región de las Ardenas), cuna de leyendas en Valonia. Esta cerveza se produce en tierra de fábulas; pero se sirve en su cervecería en la villa de Sur la Heid (a media hora de Lieja), que tiene la barra de cerveza más larga de Bélgica (21,6 metros) y la magnificente cantidad de 20 tiradores.

Con nombre élfico y envuelta de un sabor misterioso, esta bebida parecía destinada a acabar en dicho valle. Y es que sus inicios fueron en una antigua granja de Sur la Heid, que hoy, es la propia brasserie –como la conocen en Valonia-, pero la creciente demanda los llevó a adquirir una propiedad a las orillas del Amblève. Una elección plenamente consciente, dado su nombre.

Contaba el escritor belga Marcellin La Garde que en la ribera del río habita una elfina que solo aparece una vez al año, la noche del 1 de mayo, para bañarse en el Amblève. Esta ninfa es la hija del que fue un señor adinerado de la zona, que fue rechazada por su amado. Rota de dolor, se arrojó a las aguas del río y se perdió para siempre, dejándose ver, desde entonces, un solo día al año. Según cuenta la leyenda, la elfina guarda un misterioso tesoro de gran valor, aunque solo podrán verla (y ver el tesoro) aquellos cuya pureza y virtuosidad igualen la belleza de la ninfa. Así pues, la Elfique se elabora ahora en un lugar lleno de historia, donde el río ha jugado un papel importante en el trabajo de los mejores artesanos durante casi cinco siglos.


Experiencias turísticas con la cerveza élfica de protagonista… o en segundo plano
En Raborive, el municipio concreto donde se fabrica Elfique, la cervecería ha creado una serie de actividades para realizar en los alrededores. Gracias a la privilegiada naturaleza que conforma el valle, los responsables de Elfique se encargan de gestionar desde visitas guiadas a sus instalaciones hasta actividades en el bosque, tales como paseos guiados, rapel o juegos de orientación, que siempre culminan con una cata de las ‘bebidas élficas’ al regresar a la cervecería.
En un país donde la cerveza es la bebida nacional, esta tiene un gran protagonismo en el sector turístico. De hecho, Valonia tiene 89 brasseries más repartidas por toda la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.