Las Crónicas de AJD: ASKARTZA LEIOA B 7–4 C.DEPORTIVO BILBAO

ASKARTZA LEIOA B 7 – 4 C.DEPORTIVO BILBAO
(2-0,2-1,0-2,3-2).
Superioridades: Askartza10, Depor 8
Penaltis: Askartza 2 (0)
Arbitros. Alberto castro, Iñaki Gomez

Partido insulso y a ratos hasta infumable. Askartza ofreció un libro de ruta más claro contra un Depor, cuyo juego cayó en esterilidad.

El partido empezó sin ritmo y con ideas muy poco claras cuando se tenía que atacar. El joven Javi Estallo (98) dio ejemplo con su atrevimiento desde el arco: sorprendió abajo a Ion Agirre: 1-0. Depor, demasiado frío, no reacciónó. Al final del período Edu Imaz dobló la ventaja de los suyos de hombre más: 2-0

El segundo empezó de la misma manera, con un Depor acelerado y sobreexcitado y Askartza aprovechando a cuenta gotas sus oportunidades: Otro joven, Mikel Unzueta, batió al meta bilbaíno en superioridad: 3-0. Los de Alameda Recalde por fín vieron puerta mediante Gabriel Angulo, logró  superar desde el perímetro a Nando Valdivieso (el portero de Askartza de Primera División): 3-1. Pero el gol no le permitió al Depor entrar en el partido. Askartza (sin Aitzol Ruiz, ni Ivan Neira, pero además del portero nacional y con David Estallo) defendía con orden y entrega de los jóvenes. Edu y David manejaban los tiempos. Acto seguido otro de la prolífera cantera de Askartza del (98) Xabier Pérez de tiro cruzado aumentó la diferencia a 4-1. Depor no se parecía a sí mismo. La confianza en su tiro del último partido en Pamplona se había esfumado.

Con el cambio de banquillos los de Txema Florez cambiaron de actitud. Su boya Jon Intxausti recibió uno de los pocos balones en condiciones y con su marcador y el portero encima logró a robarles la cartera: 4-2. Al rato el boya de enfrente Xabier Perez consiguió un penalti que David Estallo falló al escapársele el balón de la mano. En ataque el juego del Depor estaba muy condicionado por la presencia del “primo de Zumosol” Nando, el meta de Askartza que les infundía mucho respeto a sus rivales. El veterano InazioAlzola “Txin” mostró la manera de batirle, con sangre fría cruzó ajustando al palo: 4-3. Ahora las ansias se apoderaron de los de Isusko Arias. Xavier Perez falló otro penalti (estrelló el balón en el larguero), señalado por entrar Mikel Gaminde con unos centímetros y por un segundo dentro del campo, después de mostrarse la bandera roja de sus 3 faltas personales. Era el momento para Depor de empatar y coger la iniciativa. Pero, sea por la mala elección del momento de chutar (se fallaron 2 superioridades seguidas por precipitación), sea por las excelentes intervenciones de Nando en dos uno a uno, acabados con vaselinas, que el guardameta valenciano atajó, eso un pudo llevarse a cabo.

El despropósito ofensivó de los dos ataques continuó en el cuarto período. Aunque a trancas y a barrancas, Depor creaba más peligro, pero su esterilidad goleadora seguía patente. Parecía que el marcador no se iba a mover, cuando en los últimos compases del encuentro sí que hubo movimiento en el marcador. Primero en una zona hombre menos, Depor se olvidó por completo de Iñigo Meca, marcando a los supuestos hombres-peligros, y el chaval absolutamente solo delante de Agirre no falló 5-3. Depor reaccionó a la desesperada; un marcaje a lo “indio” permitió a Edu Imaz sin problemas avanzar y terminar con cualquier esperanza visitante: 6-3. El gran gol en la cruceta de Borja Unceta, que lo había intentado varias veces sin éxito antes, ya no tenía importancia: 6-4. Quedó tiempo para que se luciera, si no lo hubiera hecho ya, Nando Valdivieso. Repitió su extraordinario gol en el último segundo del tercer período contra Sevilla en Primera División nacional. En el último segundo del partido paró un chut y remató en seguida. Con el balón ya en vuelo, sonó la vocina, antes de que entrara en la portería rival. Golazo marca Valdivieso: 7-4

AJD