El Atletic-Barceloneta a la final de la Final Six… Radnicki sera su rival…

El CN Atlètic—Barceloneta acaba de hacer historia al meterse por vez primera en la finalísima de la Champions League tras derrotar al VK Primorje Rijeka en un partido colosal, en el que empezó perdiendo 0—2 para ponerse con un increíble 7—3 al descanso y rematar con el 10—8 (2—3, 5—0, 2—3 y 1—2) final. Mañana sábado, la gran final ante el VK Radnicki por la corona continental. El último equipo español que estuvo en una final —el CN Catalunya— fue hace 19 años. A por todas Barceloneta!

El partido comenzó con una salida en tromba de los jugadores del Rijeka, poniendo un rápido 0-2 en los dos primeros ataques gracias a la efectividad de Muslin y su boya rumano Cosmin Radu. Barceloneta tardó en ajustar su defensa en zona que tan gran resultados de ha dado a lo largo y ancho de la Champions. También faltaba el primer gol para dar confianza al ataque español, que estrelló dos palos en los 5 primeros minutos.

La expulsión de Radu ante Echenique fue la antesala del primer tiempo muerto de Chus Martín para preparar un importante ataque en superioridad. Y ya con igualdad en el agua, el chut de Echenique lo remató el serbio Ubovic provocando la primera explosión de júbilo del público de la Bernat Picornell. Ojo, segunda expulsión de Radu y no se había cumplido el primer cuarto… pero Bujivasic dejó finalmente el 2-3 tras los primeros 8 minutos.

El Barceloneta empató con un gran gol de Sziranyi y al Primorje le empezaba a costar mucho perforar la portería de un concentradísimo Dani Pinedo, sobre todo tras el descanso forzoso del gigante Radu. La primera ventaja la proporcionó Marc Roca tras un disparo abajo de media distancia (4-3) y los croatas fallaban un penalti por mediación de Daniel Varga. Un contragolpe con vaselina final del serbio Ubovic ponía tierra de por medio, 5-3 para Barceloneta. Para seguir soñando… Y ya con el gol en superioridad de Pipe Perrone empezaba a ser una losa el 6-3 para los croatas. Por no hablar del último de Albert Español, que hacía el 4-1 de parcial con un 5-0 para frotarse los ojos.

UN 7-3 AL DESCANSO

Tras dos tiempos de un Atlètic para soñar, el Primorje Rijeka se jugaba el todo por el todo en el tercer cuarto, 8 minutos que tenía que tomar como una minifinal si querían tener alguna opción de enfrentarse al VK Radnicki. Preocupación enorme en el banquillo croata y un Barceloneta obligado a seguir jugándoselo todo en cada jugada para no perder su gran colchón en el marcador.

Comenzó el tercer cuarto con gol del Primorje con Denes A. Varga que se marchó de su marca, pero el Atlètic se lo podía permitir. No así un segundo gol seguido de los hombres de Ivan Asic, que iba a evitar Dani Pinedo a un chut a bocajarro de Radu. Y encima tras un segundo gol de Español (8-4). Recortó Daniel Varga con un gol de rebote (8-5), pero Barceloneta estaba muy tranquilo pese a las muchas expulsiones en contra acumuladas. Xavi García castigó a los anfitriones poniendo un peligroso 8-6. Pero a dos segundos del final del cuarto, Marc Minguell palmea un gol que valía media final, por lo menos.

Uno de los asistentes de Ivan Asic es expulsado por protestar la posición de Marc, pero lo importante era mantener esa renta con uñas y dientes. Con 9-7, el Atlètic apostó por seguir firme en defensa ya que Primorje se puso a uno, pero una escuadra de Español -golazo- ponía el 10-8 a solo cuatro minutos. A dos minutos, tiempo con superioridad de Rijeka. Una buena defensa daba la final al Atlètic. Y así fue, no entró el palmeo y se acabó. David Barceloneta -el Atlètic acuático- eliminaba a Goliat Primorje y queda a 32 minutos de la orejona acuática. ¡Enhorabuena!