Las crónicas de AJD: W. Navarra – San Andréu

WP NAVARRA – SAN ANDREU 9-6 (2-2, 3-2, 2-1, 2-1)

Quienes temían que la marcha de 8 jugadores de WP Navarra provocaría una hecatombe pueden estar tranquilos. La primera impresión que me dejó la nueva versión “low cost” del equipo de Manel Silvestre es reconfortante. El técnico ha encontrado el camino de amoldar el estilo de juego de su renovado equipo a las características de sus jugadores. Consiguió un triunfo balsámico, el primero en casa, contra un San Andreu con la moral por las nubes de sus dos victorias seguidas contra Sabadell y Barcelona y sexto en la tabla.
El envite empezó con intensidad. Una de las figuras del equipo catalán Daniel Hernández inauguró el marcador rematando a la primera un pase del lado opuesto 0-1. Los navarros empataron en seguida después de una carambola de faltas en ataque. La primera la hizo Asier Esteban en posición de boya, la segunda su marcador que al salir en contraataque se empujó del navarro que se quedó solo ante el portero catalán Ramón Santos, recibió el balón y le batió con clase 1-1. Los de Xavi Julia, durante 16 años ayudante de Toni Esteller en CN.Barcelona y ahora nuevo técnico de San Andreu, empezaron con confianza. El serbio Filip Tenzera, uno de los 4 refuerzos de esta temporada, adelantó de nuevo a su equipo 1-2. Poco le duró esta ventaja. Asier, muy crecido en potencia, logró a neutralizarla con un revés de boya espectacular 2-2. San Andreu seguía empujando fuerte, pero se encontró con una defensa muy activa de WP Navarra tanto en igualdad como en inferioridad – 3 a lo largo de este primer tiempo.
Y si en defensa Manel Silvestre traía un plan bién concebido de ayudas constantes y para cerrar las líneas de pase, en ataque fue necesario algo más que sacrifico. Lo que tiene Julen Artola: talento, arte. Vaya golazo sensacional regaló el “10” navarro a su público. Desde 7 metros remató con paradiña incluida, eléctrico, seco en toda la escuadra: 3-2. A San Andreu le daba igual esta maravilla, seguía a lo suyo. El boya Sergi Trilles (exBarcelona) se giró para superar a Edward Slade 3-3. El ritmo seguíamuy alto, un contraatque local, rebote y el listo venezolano Alexander Garrido se hizo con el balón, echándosele encima el portero Ramón Santis, último hombre ante la línea de gol. El penalti transformó con sangre fría Julen 4-3. Otra superioridad visitante (tuvo 10 contra 5 del local en todo el partido) acabó con gol de empate de Adria Sanz 4-4. Otra vez en escena salió el ímpetu y carácter del “Hombre de las pistolas de oro”. El capitán de los de Pamplona se anticipó a un pase hacia su rival (su especialidad), robo, arrancó y resolvió con elegancia la contra . Un placer, Julen, como siempre: 5-4. Los de casa se fueron al descanso con muy buen sabor.

WP Navarra podía aumentar su ventaja al reanudar el juego, pero el palmeo del segundo boya Javier Munarriz se estrelló en el palo. Los catalanes no desaprovecharon su zona 1+ y Joel Esteller (el jugador de la selección nacional es otro los fichajes de San Andreu) restableció la igualdad 5-5. Fue el momento crucial del choque. Los visitantes habían preparado un tirón en la tercera parte, pero se encontraron con un muy inspirado Edward Slade, el tercer portero australiano en la historia de WP Navarra. El empuje de los hombres de Xavi Juliá nos dio la posibilidad de apreciar el encanto del juego defensivo de los navarros: gran intensidad, apoyos solidarios, sentido de anticipación, bloqueos y tapones prodigiosos. No hay figuras, no hay estrellas, todos trabajan en unisón: estilo “low&chic” obra del fashionista en la táctica Manel. Fue la clave de lo que aconteció de allí hasta el final del partido. Asier Esteban seguía dejándose la piel en cada acción, expulsando a sus marcadores y aunque costaba materializar las zonas, daba un respiro para los suyos. Jaime Arriazu, otro de los permanentes discordios para el rival con el balón, se encargó con la responsabilidad y engatilló desde el arco: 6-5. Se marcharon del equipo Alberto Munarriz, Yuri Biart, Andrei Iosip, Juraj Sakac, Sean King, Borja Jimenez, los dos porteros Juan Carlos García y Omar Montiel, pero se quedaron gente de calidad como Julián García que jugaba con gran coherencia en ataque, movilidad e ideas. Providencial su gol al penetrar en velocidad en la zona rival y rectificar con un defensa encima. Un tanto importante – WP Navarra por primera vez se ponía con 2 goles de ventaja y se acababa el tercer período.

La euforia local se desató nada más empezar el último período. El segundo boya que tuvo muchos minutos en este intenso choque, Javi Munarriz, luchó como un jabato, ganó la posición en la frontal, giró a su marcador, recordando a Juraj Sakac y la enchufó con muñeca a ras de agua en el huequito entre el portero y el palo corto. Un gol de técnica e inteligencia que daba una sólida ventaja a su equipo 8-5. Los catalanes hicieron un intento desesperado de recuperar la senda de los goles y pusieron de nuevo a pruebas los reflejos del portero de Perth (196 cm). Edward no falló. No pudo hacer nada en la contra 2×1 que culminó Sergi Trilles, pero no dejó más opciones al rival a pesar de que los catalanes tuvieron 3 superioridades en este período. Al final de nuevo Julián García (ganó todos los sprints que disputó en el inicio de los cuartos) definió con sutileza un contraataque, poniendo el definitivo 9-6.
Un triunfo que demuestra que WP Navarra podría aspirar a algo más que evitar el descenso si juega con la misma intensidad y acierto en defensa. Arriba tiene gente con talento y oficio que podrían resolver los partidos. Creo que el equipo ha perdido algo de potencia en los duelos estáticos con la salida de jugadores muy físicos y veteranos (Biart, Iosip, Sakac), pero ha ganado en velocidad, en acción en movimiento, en juventud.

AJD

1 Comment on Las crónicas de AJD: W. Navarra – San Andréu

Los comentarios están cerrados.