Las Crónicas de AJD: Deportivo-Metropole

DEPORTIVO BILBAO – C.N. METROPOLE 9-21 (1-5,2-5,3-6, 3-5)

El emotivo homenaje a los guerreros veteranos del club bilbaíno, que en agosto del lejano 1963 lograron en un épico choque con tres prorrogas clasificarse para el Torneo final del campeonato de España, ha demostrado una vez más la grandeza de esta institución centenaria. Un gran mensaje para los jóvenes waterpolistas del club. 51 años después Depor se enfrentó al mismo rival: C.N.Metropole.

Fue un partido jugado por hombres y no por robots. Depor acusó los nervios del debut nacional en casa y la presión añadida para no defraudar a su gente y estar a la altura del homenaje. Los de Txema Florez (entrenador-jugador) jugaron más con corazón que con cabeza, con demasiada crispación. Se notaba su falta de ritmo de competición después de dos semanas sin jugar en liga. Además se enfrentó a un Metropole con gran verocidad ofensiva y alto nivel de concentración defensiva que había disputado dos encuentros en el mismo período y fue un auténtico turbellino de presionar, interceptar, robar y salir con fuerza en contra. Practicamente en cada transición defensa-ataque los canarios creaban superioridad numérica y acababan rápido. Los de Hugo Durán estaban muy solidarios en los apoyos defensivos y el juego interior del Depor fue completamente anulado. En estas circunstancias quedaba el recurso del lanzamiento exterior, pero allí apareció la figura del cancerbero canario Dani Darias que echó el cerrojo a su portería. A los bilbaínos les costó dios y ayuda batirle en los dos primeros períodos.

La verdad es que con el transcurso del partido Depor entraba poquito a poquito en el partido. Mejoraba paulatinamente en ataque y si perdió el primer cuarto con 4 goles de diferencia (1-5), redujo en tres goles la desventaja en los parciales de los dos siguientes (2-5 y 3-6) y en dos tantos el último (3-5) al marcar Metropole en el último segundo del partido. A pesar de todas sus deficiencias, Depor tuvo momentos brillantes como las dos supervaselinas de Bruno Arroita (3 goles en el partido y 10 en total en liga), los tres chicharros de larga distancia de Borja Unceta en la última parte (7 en liga) y los malabarismos de Gabri Angulo (2 goles – 9 en liga). Un gol marcó Francesco (6 en liga). La gran reserva del Depor se esconde en los dos últimos jugadores. Cuando Gabri recupere la chispa de sus temporadas en Primera con Askartza y Fran llegue a su mejor momento físico (entrena desde un mes con Concha en Madrid), Depor tendrá seguramente otra cara.

No obstante los nueve goles marcados al excelente Dani Darias (nadie lo había conseguido hasta ahora) no es un mal número. Pero en defensa Depor seguía siendo tan vulnerable como en el inicio. Sus ganas de agradar a su público le hacía atacar con más gente de lo necesario, a veces con dos y con tres boyas que hasta se molestaban, que era un auténtico suicidio contra un equipo claramente contragolpeador. Depor arriesgo demasiado, renunciando a administrar sus fuerzas como hacía en los partidos fuera de casa, lo que explica la gran diferencia en el marcador.

El gran problema del Depor sigue siendo el desorden y lentitud en el repliegue defensivo, concediendo muchos espacios delante de Ion Agirre que se vió en muchas ocasiones uno a uno con los delanteros. Cuando Depor conseguía parar en primera instancia el contragolpe rival, se topaba con la potencia del juego estático de su boya. En definitiva se vió impotente a contrarestar las múltiples alternativas ofensivas de su rival, tácticamente muy bién preparado por el magnífico jugador que era Hugo Durán. Recordamos sus grandes partidos con Metropole en Askartza. Además el corto banquillo local (4 cambios), las ausencias importantes de Julen Eraña y Jon Intxausti, y la presencia testimonial del lesionado en el abductor Jon Ander no permitía la oxigenación de su juego, como lo hacía su rival con sus cambios constantes 3 a 3, manteniendo la intensidad intacta del primer al último minuto. Se notó la experiencia del equipo de Gran Canaria, que excepto la actual, ha militado muchas temporadas en Primera división. Experiencia que Depor está acumulando gota a gota y esperemos que haciendo los ajustes obligatorios en defensa y mejorando físicamente pronto pueda puntuar por fín en esta competición nacional.
AJD

1 Comment on Las Crónicas de AJD: Deportivo-Metropole

  1. Cualquiera que lea esto va pensar que estamos hablando de un candidato al ascenso.¿Supervaselinas? En fin que cada uno siga su guerra y en abril se vera…

Los comentarios están cerrados.