Las crónicas de AJD: Askartza – Moscardó 9-9

ASKARTZA – MOSCARDO 9-9 (3-3, 0-2, 3-3,3-1).

Los nervios del estreno atenazaron al Askartza contra un Moscardo que aprovechó las imprecisiones de su rival. Al final los de casa dieron la vuelta al marcador, pero un penalti, en el último segundo del choque, les aguó la fiesta.

Moscardó se agarró en seguida al partido con gol de Fernando Zayas. Respondió el parsimonioso David Estallo con el clásico “Dubinin” 1-1. Los visitantes materializaron su primera superioridad 1-2. Lo intentaron los hermanos Estallo (el pequeño Javi debutó en el siete inicial) y Hector, pero él que logró el empate fue Eneko Orozco 2-2, premonición de su gran partido. Como lo fue el contraataque de su equipo: el dotado de vista de lince David habilitó con un cambio de lado exquisito a Isaías Fernandez para el 3-2. En defensa los de Joan Albella andaban algo bruscos, eso sí defendieron bien las dos inferioridades seguidas que sufrieron, pero no pudieron impedir que al filo del final del primero Carlos Aranda empatara de falta f. 5 m. 3-3

El segundo período si no lo fue, pareció el más flojo de Askartza que he visto jamás. A sus máximos artilleros Isa y Xabi le costaba afinar la puntería. Lo intentó también con su desparpajo Javi Estallo (dos postes). La defensa hizo demasiadas concesiones a un rival que se sentía más cómodo que de costumbre en esta pileta. Askartza falló tres superioridades, la mitad de los que disfrutó en todo el partido. De su parte los de Rubén García fueron bastante más acertados, materializando dos zonas hombre de más y este período-pesadilla para Askartza finalizó con un 3-5 en el luminoso.

Xabi Orozco enseñó cómo. Nada más empezar el tercero, robó un balón, entró con potencia en la zona de los 5 m y provocó un penalti. A Isa no le tembló el pulso 4-5. Sin embargo esta brillante acción individual se quedó sin contagiar al equipo. El rival siguió aprovechándose de su exagerada agresividad defensiva que más que prevenir provocaba oportunidades para el visitante (14 expulsiones en todo el partido en contra de Askartza). Moscardo se gustó con un parcial de 0-3, dos de uno más y uno de falta directa de 5 metros: 4-8. Joan con gesto torcido ya pensaba en lo peor. Con Isa y Xabi gafados ante el gol, apareció, por suerte, el instinto asesino de Eneko Orozko, mucho más concentrado que en otros partidos, jugando con cabeza y sin meterse en berenjenales, creando y goleando en ataque. Sus dos goles providenciales metieron otra vez a Askartza en el partido: 6-8.

Es una pena que me perdí el último y decisivo período por mi compromiso en Portugalete. Sin embargo me imagino lo ocurrido. Una salida en tromba de Askartza, sus jugadores se dejaban la piel en cada acción y con un rival sufriendo de lo lindo. Unai Azkorra, Alvaro Fernandez y como no, Eneko Orozco, llevando a su público al éxtasis y dando vuelta al marcador: 9-8. Toda la familia de Askartza ya saboreaba el primer triunfo en la liga, cuando en el último segundo del partido sucede algo que nunca se había visto aquí y van casi dos décadas en Primera División. Jorge Julián no deja sacar una falta en 5 m. y desplaza el balón más lejos del lugar de la infracción para que su rival retroceda su posición y pierda su ventaja.

Penalti, según una instrucción de FINA, si esto ocurre en los últimos segundos del partido, que se decidió aplicar a nivel nacional al principio de temporada 2013/14, pero que al final no se aprobó a nivel internacional y no entró oficialmente en el reglamento. A nivel nacional el tema se quedó tal como estaba. Los árbitros se han atenido a las últimas instrucciones recibidas a nivel nacional. Gol del penalti y empate 9-9 final. Esto no sería posible la jornada siguiente, ya que una circular posterior al partido disipó las dudas, diciendo que no se podrá pitar penalti en las circunstancias descritas. Lo mejor es “pasar página” como dijo Joan y pensar en el futuro.

AJD