Guillermo Molina, campeón de la Euroliga masculina con el Pro Recco

El internacional español Guillermo Molina ha conseguido este fin de semana convertirse en el primer español que se alza con el título de la Euroliga masculina de waterpolo tras el cambio e formato de la competición. El jugador ceutí, que después de unas temporadas en la Lega italiana ha dado el salto al conjunto dominador de las competiciones transalpinas y continentales de las últimas temporadas, el Pro Recco, contribuyó en el cuadro anotador de su equipo para acabar imponiéndose al Primorac Kotor montenegrino en la final por 9-3. Molina, de 26 años, suma un nuevo título a su gran palmarés deportivo, en el que también figuran un oro, una plata y un bronce mundialista y un bronce en el Campeonato de Europa con la selección española.

El otro representante español en la Final Four, el árbitro barcelonés Joaquim Fernández, fue el encargado de dirigir la primera semifinal de la competición, la que enfrento al Pro Recco con el Partizán de Belgrado (Serbia) y que se acabó decidiendo en la prórroga del lado italiano por 8-7 (6-6 al final del tiempo reglamentario) y el partido por la tercera plaza, donde el equipo serbio se impuso al Jug Dubrovnik por 16-15 en la tanda de penaltis.