Las crónicas de AJD: C.D.DEPORTIVO – C.D.WP NAVARRA 7-13

SEGUNDA NACIONAL:

C.D.DEPORTIVO – C.D.WP NAVARRA 7-13 (2-3, 2-2, 1-4 y 2-4)

Partido de mucho contacto físico y con dos partes muy diferentes. Litigio igualado en la primera mitad y claro dominio de WP Navarra en la segunda que se dedicó a castigar los errores de un Depor crispado por las ansias de puntuar.

Depor no levanta cabeza. Aunque comenzó el envite con intensidad y marcando Borja Unceta con un precioso revés con asistencia de su portero Ion Agirre: 1-0, a los de Txema Florez les faltó la tranquilidad y la confianza indispensable para tomar el mando del partido. Los navarros, sin emplearse a fondo dieron la vuelta al marcador, castigando las indecisiones de su rival. En en abrir y cerrar de ojos, Guillermo De la Osa de hombre más: 1-1, David Soler de revés desde la boya 1-2 y Javier Marcén de falta chut de 5mts.: 1-3 Momentos en que Depor tuvo muy poca posesión en ataque, sea por pases defectuosos, o por perdidas de balón, la verdad que los de David García dejaban pocas líneas de pase abiertas y por las 4 faltas en ataque que le señalizaron. Abortadas de esta manera sus posibilidades en ataque estático y dado que el contraataque no es precisamente su fuerte, al Depor le quedaba aprovechar alguna situación de hombre más, tal como lo hizo Francesco Ladisa antes de acabar el primer período: 2-3.

El inicio del segundo fue una imagen clara de las desgracias que persiguen al Depor. WP Navarra ganó el sprint, acto seguido Borja Unceta robó el balón a un defensa y arrancó hacia la portería desde el centro de campo con su rival en la espalda. Situaciones que acaban normalmente en expulsión, penalti, gol, pero a “perro flaco todo son pulgas”. Al nadar el balón se le metió de una manera increíble por debajo del cuerpo y se le señaló balón hundido. WP Navarra aprovechó el error más común del Depor: el desajuste en su defensa después de una perdida de balón, y Ioritz Irurtia marcó uno a uno con Ion Agirre para el 2-4. Un gol de Garbiel Angulo de uno más mantuvo Depor en el partido 3-4. Javier Marcen restableció la ventaja de dos goles para los suyos de falta directa de 5 mts, 3-5. A pesar de todo Depor no perdió su ímpetu y ganas, y Francesco, recuperando poco a poco su forma (dos años en el dique seco) marcó un gran gol de falta de 5mts. con clase y potencia 4-5! Fue el momento cuando los bilbaínos fueron muy cerca del empate, pero Mikel Ucero hizo varias paradas de mérito y los de David García llegaron al meridiano del choque conservando su mínima ventaja.

Depor empezó el tercero con gran actitud, pero también con prisas y falta de control. Defendió bién un par de inferioridades, pero en ataque seguía sin ideas. Además empezó a notar el gran desgaste físico de la primera mitad de este choque de constante lucha cuerpo a cuerpo. Ya no estaba tan atento en las marcas y David Soler se aprovechó de la falta de concentración de su marcador para anotar un gol importante 4-6. Las prisas en las filas locales provocaron varias faltas innecesaris por encima de la cabeza del atacante en zonas de poco peligro, sancionadas con expulsiones. David Soler y Mikel Royo materializaron dos de ellas, poniendo una losa en el marcador para Depor 4-8. El capitán de los anfitriones Borja Unceta materializó una zona hombre más (un componente en que Depor anduvo bién: más de 50% realizadas): 5-8. Pero el WP Navarra seguía fiel a su estilo: juego veloz, sin tregua en la presión y aprovechando cualquier error rival. Un pase arriesgado desde la retaguardia del Depor no llegó a su destino y en el contrataque consiguiente, Javier Marcen en mano a mano con Ion Agirre hizo el 5-9.
El último cuarto empezó con otro gol navarro de Mikel Royo 5-10 y parecía que Depor se había rendido definitivamente. No obstante un tirón de orgullo, acompañado de dos goles de Gabri Angulo: de hombre más y de falta chut de 5 mts. (7-10) reavivaron las esperanzas de su equipo y las gradas, otra vez llenas de chavales. Es difícil adivinar lo que hubiera ocurrido si Mikel Ucero no habría parado poco después el penalti de Borja Unceta, una oportunidad para Depor a reducir la diferencia a tan solo dos goles y con 5 minutos hasta el final del partido. Lo que sí es indudable que esta circunstancia tuvo unas consecuencias psicológicas nefastas para los de casa. Martín Chocarro, Daniel Martinez y Gorka Gamboa aprovecharon el derrumbe anímico final de su rival para redondear el importante triunfo del WP Navarra en su lucha para evitar el descenso. La semana siguiente recibe en casa a D.N.Portugalete en un choque trascendental para ambos conjuntos.

Como suele ocurrir en esta liga, Depor pagó carro sus errores. WP Navarra, como cualquier equipo con más experiencia en Segunda, supo aprovecharse muy bién de ellos. La parte positiva para el Club Deportivo Bilbao es que su ascenso en Segunda Nacional ha despertado un inusual interés hacia el waterpolo entre los jóvenes del club, llenando en cada partido las gradas. Un hecho que ha permitido por primera vez en muchos años formar equipos alevín, infantil y juvenil, junto con el equipo B. Es la gran consolación del Depor.
AJD