Edu Hurtado (CNW Sestao): ‘Ser “algo más que un equipo” no es un eslogan publicitario’

Comenzamos con los Clubes de Euskal Herria, todos han recibido las mismas preguntas para que nos cuenten la situación del club, objetivos, y puedan decir aquello que crean oportuno.

sestao_entreno

EDU HURTADO, CNW SESTAO

1) ¿Cómo se presenta la temporada?

Complicada. Va a ser una temporada decisiva para nuestro club, porque en este año tenemos que ser capaces de asentar las dinámicas de trabajo. Nos hemos marcado unos objetivos ambiciosos pero realistas, vamos poco a poco. Creemos que va a ser una buena temporada, porque partimos de un punto muy diferente al que estábamos hace uno/dos años. Hay proyecto, hay cantera, hay estructura y hay equipos. Lo demás, llegará.

Tenemos un problema, la falta de espacio y la falta de compromiso del Ayuntamiento con el proyecto. Todo lo que hacemos se hace con encaje de bolillos y con una planificación que va al detalle, dividiendo grupos, equipos y lámina de agua. Hay un tope, y está claro. Lo importante es que se respeten esos mínimos y podamos seguir trabajando. Vamos a tener que lidiar con eso.

2) ¿Qué objetivos hay como club?

Como club tenemos varios objetivos. El primero es profundizar en la estructura interna, organizativa y técnica. Tenemos, además, la tarea de estabilizar todo el trabajo realizado hasta ahora y controlar el crecimiento. Es momento de pensar en la base pero seguir trabajando duro arriba. Por otro lado tenemos la obligación de mantenernos firmes en nuestra filosofía de trabajo, con independencia de que ahora seamos más o estemos mejor preparados deportivamente. Sestao es un club que apuesta por las personas, una a una. Llevamos a cabo un programa de seguimiento académico de los chavales, un programa de tutorías con las familias y damos valor a lo humano. Esos son los cimientos y si hemos crecido de una forma tan bestia es gracias a que hemos aportado ese punto de vista. Por eso por encima de los resultados siempre van a estar las personas. Siempre. Ser “algo más que un equipo”, no es un eslogan publicitario, es lo que somos y eso es lo que tenemos que proteger y mantener. Desde ahí vamos a luchar por llegar lo más alto posible.

sestao_cadete3)  Altas y bajas… a todos los niveles (número de chavales en el club)

Tenemos 23 chicas nuevas, empezando desde 0, que van a conformar nuestro equipo femenino absoluto. Hay incorporaciones nuevas en el grupo de los cadetes, en el de los infantiles y en el de los alevines. El grupo de benjamines también crece. Y empezamos con un grupito de niños y niñas de 2006 y 2007 con una actividad de toma de contacto con la pelota. En cuanto al equipo absoluto masculino, hemos pasado de tener 8 jugadores a ser 30, hay regresos esperados (gente que ha necesitado un tiempo de descanso y ahora vuelve) y mucha gente con ganas de aprender. Vamos a tener dos equipos absolutos masculinos, un A en la segunda división de Euskal Herria y un B en la Liga Noroeste. Bajas, sólo tenemos una en el absoluto masculino, un chaval que empezó en abril del año pasado y que lo tiene que dejar porque le ha salido un trabajo a la misma hora del entrenamiento.

4) ¿Cómo ves tu liga?

Creciendo. Veo que hay muchos clubes que están trabajando bien, desde abajo. Se ha tomado conciencia de la necesidad de estructurar las canteras. Esto hace que el nivel de la segunda división suba. Creo que es una liga MUY importante para nuestro waterpolo, porque es formativa. Y en esa línea debería estar estructurada y en esa línea se debería entender. No entiendo porqué, por ejemplo, hay equipos que bajan jugadores del primer equipo al filial para ganar partidos. Esto es absurdo porque se rompe la naturaleza de esta liga. Nosotros intentamos que eso estuviese regulado de alguna forma, pero parece que no ha sido posible.

sestao_EH5) Algo que cambiarías en nuestras ligas…

El cortoplacismo. El hecho de ser nuevo en todo esto y acabar de llegar me hace ser un gran desconocedor de muchas cosas y de muchas situaciones, pero también me da una perspectiva muy amplia respecto a otras. Veo que no existe un objetivo colectivo a medio y largo plazo. Se discute siempre sobre lo inminente y lo urgente, pero nunca hay una gran discusión global sobre la situación. Resolvemos el día a día, pero no hablamos sobre lo que queremos ser cuando seamos mayores. Esto es lo que yo cambiaría en el waterpolo vasco. Ese cambio de chip generaría un panorama distinto que probablemente se traduciría en éxitos deportivos colectivos y también particulares, de cada club. He visto muchas cosas en los últimos meses… he visto crecer nuestro club, nuestros equipos, me he formado como entrenador, he tenido la oportunidad de jugar y entrenar en otro país, he vivido un mundial desde dentro, he hablado con mucha gente y he compartido experiencias con grandes clubes del waterpolo nacional. Y creo, y siento, que aquí lo tenemos todo: piscinas, clubes potentes, formación y un biotipo (el del jugador/a vasca) que es perfecto para este deporte. Lo que falta es un proyecto común y un plan para llevarlo a cabo.

6) Algo que añadir…

El deporte es educación y debe ser educación. A muchos niveles. Esto falta. También falta un poco más de acción, menos palabras y más hechos. Hay muchos recursos. A lo mejor cada club, cada equipo, dispone de pocas cosas, pero en global, sumados, tenemos una gran cantidad de espacios, materiales y capacidad humana. Deberíamos ser capaces de sumarlos y ponerlos al servicio de todos. Me refiero a un plan motor de promoción, difusión y trabajo de base en el que estuviésemos implicados todos…sentir que formamos parte de algo más grande que nuestro equipo. Creo que en muchas ocasiones vamos tan deprisa, se resuelve todo tan rápido, que se dejan de lado muchas cosas importantes. Hablo de oportunidades para crear contextos de diálogo, espacios formativos o fomentar las experiencias colectivas en torno al waterpolo.

En general me siento muy contento y satisfecho con lo que estamos poniendo en marcha en Sestao, feliz con mi equipo y entusiasmado con la posibilidad de aprender cosas nuevas cada día, crecer como entrenador y ayudar a otras personas con lo que hacemos. Me gustaría que colectivamente saliésemos de la queja constante y pasásemos a la acción, todos (y me incluyo). Nos han enseñado a mirar abajo y no nos atrevernos a soñar… hay que cambiar eso. Debemos ser capaces de ampliar nuestras miras y no tener miedo a soñar en grande. Debemos arriesgar y provocar cambios. Saltarse los límites, no conformarse con lo que hay, esa la mejor definición del deporte.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Entrevista en el blog de waterpolo de Eitb | A PIE DE PISCINA

Los comentarios están cerrados.