Antonio Hernández: “Mi ciclo en el AR Concepción ha terminado”

-Colistas con 1 punto de 45 posibles, ¿cómo plantea estas siete jornadas finales de la División de Honor?

Realmente se plantean de la misma forma que venimos enfocando las anteriores. Desde el primer día de pretemporada éramos conscientes de que una situación así podría darse, el objetivo sigue siendo el mismo, intentar competir lo máximo posible todas y cada una de las jornadas restantes. No ha cambiado.

-¿Cómo motiva al equipo y se trabaja el día a día en esta situación tan complicada?

Con trabajo. Hemos de tener presente en todo momento que estamos hablando de un grupo de amigos que han conseguido algo muy grande. Su motivación es la de disfrutar del Waterpolo. Aquí nadie vive de esto, todos pagan por cumplir su sueño. Gente que viene del trabajo o de la universidad a entrenar por diversión creo que ya parte con una ventaja; una motivación personal de la que es muy bonito ser parte.

-Con la inesperada victoria de Navarra contra Real Canoe quedáis a seis puntos de la promoción de descenso, ¿os resignáis a la pérdida de la categoría o todavía ve al equipo con fuerza?

Como he mencionado anteriormente, el objetivo es el mismo, pelear cada partido.

Esto es un sueño que probablemente ninguno de los miembros actuales del equipo vuelva a vivir, así que la palabra resignación se le podría aplicar a gente que no ha conseguido sus objetivos y no se ve capaz de llegar a ellos. El nuestro está claro, aunque suene increíble para gente de fuera. Sabemos donde estamos y contra lo que competimos.

-Ya el año pasado la Concepción sufrió hasta el último momento para salvar la categoría, ¿qué cree que es lo que le ha faltado al equipo?

El año pasado la liga era diferente. Teníamos un equipo algo mas veterano y bajo mi opinión el nivel de la liga era inferior. El año pasado pudimos dar la sorpresa en muchos partidos, este año no ha sido así, es la diferencia.

-Observando un poco la tendencia, Concepción solo ha ganado un primer cuarto en toda la temporada y fue en el único partido donde ha puntuado (J12 contra Navarra). ¿Qué sucede en los inicios de encuentro?

La respuesta es sencilla: los rivales son mejores. Salen mas fuertes, mas preparados físicamente y meten mas goles que nosotros.

-Por esta situación han estado conjuntos como Helios, Montjuïc o Turia en los últimos años, ¿por qué cree que sucede esta circunstancia?

Por la diferencia de nivel. No conozco la situación de otros equipos pero nosotros estamos en un selecto grupo que muchos pagarían, de hecho están pagando, por llegar o al menos intentarlo. Esto se ha conseguido por el trabajo desinteresado de un grupo de amigos. Llegado a un punto la ilusión tiene un límite, los grupos cambian. La diferencia principal entre primera y D. Honor es la componente económica. Al final está compitiendo un chaval que paga 500€ al año mientras estudia por hacer lo que le gusta contra otro que tiene aspiraciones de ir a una olimpiada, mirándolo de esta forma, es una diferencia sustancial.

 

-Por lo que ha visto en sus enfrentamientos, ¿cuál es el rival que más le ha sorprendido?

El Poble Nou. Realmente que un equipo recién ascendido este donde están ellos tiene un merito enorme. No son un equipo recién ascendido al uso por el nivel de su plantilla pero aun así es un gran logro.

-¿Que jugadores le han llamado más la atención?

El zurdo del Cataluña parecía que jugaba al 40% de sus posibilidades y aun así marcaba una diferencia de nivel increíble.

-Son muchos los que creen que la Primera División necesita un cambio y que los largos viajes añaden un coste muy alto, ¿qué opinión tiene sobre esta categoría?

Que es una liga muy competitiva, y que implantar un modelo por regiones bajaría bastante el nivel. Evidentemente se atraviesa una situación económica complicada pero a falta de subvenciones toca apretarse el cinturón y si hay que volver a viajar en autobús, se viaja. Hay que volver a implantar modelos de cantera ya que es la única forma de conseguir la supervivencia de los equipos.

-La situación en el waterpolo cada vez es más complicada, ¿qué cree que es lo que necesita este deporte? ¿Qué esta fallando?

Como he dicho antes, cambiar el modelo. Es insostenible para cualquier institución, empresa u organismo gastar mas de lo que se ingresa. Si se fomenta la base se obtienen recursos tanto económicos como deportivos. Es un proceso mas lento de obtención de éxito deportivo pero desde luego que es mucho mas sostenible.

-Los banquillos dentro del waterpolo español parecen estar asignados y hay muy poco margen para cambio. ¿Por qué cree que se produce esta situación?

Parece por la forma de plantear la pregunta que opinas que es una cosa mala. Los proyectos tienen que tener una continuidad, es lógico que si un equipo tiene alguien de confianza que trabaja bien y conoce la casa y a los chavales porque les lleva viendo desde que aprendieron a coger la pelota tenga continuidad. Reitero que no es un deporte en el que se pueda ser resulta dista excepto un selecto grupo de equipos que tienen una masa social detrás muy importante. Hay que trabajar desde abajo, con conciencia de en que deporte estamos y de la masa que mueve. Te paso la pelota a tu tejado, ¿Tu opinión es que debería haber mas movimiento? ¿Como se plantearía?

-En esta línea, una vez finalizada la temporada, ¿seguirá dirigiendo al equipo o se plantea un cambio?

Creo que el ciclo termina aquí. Ha sido un placer formar parte de este proyecto y siempre estaré ligado a la Concepción, no se aun con que cargo. Tras cuatro maravillosos años es el momento de dejar paso e iniciar una transición con gente que lleva muchos años en el primer equipo que ha de pasar poco a poco los galones a chavales que vienen con ilusión desde abajo. Opino que esto requiere de alguien nuevo.

Christian Martínez Romeo (@6ChristianMR)