El incidente entre Sánchez-Toril y Petar Trbojevic en la Copa del Rey de 2000

Recordamos un episodio que hace 15 años levantó una polvareda mediática como hacía tiempo que no pasaba en este deporte. Los dos protagonistas son Javier Sánchez Toril y Petar Trbojevic y sucedió en la final de la Copa del Rey del año 2000 entre el Atlétic Barceloneta y el Real Canoe que en aquel momento ostentaba el título de liga.

La competición se disputó en la piscina del Alcorcón para júbilo del conjunto madrileño que recibió el constante apoyo de los suyos durante todo el evento. Las semifinales del CNBA fue contra el CN Catalunya de Jesús Rollán, venciendo el equipo marinero por 7-11. Por su parte, el Real Canoe de Santi Fernández venció al CN Sabadell con el mismo resultado.

Trbojevic posa para el diario El Periódico.
Trbojevic posa para el diario El Periódico.

 

La final se preveía tensa como cualquier disputa por un título y así se demostró con un juego duro por parte de ambos equipos. El Barceloneta fue el vencedor, pues aprovechó mejor sus ocasiones, especialmente las superioridades numéricas por expulsiones temporales del Canoe. Se despegó tras los dos primeros cuartos (2-0 y 2-1) y logró un 4-1 que ya parecía decisivo. El Canoe, sin embargo, demostró su casta y se acercó en el tercer tiempo explosivo, primero hasta un 4-3 y logró igualar, 5-5, para terminar perdiendo por 6-5, pero con un parcial favorable de 4-2.

Nada más empezar el cuarto y último tiempo, Andreo, el portero del Barceloneta, hizo otra gran parada en su magnífico partido, y Estiarte, como los grandes campeones que toman la decisión en los momentos clave, marcó el 7-5 con un tiro desde fuera que pegó en el poste antes de entrar. Después, Chiqui Sans, el boya forzó las expulsiones rivales decisivas y sentenció con el octavo gol. El último tanto de Sánchez Toril fue ya tarde.

Pero la anécdota es que en un lance del juego, Sánchez Toril recibió un golpe y como consecuencia tuvo que abandonar el agua para curar la herida. El jugador español se tomó la revancha una vez que los árbitros dieron el pitido final del partido. Éste agredió a Trbojevic partiéndole la ceja y desembocando en una tangana entre las dos escuadras. La tensión se prolongó en la entrega de trofeos pues el jugador del Real Canoe no recogió su trofeo y siguió increpando a Trbojevic.

El tema dio que hablar durante los siguientes días en la prensa deportiva. Manel Estiarte, capitán de la selección, dijo al Mundo Deportivo en respuesta a la pregunta del periodista de que se había hablado más del incidente que del Campeonato en sí lo siguiente:

“Lamentablemente sí. Es cierto que en la piscina hubo roces y mucha dureza, pero al fin y al cabo se trataba de un título importante. Las cosas que suceden en el agua hay que olvidarlas una vez fuera. Por eso creo que la actitud del jugador del Canoe fue cobarde y desleal. Por lo que a mí respecta lo que sucedió es caso cerrado. No hay que darle más vueltas y sí tratar de olvidar lo antes posible”.

Sánchez Toril recaló años más tarde en el CNBA.
Sánchez Toril recaló años más tarde en el CNBA.