Guillermo Molina lamenta las trabas para que la selección nacional progrese

Guillermo-MolinaEl capitán de la selección nacional de waterpolo, Guillermo Molina, ha destacado que el combinado español atraviesa un momento de “profunda transición” y ha lamentado que “parece que no todo el mundo tiene ganas” de que progrese y se haga mejor.

El ceutí, uno de los mejores jugadores que ha dado este deporte en España, ha reconocido el mal momento que atraviesa el waterpolo nacional masculino, y como evidencia está el que la última medalla se consiguiera en el Europeo de 2009.

“Me gustaría que todo el mundo del waterpolo apoyase a España porque parece que no todos tienen ganas de hacernos mejores y va siendo hora de intentar ver todos por los mismos prismas porque la selección es el beneficio para todos: federaciones, clubes y jugadores”, ha afirmado Molina.

El ‘dardo’ del capitán español no tiene una diana concreta, pero sí expresa la necesidad que tienen los waterpolistas españoles de ser más reconocidos.

“Ahora en el waterpolo español las prioridades deben ser otras y los Juegos Olímpicos de Río serían un gran premio porque no está nada fácil estar ahí”, ha destacado .

Molina ha asegurado que aspira a seguir con la selección en Río de Janeiro 2016 porque sólo tiene “30 años, aunque ahora hay otras miras, una de ellas el Mundial donde van solo seis selecciones europeas”.

El waterpolista ha hecho esta valoración después de que España abriera el pasado martes la temporada 2014-15 con el primer partido de la Liga Mundial, en la que cayeron por 9-1 ante Serbia, la actual campeona europea.

“El encuentro fue muy duro porque en la parte ofensiva nos costó mucho crear ya que el arbitraje dejó demasiado juego duro a favor de ellos. Aún así, no estuvimos igual de acertados de cara al gol como lo estuvimos en defensa”, ha reflejado en un partido que tuvo parciales de 5-1, 0-0, 0-0 y 4-0.

No obstante, Guillermo Molina ha opinado de que la Liga Mundial la necesitan “para hacer crecer a jugadores que necesitan partidos internacionales”.

Más de trescientas veces internacional, tiene claro que España “ahora mismo está en medio de una profunda transición pero una transición difícil porque hay objetivos que cumplir a muy corto plazo”.

Iñaki Aguilar (1983), Balazs Sziranyi (1983), Guillermo Molina (1984) y Marc Minguell (1985) constituyen hoy en día el núcleo más veterano de la selección.

“Algunos nos cuestionan y hay que agradecer a Gabi Hernández (seleccionador) porque sigue confiando en este tipo de jugadores y ahora somos los que tenemos que reflexionar sobre nosotros mismos, si somos capaces de dar lo que España necesita o es mejor dejar pasar a los que vienen detrás”, ha apuntado.

La relación con Gabi es muy buena, tenemos puntos de vista muy similares y creo que es la persona ideal para dar un giro a lo que hasta ahora ha sido el waterpolo nacional”, ha afirmado.

Rusia -9 de diciembre como local- y Alemania -20 enero de 2015 como visitante- serán los dos próximos compromisos. “Me encantaría coincidir con mi hermano Paco -descartado ante Serbia- porque sería una cosa muy bonita, aunque no depende de mí”, ha comentado.

Sobre su rendimiento personal en el AN Brescia en el arranque de la Liga A1 italiana, donde han logrado la victoria en sus cuatro primeros partidos, ha dicho que se encuentra “a un buen nivel”.

El capitán español ha sumado seis goles en estas primeras cuatro jornadas del calendario italiano. “La liga italiana ha bajado mucho el nivel pero aún así sigue siendo competitiva”, ha asegurado.

Guillermo Molina cumple su novena temporada en Italia después de su paso por el Pescara (2001-2002), AN Brescia (2007-2009), Pro Recco (2009-2012), CN Florencia (2012-2013) y ahora otra vez en el Brescia.

“Esperamos que sea nuestro año y podamos terminar con la hegemonía del Pro Recco. Nos gustaría tener alguna alegría”, ha subrayado el ceutí, quien también ha recordado a su excompañero Toni Esteller, al que ha felicitado “por su nueva etapa como seleccionador de Eslovaquia”, en la que espera “que le vaya muy bien”.