La Náutica de Portugalete se enfrenta a su temporada más difícil

Con un horizonte muy negro, pero con ilusión y esperanza. Así afronta la Náutica de Portugalete los días previos al inicio de la Liga vasca de waterpolo, que en su caso arranca este sábado (15.00 h.) en casa ante el CNP-WP Navarra. El conjunto jarrillero tiene por delante una temporada que se presume muy complicada, la más difícil de los últimos años. Y es que el club se encuentra inmerso en una profunda renovación que afecta tanto al cuerpo técnico como a la casi totalidad de su plantilla.

Los problemas de la campaña pasada no han hecho sino aumentar de cara a esta 2008-09, en la que los dirigentes jarrilleros han sufrido verdaderos quebraderos de cabeza para conformar la primera plantilla. La marcha del técnico Iñaki Bilbao ha sido casi el menor de los escollos ya que el veterano capitán del equipo, Arkaitz Jauregibeitia, se postuló pronto como su sustituto. Mucho más preocupante ha sido la fuga de jugadores. Nada menos que doce han abandonado las filas de una Náutica que este año cuenta con cuatro jugadores séniors. El resto son jóvenes del juvenil, forzados a dar el salto al primer equipo.

Con este panorama, el nuevo entrenador tiene muy claro que su equipo este año sólo puede aspirar a un objetivo: lograr la salvación. «Nuestras metas han cambiado. Vamos a luchar por mantener la categoría y si es posible ir conformando un equipo de futuro», aseguró.

La necesidad de formar un bloque totalmente nuevo, con un gran número de jugadores sin apenas experiencia, se prevé como una ardua y complicada tarea. Por si fuera poco, un buen número de ellos compagina el waterpolo con la natación. «Es un problema que me tuvo muy preocupado al principio, porque hay momentos de la temporada en los que coincidirán las distintas competiciones con nuestros partidos y los necesitamos para completar la convocatoria. Pero, ya encontraremos alguna solución», destacó Jauregibeitia.

El técnico portugalujo de 34 años no se rinde ante la adversidad. Ni siquiera el posible agotamiento de algunos de sus jugadores ante la perspectiva de combinar los entrenamientos de natación y waterpolo, además de los partidos del primer equipo y del juvenil, le hace perder la esperanza. «Son jóvenes y fuertes. Parece que lo llevan bien», afirma.

Pese a las dificultades, el sucesor de Iñaki Bilbao al frente de la Náutica se muestra ilusionado y con fuerzas para encarar la campaña. «Nos va a tocar sufrir. Pero veo a los jugadores con ganas. En los partidos de la Liga vizcaína hemos demostrado que podemos luchar con los equipos de abajo y ahí va a estar nuestra liga.»

elcorreodigital.com

1 Comment on La Náutica de Portugalete se enfrenta a su temporada más difícil

Los comentarios están cerrados.