Las Crónicas de AJD: GETXO – URBAT 10-12 (3-4,4-2,2-3,1-3)

GETXO – URBAT 10-12 (3-4,4-2,2-3,1-3)
Urbat estrenó su casillero de victorias en Primera EH, tomando su revancha de la épica promoción ante Getxo.

El eibarrés Ekhi Sologaistua (96) tuvo el honor de marcar el primer gol del 2014 en las ligas de Euskal Herría (0-1). El joven pupilo de Davide Cerchi a la postre se erigiría como uno de los protagonistas del triunfo armero. Getxo dio la vuelta al marcador en un abrir y cerrar de ojos, gracias al desparpajo de Unai Barbolla (94) por partida doble (2-1). Ekhi ve el juego y asiste a Mikel Bastorrika (92) para el 2-2. Mikel es el gran “fichaje de enero” de Urbat. Su vuelta al equipo después de 6 meses en Chile, surte un efecto luminoso instantáneo. Vayamos por partes. Sologaistua muy inspirado, anota de pos. 1º (es diestro) de uno más 2-3. Aparece la potencia de Julen Rodriguez, empata con bote desde el arco 3-3. Ekhi,Ekhi,Ekhi – tercer gol del canterano y el más bonito, con vaselina de falta más alla de los 5 mts. sorprende a Ivan a 2” del final del primero: 3-4.

Getxo empieza el segundo con rabia. Sabe que se juega mucho, casi todo en este 3 de Enero. Julen machaca de uno más (4-4). Roberto Fernandez de falta directa da ventaja a los suyos (5-4). Y otra vez Julen Rodriguez le gana la tostada a su marcador (6-4). El parcial 3-0 no descoloca al equipo visitante. Tiene dos jugadores de calidad que demuestran sangre fría en un momento crucial. Mikel Bastorrika reduce la diferencia de falta directa (6-5). El getxotarra Ibon Ripoll anota con su especialidad, remata a la primera desde pos 1º (7-5). Aquí está Ekhi para demostrar que tiene ideas frescas y un brazo privilegiado – otra vaselina que se cuela mansamente en la red (7-6). Final del segundo.

Apenas empezado el tercero y Mikel empata desde 5º (7-7). Urbat tiene estas cosas – deja una autopista para Julen en el carril del 5º que el “13” de Getxo aprovecha 8-7. Superioridad para los armeros, Ekhi desde 1º con gran confianza empata 8-8. En las filas rivales hay un chaval con juego rentable Unai Barbolla, que sabe seleccionar el tiro. Otro gallo hubiera cantado si más gente de los de Rubén Gamiz tendrían la efectividad de Unai (9-8). Mikel Bastorrika también sabe asistir, ve en zona uno más a Iñigo Unzeta sin marca entre los dos palos, le sirve y el ilustre veterano empalma para el empate (9-9). Todo se resolverá en el cuarto.

El último período empieza con un arranque explosivo de Mikel Rezio que rompe la línea defensiva y provoca penalti a favor de los armeros. Lo transforma sin miramientos Mikel Bastorrika 9-10. Dónde y y cómo ha entrenado este chaval en el país de los Andes, no lo sé, pero al final del choque tenía fuerzas e ideas, como para imaginarse y ejecutar este golazo con rosca “sacacorchos” 9-11. Un poco más tarde el mismo coronó su extraordinario partido (media docena de chicharros) con diana de revés de posición de boya, que muestra su gran arsenal técnico 9-12. Getxo no fue capaz de reaccionar. Atenazado por los nervios, con impericia en los remates (Julen se desactivó, David Lopez, sin la contundencia habitual, no vio puerta y Ripoll apareció a cuenta gotas – metió para el definitivo 10-12), el equipo anfitrión dejó un poso de amargura no solo por el resultado en sí, sino también por su falta de carácter e ideas en los minutos decisivos de un partido que reclamaba esta plusvalía de creatividad que sí que tuvo el cuadro de Davide Cerchi. La sociedad formada por Mikel y Ekhi (6 y 5 goles respectivamente) tuvo una abrumadora influencia en la histórica victoria de Urbat en Primera División.

AJD