¿Una Segunda División Estatal a la inglesa?

La categoría de bronce del waterpolo español es compleja. La clasificación muestra los entresijos de un deporte que, aunque sano en apariencia, no deja de tener efectos colaterales dado el contexto económico en el que está envuelto el país y, por ende, los clubes. Deportivamente, al final de temporada ascenderán, salvo sorpresas de última hora, los dos mismos clubes que descendieron de Primera División el año pasado: Metropole y Horta. La diferencia de nivel es notoria y han abierto una brecha de puntos que difícilmente puede ser alcanzada por el resto de clubes.

Pero miremos más fijamente la clasificación y veamos los partidos que han jugado hasta ahora todos los equipos. Veremos cómo los encuentros disputados por cada uno oscilan entre 9,10,11,12 y 13,14 choques y, eso que estamos a mitad de temporada, algo impensable en la Primera División o División de Honor. Muchos equipos aprovechan sus viajes de fin de semana para ahorrar costes y disputar dos encuentros en un mismo fin de semana.

El caso de la Náutica de Portugalete es, quizás, uno de los más peculiares en ese sentido. Han jugado 14 encuentros, más que ningún otro y, han adelantado tantos partidos que, en el mes de febrero no van a disputar ningún choque. En su estado actual, donde se están jugado seguir o no en la categoría de bronce el próximo año, es un elemento en contra pues, pueden perder el ritmo de competición que venían teniendo tras el parón navideño y el torneo con el cartel de lujo que programaron. No hay nada que achacar, lo primero es la situación financiera del club y, entiendo que ésto todo el mundo lo puede entender. Cualquiera haría lo mismo.

Gradas parciales en Ceuta./ 2012-2013
Gradas parciales en Ceuta./ 2012-2013

 

Creo que este tipo de situaciones desvirtúa la clasificación y en último término son los propios clubes los únicos damnificados. Pero no es el único caso. El CD Bilbao se ha pasado toda la primera vuelta sin jugar en casa por diferentes motivos. El Metropole aprovecha los caros viajes desde la isla para disputar dos encuentros si puede. Y así varios casos. Repito, nada que achacar.

Otro elemento a tener en cuenta son las fases de ascenso de Tercera División. Hay algunos clubes que renuncian al ascenso por motivos económicos. Simplemente no pueden mantener un equipo en categoría nacional. El waterpolo español es caro para los equipos. Son casos que se repiten todos los años y ahí están las escuadras que se han clasificado en segundo lugar o, incluso terceros, que aunque han demostrado no ser los mejores, acaban ascendiendo por disponer de más caudales.

En los países de habla bárbara, es decir, ingleses y americanos en su mayoría, las distancias geográficas son considerables también y la competición se disputa a lo largo del año en diferentes fines de semana aglutinando varios partidos en un espacio de varios días. De este modo los equipos pueden permitirse que una vez al mes se concentren durante tres días o dos en un mismo sitio y disputar tres partidos. Un modo de ahorrar costes y no tener que estar adelantando o atrasando partidos a lo largo del año. Waterpolo durante tres días, sin parar. Donde la preparación física es esencial y el espectáculo está asegurado para los espectadores que asistan a la alberca.

Gradas completas./ Finales NCAA USA.
Gradas completas./ Finales NCAA USA.

 

Por no hablar del impacto económico que tendría el pueblo o la ciudad de acogida al albergar 11 equipos de waterpolo con sus respectivos seguidores, en su mayoría familias, que aprovecharían el fin de semana para visitar el lugar y animar a sus respectivos equipos. Los Ayuntamientos, quizás conscientes de ésto, podrían involucrarse más en este deporte y las piscinas municipales tendrían más espacio los fines de semana para los usuarios o ,en caso de ser una pileta privada, para favorecer la cantera ofreciendo mas oportunidad a los chavales para aprender e, incluso ofertando cursos de captación sin tener que preocuparse por el primer equipo.

Además del beneficio económico, las ligas regionales saldrían mejor paradas, pudiendo ser más competitivas ya que la mayoría de equipos nacionales podrían presentar sus mejores escuadras dentro del nivel de la liga. Por no hablar de los benditos fines de semana libres donde el club podría concentrarse en la cantera como ya se ha mencionado.

Opiniones, nada más. Pero creo que, en definitiva, hemos de ser conscientes de que no hay que tener temor a innovar -véase el caso de la FINA que siempre se aventura a los cambios, para bien o para mal…-. Waterpolo en verano en los puertos y playas, ligas al estilo inglés etc. Busquemos fórmulas para hacer crecer este deporte y sacarlo de la encrucijada donde se haya. Somos el primer deporte de equipos que fue incorporado a la disciplina olímpica. Actuemos en consecuencia. Si se tiene que morir este deporte, que sea peleando y no quedándonos en el conformismo y la rigidez.

 

 

4 Comments on ¿Una Segunda División Estatal a la inglesa?

  1. La segunda división es amateur como casi todo el waterpolo, como le explica uno a su jefe que una vez al mes se tiene que coger el viernes libre y el jueves salir antes del curro para irse a jugar unos partidos de waterpolo por ahí? Un mal fin de semana con 3-4 partidos (lesiones, exámenes…) te puede hundir una temporada… Yo personalmente veo mejor una liga fragmentada en regiones para reducir costes.

  2. Claro, todos son buenas intenciones.
    Me rio yo. En un bombo para ver donde se celebran esos torneos para minimizar gasto. Todos los equipos quieren jugara en su casa. En Bizkaia todos a la pileta de los Escolares que es donde nacen estos glosarios. A Nautica el Ayuntamiento les dice NO, y en el Depor seguro que encantados porque es privada, pero vaya charco.
    Si bien se rebajan los viajes crecen los gastos de alojamiento. Claro está que los clubs ahorran y ¿los familiares de los contendientes?. ¡Llenar las arcas de los taberneros¡ me rio yo. Los bocatas de casa ¿y dormir?. Ya veo cuanta gente arrastran los equipos que se supone que van a ascender, NADIE. Como para estar dos días fuera de casa. Se minimizan los gastos a los equipos y se jode la economía familiar, cojonudo. Me da la impresión y además digo con conocimiento de causa, que ni las piscinas se llenaran ni los visitantes insuflaran chines en las maltrechas arcas de los hosteleros. Estamos hablando de waterpolo y no de futbol.
    No se deben de tirar globitos sonda.
    Las Federaciones son las que deben de poner un poquito de interés. Hace tiempo se barajó una muy buena fórmula que trabajaron muchos clubs y era muy interesante; “La creación de grupos zonales para Ligas Nacional que abarcaba en este caso la Segunda Nacional”. También puedo decir, que algunos clubes de 1ª al igual que algunos Corporativos Federativos hicieron lo indecible por ………………………………..
    Para mí, no es una buena fórmula la de los torneítos.

  3. Segunda division zonal (tercera categoria) como en todos los deportes,no entiendo por que somos diferentes en esto

  4. Estoy 100% de acuerdo con todo lo que se plantea en este artículo.

    Es inviable que los clubes con pocos medios económicos puedan correr con todos los gastos, además tampoco ayuda al deporte (posibles patrocinadores) y al espectáculo las gradas vacías, pero si se juntan varios equipos para jugar modo torneo juntas a mucha gente, se beneficia económicamente a la zona en la que se juega y al final todos ganamos.

    Ahora la pregunta es ¿qué hay que hacer con estas buenas propuestas? ¿dónde y quién tiene que hacerlas llegar a los responsables que puedan hacer estas modificaciones en el waterpolo español?

    Espero que los cambios que se hagan vayan a mejor para este apasionante deporte que esta en peligro de muerte a pesar de ser Campeones del Mundo, Campeones de Europa, Campeones de la Champions…

    Lo que más me sorprende es que vivimos en un país de modas deportivas, donde los medios y la afición se suben al carro de los éxitos deportivos, por ejemplo la Formula 1 antes la veían cuatro gatos, gana Alonso una carrera y ahora todo el mundo a ver la Formula 1, a ir a los circuitos, Telecinco y Antena 3 peleandose por los derechos de emisión.

    Y puedo dar otros ejemplos similares, pero con el waterpolo a pesar de ganar todo todavía no hemos sido capaces de enganchar a los aficionados (los familiares y amigos de los jugadores no cuentan) y a los medios de televisión (tampoco vale que teledeporte emita un partido de final de Champions cada año).

Los comentarios están cerrados.