¿Falta de instalaciones? Waterpolo en verano. Queda planteado

La presente temporada 2014-2015 ha comenzado de la peor manera posible para algunos clubes por el cierre de sus respectivas instalaciones. Las reacciones han sido dispares, los han habido quienes han puesto el grito en el cielo, otros quienes han decidido pelear legalmente en defensa de lo que consideran sus derechos y, también los que han rehusado presentar batalla y guardar silencio. Independientemente de las reacciones -desde aquí nuestro apoyo más sincero y nuestra mano tendida para ayudar-, el problema de las instalaciones acuáticas en España sigue siendo un mal endémico que limita el crecimiento del waterpolo español. ¿Cómo podemos darle la vuelta a esta situación?

Creo que es de dominio público que el origen de algunos clubes en Europa comenzó en una cala o en una playa. Así de simple. En las fotos antiguas que últimamente nos ha dado por subir a los Enfermos del Balón Amarillo se puede observar como la gente acudía a este espectáculo en gran masa. En Bilbao este fin de semana se han concentrado los mejores clavadores del mundo en la ría del Nervión. Sí en Bilbao, donde la última piscina que albergaba esta modalidad se cerró hace más de veinte años y donde no hay ninguna pileta de 50 metros resguardada del 'bonito' clima norteño. Pues bien, exitazo total como se puede ver en la foto. Bilbao y Redbull han saltado al vacío y les ha salido bien.

Redbull en Bilbao.
Redbull en Bilbao.

 

Hay países donde debido al clima, las ligas son veraniegas. El caso de Malta es en ese sentido un reflejo muy útil. En Latinoamérica también existen este tipo de ligas. Es cierto que no es que sean ligas muy competitivas pero nuestra ubicación geográfica no permite disputar competiciones con territorios limítrofes como esta siendo el caso de los países balcánicos e Italia. Y menos aún cuando algún club canario pide consideración a la RFEN al no poder pagar los pasajes para la península.

En España por el contrario no llegamos a alcanzar si esto se ha planteado alguna vez. Pero seamos sinceros, llevamos tiempo sin saber sacar partido a nuestro deporte, el público en las piscinas es el mismo cada semana. En verano hasta en el norte hace buen tiempo por norma general. Podrían ser ligas más compactas en el tiempo, menos longevas y con menos costes, además de más espectaculares de cara al público.

 

Beach Polo

En los últimos años han proliferado sin cesar torneos Beach Polo en la costa española. Es otra opción. Están siendo un atractivo importante y acerca este deporte a lugares recónditos donde ni por asomo podrían ver waterpolo en otras circunstancias. En Italia, la Federación en vista del éxito de estos torneos ha decidido apadrinar una especie de 'superliga' en el cual competirán los cuatro equipos vencedores de los cuatro torneos más prestigiosos. La iniciativa ha sido respaldada por empresas privadas y la imagen visible del torneo veraniego no podía ser otro que el sempiterno Mauricio Felugo. Una gran iniciativa desde la Federación italiana.

Ya que este país este plagado de costa, ¿acaso no sería conveniente promocionar y difundir esta práctica deportiva en verano cuando los futbolistas no acaparan los medios de comunicación?. Lamentablemente nuestro deporte se practica en una piscina que, por norma general, requiere unos gastos elevados que no pueden asumir los clubes privados. Creemos firmemente que el waterpolo se merece estar entre los grandes deportes. Fuimos la primera disciplina en categoría de equipos en participar en unos Juegos Olímpicos. Necesitamos salir de la encrucijada en la que se nos hayamos. Nuevas ideas para viejos problemas.

Australia.
Australia.

No planteamos que de la noche a la mañana nos mudemos a las estaciones veraniegas, simplemente que es hora de abrir un debate público en torno a esta problemática. La RFEN -en unión de los clubes, si es posible…- podría tomar cartas en el asunto barajando la posibilidad de expandir el waterpolo durante estos meses concretos en los que aprovechando las costas y puertos españoles pueda organizarse algún evento ya sea formal o informal para acercar este deporte minoritario a todos los lugares posibles.