‘MuxoDepor’ | El histórico triunfo del Deportivo de Bilbao, por AJD

SEGUNDA DIVISIÓN NACIONAL
C. DEPORTIVO BILBAO – C.N.CUATRO CAMINOS
12-11 (2-1,4-5,2-2,4-3)

Triunfo balsámico del Club Deportivo Bilbao que inauguró su casillero de victorias en la supercompetitiva Segunda Nacional, en un espectacular duelo, cargado de intriga, emoción y fuerza con los madrileños del Club Natación Cuatro Caminos.

deportivo

Se enfrentaron dos equipos de características y estilo de juego parecidos, de los que entran a guerrear a pecho descubierto, que no basan todo a la natación y los contraataques, sino que se apoyan a la imaginación y la astucia de sus jugadores. Una promesa para el espectáculo y no defraudaron.
Con un minuto de juego, inauguró el marcador el potente boya visitante Alejandro García. Recibió con espacio suficiente, tardó la ayuda defensiva lateral, menos efectiva que por delante, y el madrileño anotó 0-1. Depor no tardó a superar su nerviosismo inicial y presumió, a su vez, de boya. Loïc Román Arroita, que ha progresado muchísimo en la dura liga nacional, ganó la posición a su marcador hacia un lado, recibió un preciso pase de Borja Uncetabarrenetxea desde el arco y marcó de revés 1-1. Jugada a todas luces ensayada y ejecutada a la perfección.

Los dos equipos se lanzaron a tomar el mando al partido, pero hubo más precipitación que acierto, se buscaban pases arriesgados con la consiguiente pérdida de posesión del balón. Así en un ataque visitante, un muy atento Ion Agirre interceptó el pase hacia un delantero, abortando un uno a uno peligroso y puso el inicio de una contragolpe (sí, Depor también sabe hacerlo). Recibió de su portero Borja Unceta, arrancó driblando con cabeza alta, vió a Gabriel Angulo desmarcándose en pos. 1º y le asistió con pajarita para que “El pistolero” marcara el segundo gol bilbaíno 2-1. Hasta el final del primer período no hubo más goles y sí oportunidades delante las dos porterías, las más claras cerca del marco del Depor. Una superioridad numérica para Cuatro Caminos fallado: Borja desvió el chut con un brazo providencial y otro remate del boya del equipo visitante al poste de idéntica situación que en el primer gol. Depor también tuvo su zona hombre de más, pero falló en el pase.

Y si el primer período se caracterizó con pocas ideas en ataque, el guión del segundo cambió radicalmente con una exhibición goleadora. Los de Txema Florez tuvieron la oportunidad de aumentar su ventaja, Gabri robó un balón, dribló y se la jugó sin recompensa. La contraacción de los visitantes fue fulminante y Carlos Lopez libre de marca en pos.5º batió a Ion. De un posible 3-1 se pasó al empate 2-2. No hubo tregua; en cuestión de segundos el balón pasaba de una portería a otra.

Un chut de Bruno Arroita rebotó del poste y su hermano Loïc empujó el rechace, pero Sergio Morán se lució sacando a corner. Acto seguido Ion detuvo un remate mortífero de David Cid, un delantero de armas tomar. Viajes constantes de ida y vuelta, hasta que Bruno encontrara a Gabri en pos. 5º con un defensa a la espalda, lo que no fue un impedimiento para que el bilbaíno se sacara de la chistera un revés cruzado por toda la escuadra: 3-2. Esta ventaja mínima duró 9 segundos. Desde el centro, David Cid se escurrió a la derecha, Francesco tardó a presionarle y el jugador con más galones de Cuatro Caminos empató 3-3. Los dos porteros no tenían tiempo para aburrirse, sometidos a un fuego cruzado, con posesiones muy por debajo del límite de 30”. Depor se adelantó de nuevo gracias a otro gol del implacable lanzador Gabriel Angulo de superioridad de pos.5º con bote al ángulo corto: 4-3. Otra ventaja local que duró como un caramelo en la puerta de un colegio.

Cuatro Caminos materializó también su zona uno más mediante Luís Bravo, que se levantó al palo para empujar adentro: empate 4-4. La lucha posicional de los dos rivales provocaba más expulsiones en este período y Depor no desaprovechó su ventaja numérica siguiente para ponerse de nuevo por delante: Txema pasó a Borja que a la primera envió el balón a la red: 5-4. Era importante que “el capi” estaba entonado y preciso. Cuando él tiene su día Depor gana casi siempre. Los madrileños seguían cargándose de faltas personales por el empuje de los de Txema Florez, impulsados por el tirón anímico de su buén partido, aunque sin recompensa final, contra uno de los de la cabeza de la tabla Granollers en la jornada anterior. Otra superioridad numérica para el equipo anfitrión, gran pase de uno de los fieles espartanos del Depor Mikel Gaminde a Bruno Arroita (desde el 1º al 5º) y remate seco y abajo al palo corto de la “perla” de la cantera deportivista: 6-4.

La respuesta de Cuatro Caminos no se hizo esperar. Por un lado Depor no siempre encuentraba la mejor manera de jugar con ventaja en el marcador, le cuesta el juego en arco por estar su segunda línea muy atrasada, y por otro los madrileños, con más experiencia en Segunda, son un equipo muy competitivo. Provocaron el uno más y su zurdo Javier Bellón sorprendió con un chut bizco al portero bizkaino 6-5. La presión de Cuatro Caminos siguió obteniendo resultados, robo y expulsión de Mikel. Ion paró el primer remate de Bellón, pero el balón rebotó justo en la mano del peligroso David Cid que no perdonó. En el transcurso de medio minuto el equipo de Manuel Hortal había neutralizado los dos goles de desventaja, empatado de nuevo 6-6.

Con el cambio de porterías Depor no supo parar la racha de Cuatro Caminos. En su primer ataque y una buena circulación, el balón al final recibió el boya Alejandro García (Depor seguía con problemas para organizar una zona efectiva para neutralizar los boyas) que marcó con facilidad 6-7. Este parcial de 0-3 (en menos de 1 minuto de tiempo de juego) ponía en peligro el partido para los anfitriones y menos mal que no fueron más, porque los de la capital seguían creando oportunidades. La racha negativa la cortó quién sino Borja Unceta. Como resultado de una permuta de posiciones en ataque ensayada, Borja Unceta hizo una penetración rápida de pos.4º a 1º, ofreciéndose como segundo boya, junto con Francesco.

El pase inicial fue destinado al italiano de Bari, que aprovechando que el marcador de Borja iba a la ayuda de su compañero, le pasó y Unceta marcó de revés un gol de gran valor anímico para su equipo 7-7. El tanto dió alas al Depor y Bruno Arroita se atrevió a una arriesgada, pero preciosa vaselina desde el lateral a la altura de los 5mts. que se alojó a la red de Sergio Morán 8-7. No obstante no pudo mantener esta ventaja hasta el final del tercer cuarto. Alejandro García aprovechó la expulsión de Jon Ander para empatar del 5º 8-8.

El último período empezó con otra expulsión en la transición de Gabri. Alejandro, al palo, adelantó a Cuatro Caminos 8-9. Momento crítico para los de Txema Florez. Hubo alternativas delante los dos porteros y Depor se sentía en el alambre; un gol en contra podría resultar fatídico. No obstante Ion “El muro” Agirre hizo gala a su apodo y dió confianza a los suyos. Gabri demostró de nuevo su gran instinto goleador: de falta directa de 5 mts. con parábola empató en un momento crucial: 9-9. Subidón de confianza en las filas locales y Depor sacó de su laboratorio otra jugada digna de los paladares más exquisitos.

Txema se cruzó desde el arco con Francesco, despistando a su marcador y penetró en el hueco de la pos. 1º. Borja Unceta, un auténtico “quarterback” ( junto con Gabri, candidato para MVP, con su completísimo partido: 2 goles, 4 asistencias, intercepciones, marcajes etc.) con el balón en la mano estaba muy atento y cuando Txema lo miró, le envió un pase milimétrico. En entrenador-jugador del Depor de revés remontó el partido 10-9! Este gran gol hizo daño a los madrileños que cometieron otra infracción grave y Francesco Ladisa remachó de hombre más para 11-9. Ahora el parcial de 3-0 fue a favor del Deportivo. Quedaban 3,16 min. Nadie que conoce al equipo de Manuel Hortal creía que se iba a rendir. Apretaron de lo lindo y sorprendieron a la defensa local en un contraataque, provocando el penalti de Inazio Alzola.

Lo transformó David Cid 11-10. Justo un minuto antes del final Javier Bellón recogió un rechace de Ion Agirre y empató 11-11. El último minuto fue para corazones fuertes. La victoria podría ir a los dos lados y sería meritoria en los dos casos. A 22” del final Txema Florez pidió tiempo muerto y ordenó una posesión larga y chut en los últimos segundos. Pués bién, un acto de indisciplina táctica del “Pistolero” Gabri decidió el partido. Su gancho-vaselina a 14” del final de falta directa lateral de los 5 mts.(su quinto gol en el partido) dió el triunfo al Depor 12-11. Cuatro Caminos intentó a empatar, pero chocó con la murralla Agirre.

Así fue cómo Depor logró sus primeros tres puntos en lo que va de liga. Se hizo esperar, pero llegó. Extasis en la grada con un atronador “Muxo Depor”. Está muy biEn ganar sus primeros puntos en la liga nacional, pero lo más importante es que el tirón del Depor nacional ha doblado las licencias del waterpolo en el Club Deportivo. ¡Enhorabuena por las dos cosas!

AJD