¿Eres competitivo o un buen competidor?

psicologia_dep_150

Una cualidad muy deseada por directivos deportivos y entrenadores a la hora de conformar una plantilla suele ser el nivel de competitividad que muestra el jugador en su actividad.

El jugador competitivo asegura entrega y lucha en el campo y no se dará por vencido a la primera de cambio. 

Sin embargo, ser competitivo no asegura ser realmente un buen competidor ya que, en algunas ocasiones, las ansias de ganar llevan al jugador competitivo a pensar en conseguir su objetivo a cualquier precio o a perder los papeles cuando las condiciones no le son favorables

Buceta, J.M. (1998) define la capacidad competitiva como la “cualidad de ser un buen competidor y no identificarse con el simple hecho de que el deportista sea competitivo”. Por tanto, ¿qué características debe reunir el buen competidor? 

 Para que un jugador competitivo se le reconozca como buen competidor debe demostrar que sabe dirigir y controlar su competitividad con la máxima eficacia y en la dirección apropiada

Por contra, el mal competidor mostrará una actuación incontrolada, dominada por su propia competitividad y en momentos críticos, sus acciones serán impulsivas, pudiendo ser improductivas y perjudiciales. 

Una herramienta muy interesante para desarrollar la capacidad de ser un buen competidor es introducir, dentro de la planificación del entrenamiento deportivo, la exposición y ensayo en las condiciones de competición. En las sesiones o ejercicios destinados a este objetivo, se deberá potenciar que el deportista se enfrente a condicionantes ambientales que puedan suponer un conflicto interno para el jugador y, con un plan de trabajo estructurado, aprenda a resolver la situación de una manera eficaz
About anamermejo 9 Articles
Especialista en Psicología deportiva

2 Comments on ¿Eres competitivo o un buen competidor?

  1. ¡Gracias, anónimo! Será un placer ir conociendo vuestras opiniones y observaciones.

Los comentarios están cerrados.