Crónica jornada Liga EH

La cuarta jornada en Primera no ha deparado excesivas sorpresas, a expensas del derbi navarro que se jugará el próximo día 12. La Náutica de Portugalete sigue firme en el liderato de la categoría, después de salvar con éxito la siempre complicada visita a Burgos (8-11). Una de las claves del partido fue la gran defensa de los portugalujos sobre la pareja bulgara del Castellae, que no pudo anotar ningún gol.

El otro equipo de la margen izquierda, Santurtzi, también salió victorioso ante un jovencisimo equipo de Askartza (9-7), en un partido lleno de imprecisiones, que resultó aburrido y que no dejó satisfecho a ninguno de los dos técnicos.

En cuanto a la zona baja de la tabla, la jornada se presentaba apasionante. Visitaba la piscina de Sakoneta Maristas. Los de Iturribide se llevaron la victoria ante el Leioa (10-12), en un partido bronco, en el que casi todo el rato fueron por delante. Tras esta derrota, Leioa se queda como farolillo rojo junto a Santoña, que también salió derrotado en su visita a Gasteiz (9-5), contra un Menditxo que toma aire y que ya ha cogido un importante colchón respecto a los puestos peligrosos.

En Segunda, por su parte, no hubo sorpresas. Depor, Getxo y Hernani se consolidaron como favoritos en el Grupo A. Cabe destacar los problemas del Getxo para doblegar al Leioa B. Problemas internos entre los getxoztarras, que solo disponen de nueve fichas, de momento, para afrontar la competición.

En el Grupo B Master Askartza se postula, un año más, como el principal favorito para el título de Segunda, imponiendose con contundencia a un recién llegado, el Mc’Donalds Sestao. Oiasso y Tximistarri también vencieron en sus respectivos duelos.