Omar Montiel: “Fue triste ver el nivel de los Centroamericanos de Veracruz”

 

Bueno Omar poca presentación necesitas tu, has pasado por tantos equipos que creo que en toda España conocen a ‘The Mexican’. ¿Por qué decidiste acabar tu carrera como portero?

Pues terminarlo no er la idea principal cuando regreseé a México en el 2013. En España por mi edad y la situación económica del país y consecuentemente los clubes de waterpolo, acabaron por animarme a volver.

Así las cosas, la presente temporada te has decidido marchar a Francia para comenzar tu periplo por los banquillos. ¿Cómo surgió esa posibilidad?

Mi periplo por los banquillos comienza en México a mi regreso, pues tomé las riendas de la categoría juvenil y de el primer equipo de mi club, la UNAM, donde me formé como jugador. La oportunidad de Francia, nació justamente fruto de que las cosas, a veces, no salen como uno planea. No me recibe de la forma esperada parte del waterpolo mexicano y comencé a manifestar mi deseo de volver a Barcelona, peroo la situación no había cambiado lo suficiente en un año. Gracias a mi amistad con Dani García, Alejandro Idarraga -él había jugado en Livry-, sumado a una gran recomendación de Rubén Darío, se logró mi marcha a Francia.

Estás concretamente en un equipo muy cerca de París, que milita en la N1 francesa… ¿Cómo te estás adaptando al país, al idioma..?

Al país muy bien, vamos ¿a quien le dicen vivir a media hora de París?. Un lujo. Los responsables del club, el capitán y jugadores me han ayudado mucho. En cuanto al idioma ya he hecho grandes avances. De todos modos, el hablar inglés, catalán y castellano han facilitado mi aprendizaje. Además Rubén Darío se mostró desde el primer momento muy amable y siempre pendiente.

Háblame un poco de la situación del waterpolo en Francia…

Todo pasó muy rápido y siendo sincero al estar en España, poco me preocupaba dicha liga pero he hecho los deberes y me ha sorprendido el ambiente, el nivel que es competitivo y además en mi opinión es una liga que va y que sólo puede ir hacía arriba como desmotró la mejora de las selecciones del país galo en el pasado europeo disputado en Budapest.

Si no me equivoco estáis terceros en la clasificación a las puertas del ascenso. Parece que la cosa marcha…

Es muy pronto para valorar si la cosa va bien. La verdad es que yo estoy satisfecho porque una cosa si que puedo decir y es que aporté al equipo la motivación y las ganas de ganar. Al final de la liga en mayo, ya contaré cómo marchó la cosa…

Eres junto con Rubén Darío, los dos hispanos de Francia como entrenadores. ¿Habláis? ¿Intercambiáis opiniones?

Mi ‘Sensei’ -así me hace llamarlo cuando hablamos- (Risas), Rubén Darío me aconseja de los equipos a los que nos enfrentamos. Hablamos mucho. Es realmente un Enfermo del Balón Amarillo y conoce muy bien la liga. Estar lejos y en un entorno desconocido siempre es difícil y él aquí ha sido un gran apoyo para ir despegando.

Además de Francia, creo que tienes un proyecto muy interesante en México con otro conocido del waterpolo español, Aldric Mendizabal. Explícanos un poco en qué consiste y cómo va todo allá.

WATERPOLOGDL, una asociación civil que arrancó muy bien con un Clínic en Guadalajara (México) con la participación de técnicos españoles como Manel Silvestre, Dani Esforzado y Joan Albella. Los waterpolistas mexicanos lo acogieron bien, no así la Federación Mexicana de Natación (FMN). El pryecto se ha ido encontrando muchas trabas en el camino para crecer, pero no claudicamos. Aunqie si más enfermos de este deporte se sumarán sería todo más fácil. En estos momentos hemos tenido que evolucionar ya que el explotar la plataforma que era sede de dicha ciudad para el Mundial de Natación en 2017 (ya no está clara la ciudad sede), a enfocarnos sobre todo en Waterpolo Maps, un pryecto todavía en ciernes que pretende unir digitalemnte el mundo del polo acuático.

 

– ¿Qué opinas de los últimos centroamericanos que se han disputado en Veracruz? ¿has estado al corriente?

Tanto he estado al corriente que realicé el proceso de entrenamiento como parte del pre seleccionado mexicano desde noviembre de 2013 hasta dos días antes de viajar a la aventura francesa. El oro que México obtuvo en los Centroamericanos de veracruz tiene dos lecturas. Por un lado se logra un bicampeonato para el palmarés mexicano, ya que se vuelve a recuperar el metal dorado cosechado en 2002 en El Salvador, al cual no asistió Cuba y fue menospreciado por ciertos sectores. Esta vez, con Cuba y en casa, se ha vuelto a lograr. Por otro lado, un equipo que de la mano de su capitán Max Aguilar que con 35 años ha sido, en mi opinión, el mejor jugador del torneo, tenía como base un grupo experimentado que muchos pasaban la treintena y que no hicieron el proceso de selección por diferentes motivos ya sea familiares, laborales… pero que con eso alcanzó el aval de lo triste del nivel del torneo pues a Colombia le faltaron jugadores europeos y a Venezuela lo mismo.

¡Cuidado!, es mi punto de vista. Los jugadores restantes de México, es decir, un poco menos de la mitad del banquillo, pormedia de edad 21 años aproximadamente hay un bache generacional de 10 años en México que no es posible suplir a corto plazo.

-Y ¿las chicas de México? Parecía que el rival a batir era Puerto Rico pero acabaron cuartas…

En cuanto al waterpolo femenino, México tenía con que ganar la medalla de oro, pienso que hay talento y juventud en mi país para dar el salto mucho mas pronto que los hombres. Esa selección fue con la que comencé como entrenador en México, la selección nacional femenina, y por defender y exigir lo justo para una selección dure solo un mes en el cargo.

El grupo de equipos en el centro es el correcto y el nivel se ha equilibrado por los cambios generacionales graduales, bien hechos, y por el trabajo, de ésto último da fe Venezuela, campeón ganando a una selección de Puerto Rico que estaba en su pico, Cuba tercero, tampoco extraño pero el oro va cambiando de dueño y cuarto México, buenas waterpolistas, talentoso equipo, demostró que traía con qué, para mi falto experiencia en la dirección y estrategia, porque fisicamente trabajaron muy bien.


 

Publicaba BIWPA una entrevista muy interesante con André Avallone en la que el tecnico del SESI mencionaba que nadie piensa en qué pasara tras Rio 2016. Se invierten grandes cantidades de dinero sin atender las verdaderas necesidades del polo acuático ¿Algo parecido sucede en México en tu opinión?

Será un problema que tendrá que lidiar Brasil y creo que, en parte, tiene razón. Digo en parte porque volviendo a la pregunta anterior, ya me gustaría a mi, como mexicano que el dinero que se invierte para organizar eventos llegará a los deportistas, en forma de becas, instalaciones, preparación… Quisiera yo tener que preocuparme de tener que ver qué hacer después de que se vaya Radko Rudic, después que se haya dado un buen salto en la liga brasileña con la presencia de Adriá Delgado, Felipe Perrone de manera intermitente, Slobodan Soro, Tony Azevedo… en fin, los jugadores de las ligas aprenden de los extranjeros bastante. La posible participación de Brasil en la liga adriática, todo eso es positivo aunque sólo se mire el corto plazo.

En México desde el año 2011 se sabe que después del Mundial de Kazan, somos nosotros los anfitriones en 2017. En dos años sólo ¿qué se está haciendo? Nada. De hecho hay Panamericanos en verano de 2015 en Toronto y nosotros estamos de vacaciones. Cierro tu amable entrevista diciendo que todo esto son opiniones de un servidor. Respuestas de Omar Montiel. Seguro que hay mucha gente que discrepa, es normal. Cuando se gana un oro todo va bien, sobre todo en México. Como dice el dicho… nadie es profeta de su tierra.