El entrenador de waterpolo… algo más que un entrenador

SONY DSC

Más que entrenadores.

A veces no nos damos cuenta, pero para muchos niños y niñas no somos unos simples entrenadores. Ellos, en muchos casos, nos idolatran, de una manera u otra, pero en la mayoría de los casos es así. Somos una referencia para ellos, un ejemplo, y tenemos que darnos cuenta de ello.

Hoy en día la situación familiar de cada uno de ellos es diferente, padres separados, la falta de uno de ellos, la falta de un herman@ mayor etc. Por eso para muchos niños además de ser un entrenador somos ese perfil del que carecen en su día a día, y tenemos que darnos cuenta de ello.

Muchas veces hemos tenido que darles charlas de la importancia de los estudios, de cómo hay que comportarse en clase y en casa… incluso charlas de chicas a ellos (consejos doy que para mi no tengo). Pero sobre todo de cómo los estudios son más importantes que el propio waterpolo (sí, es así, aunque cueste escribirlo también nos tenemos que dar cuenta de ello).

Los padres o madres se nos acercan y nos piden por favor que hablemos con ellos, que a nosotros nos van a hacer más caso. Esto siempre me ha sorprendido, sobre todo al principio, hace unos años cuando empecé a trabajar con los más peques del club:  ¿más caso a nosotros que a sus amas y aitas? Pues sí. Así es. Un consejo, una charla, incluso una bronca del entrenador al que idolatran impacta más. Yo ya me he dado cuenta de ello.

Fuera del círculo familiar el entrenador tiene ese poder para ayudar a llevar por el buen camino a los niños y niñas. Les gusta tanto el waterpolo que… como dicen los aitas y amas: ‘Dile tú algo porque a nosotros ya no nos hace caso. ¡Cómo no van a obedecer  a su entrenador!  ¿te lo quieres llevar a casa unos días?’

Algunos viven días emocionados porque el entrenador les ha dicho que van a entrenar juntos en el agua. Algo tan simple para uno y tan grande para el otro… Yo ya me he dado cuenta de ello.

Recuerdo como un día en broma le dije a un benjamín… ‘esta botella de plástico es un regalo eh, guárdala’. Pues 2 meses después la seguía guardando, su ama me pidió que le dijera que la podía tirar.  Detalles que llegan.

Si nos damos cuenta de todo esto seremos un poco mejores. Mejores entrenadores y mejores educadores.

@IsuskoAB

Ask_Polo_ibon_iker.2JPG

2 Comments on El entrenador de waterpolo… algo más que un entrenador

Los comentarios están cerrados.