CN Moscardó y Helios descienden a Segunda División

A falta de dos jornadas para la conclusión de la temporada 2014-2015 en la categoría de plata del waterpolo estatal, el Moscardó madrileño y el Helios maño han consumado su descenso matemáticamente tras los resultados de ésta última jornada. Los de Rubén García perdieron en su visita a Ceuta por 17-12 contra el Caballa y, los de Álvaro García, en un partido muy igualado perdieron su coque contra La Latina por un ajustado 9-8 en la piscina M-86.

De este modo, ambos clubes, con un bagaje histórico muy importante en el panorama estatal, jugarán la próxima temporada en Segunda División. El Helios, que el año pasado jugó en División de Honor, planteó desde el principio de temporada un cambio en la plantilla dando entrada a los jóvenes que en su gran parte jugaron el Campeonato de España cadete donde fueron anfitriones. Parecía que hace cuatro jornadas tenían alguna posibilidad de salvarse tras cosechar algún resultado positivo coincidiendo con la esporádica vuelta de Garriga pero la ligera mejoría en los resultados no ha sido suficiente desgraciadamente para el cuadro maño.

El Moscardó llevaba un par de temporadas jugando con el infierno y, este año se han terminado de quemar consumando su descenso. Una de las claves ha sido que el cañonero cubano Gerardo Rodríguez, hijo de un histórico del waterpolo cubano, ha jugado sólo 13 partidos -36 goles- pero, se notaba que no estaba al nivel de años anteriores.

A pesar de todo, ambos equipos tienen una sólida base que el próximo año les va a permitir luchar por volver a la categoría de plata. El próximo año la Segunda División tendrá dos inquilinos más de gran potencia que hará una gran liga para la temporada 2015-2016.

La Liga se aprieta arriba

Por su parte en la zona noble de la clasificación la Liga está al rojo vivo. Tras el empate in extremis del Echeyde contra el Sant Feliú, los de Juan Pablo Sánchez , obtienen un punto de oro que les permite seguir en el segundo puesto a falta de dos jornadas y un calendario favorable con el desplazamiento a Valencia donde el Turia no se juega nada y en casa contra el Molins de Rei de Sergi Pedredol.

El Rubí tiene un desplazamiento complicado contra, precisamente, el Molins. Un partido de vida o muerte en el que si logran los tres puntos, prácticamente el ascenso directo es suyo. El broche final a una excepcional temporada.

El Sant Feliu y el Sevilla (4 y 3) respectivamente le pisan los talones al Echeyde pero es difícil que los chicharreros pinchen. Los de Ferran Plana visitan Ceuta y en la última jornada reciben al Turia. Los de Tano Ordoñez recibirán en Hytasa a La Latina y, en la última jornada tienen el siempre complicado desplazamiento a la pileta claretiana del Askartza.