Artículo de opinión, por X1: ‘El deporte en su esencia’

EL DEPORTE EN SU ESENCIA

Es tiempo de reivindicaciones. Cada grupo social reclama cambios sustanciales o leves modificaciones en todos los ámbitos: economía, política, sociedad, derechos colectivos e individuales… a través de estas líneas me gustaría ir desgranando una de las afecciones más notorias que he podido observar en el mundo del deporte. La pérdida de su esencia original.

Son ya cuatro años desde que comenzó la agónica crisis que nos azota. Desde entonces, muchas cuestiones han pasado por los focos mediáticos revisionistas. Entre ellos la incierta situación del deporte.
El deporte ha vivido durante las últimas décadas muy por encima de su capacidad económica y social. En un artículo publicado en El país con fecha 31 de Marzo 2013, el periodista Carlos Arribas afirma que hay veinticinco federaciones españolas en quiebra técnica, con lo que ello implica para los deportistas de élite. Arribas desglosa las auditorías practicadas por las federaciones y, resume que un gran número de presidentes de federación tienen sueldos anuales de 60.000 euros, a nivel de un Secretario de Estado. Expediciones a competiciones con más directivos que deportistas, billetes de primera clase, comidas desbocadas… completan el desglose. Es un ejemplo más de lo que últimamente aflora incesantemente, la mala gestión de las instituciones públicas y privadas. En este caso, deportivas.

El caso del fútbol es un ejemplo paradigmático de la transformación de un deporte a un negocio, donde el populismo en los palcos ha sido la tónica habitual entre los presidentes de turno. También la guerra sin cuartel por los derechos televisivos, deudas millonarias con el Erario público, cláusulas secretas en los traspasos de jugadores, ética más que dudosa en la conducta de un número importante de futbolistas profesionales (no olvidemos que son el espejo de muchos chavales)…

El politólogo y escritor de origen argentino Marcelo Colussi analiza desde otra óptica más global lo expuesto:

“En un mundo donde absolutamente todo es mercancía negociable no tiene nada de especial que el deporte, como cualquier otro campo de actividad, sea un producto comercial más, generando ganancias a quien lo promueve. Y tampoco estamos diciendo que esto, en sí mismo, sea reprochable en la lógica de mercado imperante. Simplemente reafirma el esquema universal que sostiene el mundo moderno, donde todo es un bien para el intercambio mercantil: recreación y salud, alimentos y vida espiritual, educación, pornografía, la guerra (…)”

No critico el fútbol como deporte, sino todo el entramado económico y político que se ha creado a su alrededor. El deporte Rey es el ejemplo por antonomasia, pero seamos justos, no es el único patrón de la parafernalia que se ha creado alrededor del deporte. El ciclismo es otro caso que esta en el punto de mira de la opinión pública. Los escándalos que salpican la reputación de este deporte vienen de la mano del dopaje principalmente. En los últimos meses hemos visto sucumbir a todo un mito como Lance Armstrong. Sinceramente opino que el americano no es más que un peón en el tablero de ajedrez mediático. Me explico. Cada año observamos desde nuestros sofás cómo las pruebas ciclistas son cada vez más exigentes para el ciclista. La razón es simple, quieren espectáculo, puro y duro, para que nosotros disfrutemos y, los organizadores de eventos deportivos saquen amplios beneficios de promoción sin tener muy en cuenta las condiciones físicas tan exigentes del circuito profesional. No quiero dar la imagen de que estoy justificando las decisiones que tomó el tejano, pero quién piense que Armstrong es el único culpable, no se atiene a la realidad. Armstrong (como otros deportistas de élite) ha sido en parte, repito en parte, víctima de una época del deporte. En ese sentido, opino que el dopaje no es sólo una particularidad del ciclismo, también otros deportes han entrado en ese círculo vicioso de competición y superación de marcas y, creo sinceramente, que es una de las consecuencias de los niveles de profesionalidad que ha llegado el deporte.

En la misma dirección, el recientemente citado Marcelo Colussi, escribe a modo de introducción en uno de sus artículos, las palabras de un ex miembro del Comité Olímpico Internacional: “El espíritu amateur que se pusiera en marcha con la reedición moderna de los Juegos Olímpicos de la mano del Barón Pierre de Coubertin en 1896 en Atenas, ya no existe. El deporte, por cierto, no nació como actividad profesional; distintas sociedades, a su modo, lo han cultivado a través de la historia, siempre como culto a la destreza corporal. La profesionalización y su transformación en gran negocio a escala planetaria es algo que solo el capitalismo moderno pudo generar”. Por cierto, lo de ex, se debe a que le invitaron a marcharse…

No me malinterpreten, no pongo en tela de juicio que haya deportistas que se ganen la vida corriendo, nadando o jugando a fútbol, porque entiendo que cada deportista de élite tiene que invertir tiempo y caudales -a veces de su propio bolsillo- para conseguir una marca o una clasificación. Lo que estoy intentado transmitir es que hay que abrir un debate público sobre la extrema profesionalización del deporte, especialmente en el amateur. Un ejemplo claro referente al amateur puede ser cualquier evento relativo al atletismo. Cuenta un Blogger que participa en carreras populares desde hace años la transformación de este tipo de eventos en unos años. Antes había muchos menos participantes, tenían precios asequibles, los circuitos eran exigentes pero no sufridores y el atleta disfrutaba de la competición. Hoy día sin embargo, los organizadores de estos eventos han multiplicado los precios con el objetivo de exprimir los beneficios, muchos de los circuitos son sangrantes y el atleta acaba exhausto, por no hablar del material deportivo que es carísimo. Lo curioso según el Blogger, es que los atletas Kenianos y Etíopes siguen pasándose por la piedra a todos los “modelos de Cibeles” (sic.). En referencia a los atletas amateurs que acuden a los eventos con todo el pack de material deportivo.

FALTA DE IGUALDAD EN LAS DISCIPLINAS DEPORTIVAS

Una de las consecuencias más palpables de esta excesiva profesionalización, es la desigualdad entre las diferentes disciplinas deportivas.

Obviamente, entiendo que todo depende de números (cuantos federados, cuantos equipos…). Pero son nuestras instituciones públicas, las que al fin y al cabo deberían de fomentar el uso del deporte, blindándolo con medidas legislativas eficaces que otorguen las mismas posibilidades y medios a todas las diferentes disciplinas existentes.

Un ejemplo de un caso real bastará para ponernos en situación de comprender a lo que me refiero. A los 12 años fui seleccionado para formar parte de la expedición que representaría a la Selección de Euskadi de fútbol alevín en un torneo que se disputó en San Fernando (Cádiz). Representábamos a la flor innata de la cantera vasca de fútbol y, ahí estaba yo, portero del histórico Arenas de Getxo, con jugadores del Athletic Club, Real Sociedad, Eibar… el Staff técnico lo compusieron el entrenador Kike Liñero, un delegado, un utilero, un médico y dos directivos. Un total de 6 personas para 12 jugadores. El viaje se realizó en avión (mi primera vez) y la estancia tuvo lugar en el Hotel Bahía de Cádiz, de cuatro estrellas. Recuerdo ver jugar a Bojan Krkic y que mis compañeros de selección me dijesen: “Fíjate en ese, será un crack en el futuro, juega en el F.C. Barcelona y está cobrando ya un sueldo”… Llegamos hasta la final, perdiendo con la Selección de Valencia por 2-1. En el viaje de regreso en el avión, incluso los pilotos se percataron de nuestra presencia y nos permitieron pasar por la cabina en grupos de tres o cuatro chavales para echar un vistazo a la cabina del “pájaro”. Una experiencia inolvidable. Un año más tarde tuve también la oportunidad de representar a Euskadi pero esta vez en el agua, aunque seguí bajo palos. El staff técnico estaba representado por Isusko Arias y Ander Ramírez. Dos personas para 13 jugadores. El campeonato Estatal se disputó en Málaga. El viaje se realizó en bus, con un trayecto de 14 horas aproximadamente. Del Hotel ni recuerdo el nombre, me imagino que la FVN buscaría lo más asequible. El resultado final fue sextos tras perder el último partido contra Navarra. La misma satisfacción, pero distinto sabor.

No pongo en duda las buenas intenciones de ambas federaciones, pero es un ejemplo real de la desigualdad que estoy denunciando desde ya pronta edad. Podría seguir exponiendo casos: Niñas de gimnasia rítmica y artística que entrenan de 4 a 8 horas diarias (en detrimento de estudios, amigos, familia…), ciclistas amateurs, atletas, boxeadores… en el deporte el único secreto es entrenar más y más duro.

No me gustaría dar pie a que esto es un tema de dinero, no es así. Me basta con que mis instituciones reconozcan y/o beneficien de alguna manera la ardua labor que supone ser deportista de élite, pues yo en mi casco de waterpolo llevo la Ikurriña y, por tanto, me considero un “embajador” de mi tierra. En los años que llevo en Primera División Nacional de Waterpolo, jamás he percibido dinero, es más, lo he tenido que poner tanto yo como mis compañeros para jugar. El reconocimiento del que hablo lo hacen pequeños eventos como el que tuvo lugar hace unos meses en la foto de familia que la Fundación Bizkaialde (órgano de la Diputación General de Bizkaia) organizó. En este evento nos reunimos todos los deportistas que patrocina la Fundación bizkaitarra (Kaiku, Urdaibai, Athletic Femenino, Leioa Askartza Waterpolo femenio, Hockey, Béisbol San Inazio…). Tras la foto, nos sirvieron unos tentempiés y pudimos respirar el ambiente y el buen rollo entre deportistas. A ese tipo de reconocimientos me refiero, el hacerte sentirme especial porque representas al deporte vizcaíno al más alto nivel.

Daré más argumentos cuando hablo de la ardua labor del deportista de élite. En mi equipo, Askartza Waterpolo, de los quince componentes que conformamos el equipo masculino el 80% esta cursando una carrera universitaria. Hasta mi compañero valenciano Nando Valdivieso que es de los únicos que percibe dinero, se ha matriculado en la Universidad a distancia. Sabemos que el waterpolo no nos dará de comer. Compara y, si ves este porcentaje en un equipo de Tercera División de fútbol, como mínimo, nos lo haces saber. Yo mismo curso una Licenciatura en Historia en Gasteiz, con un horario infernal de tarde que no me permite asistir a todas las clases porque tengo el deber para con mis compañeros de entrenar como uno más. Los gastos de los viajes (diferentes buses, metros…) los sufrago yo, mejor dicho, mis padres, porque no se me permite acceder a una beca de deportista de élite debido a las exigencias formuladas para obtener tal beca.

En resumidas cuentas, la situación del deporte, actualmente, es como mínimo injusta. Se destinan auténticas millonadas a las federaciones con los consiguientes gastos extradeportivos señalados en las primeras líneas del artículo, y los que verdaderamente necesitamos apoyo o reconocimiento, estamos con el culo aire. En ese sentido me gustaría añadir que los medios de comunicación juegan un papel importante. Entiendo que hay que vender, pero por ejemplo un medio de comunicación público debe de tratar a todas las disciplinas deportivas por igual. Un medio privado que haga lo que quiera, aunque personalmente opino que programas como Los Manolos de Cuatro, no es sino un salsa rosa deportivo, y sinceramente me parece cuanto menos, bochornoso.

¿Tenemos un sistema justo y equitativo en lo que respecta al deporte? ¿Qué papel juegan las instituciones públicas en el fomento del mismo? ¿Estamos haciendo las cosas bien?

Son preguntas que yo no puedo responder porque en parte no tengo acceso a las informaciones opacas de las federaciones. Pero se me viene a la cabeza otros países donde los esfuerzos públicos están armoniosamente repartidos. Me tacharán de rojo, comunista y lo que quieran, pero el caso de la Cuba Castrista es un milagro en términos deportivos. Con todos los problemas internos, pero sobre todo externos (aislados del comercio mundial desde 1960) que tiene la Isla y, con una población que supera levemente los once millones de habitantes, el esfuerzo titánico que hace el Gobierno cubano por el fomento del deporte es digno de admirar.

Olviden todo tipo de prejuicios sobre el régimen cubano y pongan atención a las palabras del sempiterno Fidel Castro en un discurso de 2005, razón no le falta: “ El deporte es y debe ser uno de los medios más eficaces con que cuenta la sociedad para contribuir al fomento del bienestar y la salud de los ciudadanos, para el desarrollo del espíritu de superación y de emulación entre las personas, para la consolidación de hábitos de disciplina social, de solidaridad entre los hombres, para el cultivo de una mejor calidad de vida; en una palabra, para la realización plena del ser humano…”
Sabiendo que ofreciendo unos datos concretos el mensaje puede calar mas hondo, compararé paralelamente las medallas obtenidas por Cuba y España en los últimos Juegos Olímpicos:

– Barcelona 1992: Cuba 31, España 22
– Atlanta 1996: Cuba 25, España 17
– Sydney 2000: Cuba 29, España 11
– Atenas 2004: Cuba 27, España 19
– Pekín 2008: Cuba 24, España 18
– Londres 2012: Cuba 14, España 17

Si Cuba, con los pocos recursos que dispone logra estos resultados, la única conclusiones irrefutable es que algo se está haciendo mal.

En definitiva y, enlazando con lo dicho al comienzo del texto, es tiempo de reivindicaciones. Es necesario dejar a un lado el “panem et circenses” romano y volver a concebir el espíritu deportivo como una práctica sana y al alcance de todos, sin distinción. Porque el deporte es una de las herramientas con mayor capacidad de cohesión y transmisión de valores democráticos y, recoceréis que en estos tiempos tan convulsos, esos valores, tienen una importancia capital en el desarrollo como personas.

Por X1

26 Comments on Artículo de opinión, por X1: ‘El deporte en su esencia’

  1. un aarrticulo extraordinario, excelente...¡¡¡¡animo Xabi ademas eres una persona de los pies a la cabeza(un hombre ) quiero decir....

    Me parece unarticulo extraordinario, lleno de verdad y reflexion,
    Ademas por si algien lo duda eres un hombre de los de verdad, de los de antes, trabajador, honesto y servicial.. sigue asi Xabi llegaras lejos,,,,

  2. Tienes más razón que un santo. Esto es un ejemplo trasladado al deporte de lo que ocurre también a nivel social y es que tampoco nadie nos pide nuestra opinión y tampoco es que a nadie parezca interesarle lo que opinamos. Pero niñas y niños, chavales y chavalas que se esfuerzan muchísimo no tienen el mismo reconocimiento ni social ni económico.
    Muy triste

  3. aunque alguien se haya preparado para ejercer un trabajo (contestación a Ismael) no quiere decir que pueda cobrar por ello.

    Discrepo contigo: desde el momento que consideras que una persona se tiene que formar para ejercer cierto tipo de trabajo es muy lícito cobrar por ello. Otra cosa es que consideres que ese trabajo pueda hacerlo cualquiera sin ningún tipo de experiencia ni formación. Desde luego, yo como padre no llevaría a mi hija a ese club ya que creo que no le aportaría nada ni deportivamente ni extradeportivamente.

    ¿generamos algo económicamente hablando?

    ¿Y un médico, un maestro, un artista (pintor, escultor, actor, …), un psicólogo, un cocinero, un camarero, un bombero, policía, políticos, …?
    Creo que la respuesta de lo que aportamos ya la ha contestado JL. Hay cosas que no se pueden valorar única y exclusivamente en un plano económico. De todas maneras me parece que existen investigaciones de lo que se ahorra la Seguridad Social con personas que practican actividad física de forma regular frente a las que no. Y esa educación empieza desde los más pequeños.

    Un saludo, Ismael

  4. El deporte (el de verdad, digo, no el megaprofesionalizado) tiene un problema estructural y desde hace muchos años: nunca hemos sabido vender bien nuestro producto. Creo que en los clubes y escuelas (de waterpolo, en este caso) se hace un trabajo de formación y educación increíble, llegando incluso a ser un complemento imprescindible de la educación propiamente escolar.

    Nunca hemos sabido vender bien esta labor. En una sociedad en el que el alcoholismo infantil, el tabaquismo, la obesidad, el sedentarismo… son problemas reales que afectan a los niños. Y el deporte les da un espacio en el que se previenen esas situaciones. Eso creo que los padres lo valoran, pero nunca se ha valorado monetariamente.

    Hoy en día, es fácil que los padres paguén 60-80 euros al mes por dos horas de inglés a la semana. Pero se llevan las manos a la cabeza cuando en los clubes deportivos les piden menos de la mitad. Y en los clubes les dan deporte, educación en esfuerzo, compañerismo, salud… Y para eso es necesario gente formada y valorada.

    Estoy de acuerdo en que tiene que haber gente que viva del deporte. Es necesario si queremos que esta educación complementaria (cada vez más necesaria, desde mi punto de vista) sea la mejor posible. Lo que hay que hacer es invertir la pirámide de quién vive de esto y adecuarlo a las realidades de cada territorio. No puede ser que estemos pagando a estrellas internacionales millones de euros, y que dejemos en manos de su voluntad la formación de nuestra gente cercana. Ambos casos son deporte, ambos deben vivir profesionalmente de esto (para eso gastan tiempo y dinero en formación y trabajo), y ambos se tienen que equiparar.

    Hay que dar una vuelta a lo que entendemos por deporte. Menos estrellas prematuramente millonarias, y más trabajadores capacitados para el deporte.

  5. Habéis abierto un debata muy interesante sobre la profesionalidad, en nuestro deporte. Las discusiones se deben de llevar en el tono de las actuales opiniones en este blog. Pero hay cientos de preguntas que hacer: aunque alguien se haya preparado para ejercer un trabajo ( contestación a Ismael) no quiere decir que pueda cobrar por ello. Estoy contigo que lo que hace falta es gente como tú, pero
    ¿cuanto hay tiene que cobrar un entrenador? ¿Cuanto cobran los entrenadores en DH? ¿Cuanto cobra un médico de la seguridad social? ¿Vale 4000 euros al mes un trabajador (entrenador ) de DH? ¿Cuanto vale un entrenador de categorias? ¿Un evaluador de arbitros debe cobrar lo que cobra? ¿hay diferencias entre el tiempo que le dedican los deportistas, los entrenadores y lo que lo hacen los arbitros? ¿QUe diferencias de ingresos por hora tienen los distintos grupos que he citado?
    Tengo como 500 preguntas más, pero hay una que creo que puede ser de las primeras ¿de donde debe salir el dinero para pagar nuestro deporte? ¿generamos algo económicamnete hablando? Gracias y animo a todos los entusiastas de este bonito deporte.

  6. en contestación a la Madrileña: creo sinceramente que dado el nivel de profesionalización es difícil desmantelar todo el entramado creado a su alrededor. Estoy a favor de que haya deportistas que se ganen la vida con lo suyo pero hasta cierto punto. No puede ser que haya desigualdades estratosféricas en lo que gana un deportista y otro.

  7. Se deja claro que el deporte sí puede ser profesional, respondiendo al caso de Ismael. Lo que se critica es la excesiva profesionalización de ciertos deportes (Fútbol en gran medida) que hacen que otros deportes (en nuestro caso waterpolo) estemos tan mal reconocidos.

    Lo que ha pasado y está pasando en las federaciones es una irresponsabilidad muy grave, hay gente que por peores cosas se ha pasado un buen tiempo en la cárcel.

    En Cataluña el Waterpolo esta muy muy muy mal, y ya veremos si el próximo año como quedan las LIGAS NACIONALES, me da que los catalanes van a montar un chiringuito aparte debido al tema económico.

  8. “No tendría que cobrar nadie. Quien se quiera dedicar a esto, que se dedique gratis: Directivos, Árbitros, Deportistas, etc.”

    Querida Madrileña:
    Después de 5 años de carrera, sacarme el Título de Entrenador Superior de Natación y Waterpolo, tratar de reciclarme lo más posible, … que me digas que no tengo derecho a ganarme la vida entrenando a waterpolo, lo mínimo que te puedo contestar es que me duele bastante (otro cantar serían los sueldos abusivos, dietas, … que también lo has mencionado pero que evidentemente no tocan a todos y todas). No es que pretenda hacerme rico; simplemente lo que quiero es que el waterpolo sea mi profesión (que por eso es una de las cosas que me apasiona) y tener una vida digna dedicándome a ello, algo a lo que aspiran todos y todas las que estudian por ejemplo magisterio, psicología, ingeniería o cualquier otra carrera.
    Por cierto, desgraciadamente hoy por hoy no puedo ganarme la vida sólo trabajando por y para el waterpolo.
    Un saludo, Ismael

  9. Estoy bastante de acuerdo contigo. No sé como estará la FVN, pero lo que te aseguro es que la RFEN sí que tiene dinero. El sueldo y gastos del presidente (además de los gastos de los “demás representantes”) supera el del presidente del Gobierno, en época de crisis, cuando el anterior presidente no cobraba. Hay dinero para lo que quieren. Los “seleccionados” vuelven de campeonatos de europa con dos escalas y viajando 12 horas, mientras que “otros” van en vuelo directo. No hay dinero para dietas de los deportistas, pero hay “directivos” que van a Italia en coche (con su mujer) y pernoctando, todo a costa de la Federación. Hay entradas en las olimpiadas para todos …., pero no hay para los padres de los deportistas, que tienen que pagarlas por adelantado.
    Yo también he estado en Málaga, en el infantil, viajando los chicos en autobus. Bendito viaje, ¡qué ilusión en los chavales! No tendría que cobrar nadie. Quien se quiera dedicar a esto, que se dedique gratis: Directivos, Árbitros, Deportistas, etc. Que no le cueste a nadie, pero que nadie viva de esto. El deporte no puede ser profesional. Tiene que tener ayudas, pero no vivir de el.

  10. Muchas Xabi por demostrar que cuando uno tiene algo que decir debe presentar argumentos. Muy de acuerdo con el mensaje.

    Hay que cambiar modelos…y hay que empezar a hacerlo cuanto antes.

  11. Totalmente de acuerdo con tu opinión.
    Me gustaría remarcar algo sencillo pero a la vez imprescindible, el equipo es un conjunto de personas heterogéneas con objetivos comunes, entre ellos disfrutar y aprender. El equipo es equipo en lo bueno y en lo malo, no solo para ganar. No hay que olvidar que esta formado por personas y no por máquinas. La esencia del deporte comienza por algo tan sencillo como esto, y de ellos son responsables los jugadores, los entrenadores, la directiva, club… Y por eso es tan importante el compañerismo, el respeto y la comunicación en el equipo; las decisiones se toman hablando con los chavales, que no hay que olvidar que dejan ” el culo ” por el equipo.

  12. Me ha encantado la reflexión yo como madre creo que el deporte debe ayudar para formar personas, especialmente en algunos de los principales valores que aporta como DISCIPLINA ( tan olvidada por todos y en todo) AFÁN DE SUPERACIÓN, RESPETO A LAS REGLAS DEL JUEGO, SABER SUFRIR (¿dónde nos enseñan esto) SABER AGUANTAR, COMPAÑERISMO, ESCUELA DE SOCIALIZACIÓN ,……Pero no todo es positivo, yo creo que los clubs deben ser un poco más escuela de democracia. Las directivas son opacas y los entrenadores muchas veces toman las decisiones solos, sin tener en cuenta a los miembros del equipo. Creo que en el deporte debemos mejorar si queremos que sea fuente de educación. Por cierto X1 eres un fenómeno redactando, además de buen deportista y se ve buena persona . Aurrera.

  13. Reflexiones como esta hacen enormemente grande la esencia del deporte ,aunque muchos la desconozcan, y la humildad de muchos deportistas que permanecen “a la sombra”.
    Zorionak eta eskerrik asko X1!

  14. ¡Muy bueno! profunda reflexión; yo como madre de 2 hijos deportistas, tanto en futbol como en waterpolo, estoy totalmente de acuerdo y no tenemos que dejar que las instituciones desvirtuen el deporte, zorionak X1!! El deporte es salud y cultura.

  15. Precioso artículo que reúne a la perfección lo que debe de ser el Deporte. ¡Muchas felicidades al autor!

  16. Que bien que se de la cara por los que sufrimos estas injusticias.
    ¡Gran artículo!

  17. Estupenda reflexión. Igual ha llegado la hora de pegar un puñetazo en la mesa y censurar las desigualdades que se están produciendo a nivel institucional con el deporte de verdad.

  18. Totalmente de acuerdo, y hablando de waterpolo, rompo una lanza por un equipo de mi tierra, el CN Helios, que va a disputar la promoción como equipo de DH con todos sus jugadores amateur. Y respecto al futbol y su aplastante influencia, habría que repartir algo de culpa a los periodistas que viven del salsa rosa deportivo. Muchos animos waterpolistas y seguir por ese camino es el correcto aunque Los Manolos digan lo contrario.

  19. Este artículo me hace respetaros aún más. vuestro pleno compromiso hacia el waterpolo hace que sigamos acudiendo cada fin de semana a las gradas,
    Escribes verdades como puños, ojalá que la repercusión de esta entrada haga reflexionar al sistema! Zorionak X1!

  20. Un diez por este articulo. Desgrana la esencia y también los vicios actuales del deporte.

  21. Ojalá este artículo sirva para dejar de rescatar equipos e invertir en deporte, salud y calidad de vida. Muy buena redacción.

  22. Me parece un acierto este articulo. Una verdadera reflexión sobre la situación actual del deporte profesional. ¡Zorionak!

Los comentarios están cerrados.