Preguntarse para mejorar, ¿seguimos mejorando como club?

Para todos los clubs que empiezan en el mundo del deporte, es muy difícil conseguir un espacio para la práctica, conseguir subvenciones, masa social… pero a la larga lo más difícil de todo es conseguir instaurar una rutina de trabajo. Conseguir sacar jugadores de todas las categorías, conseguir estabilizar los grupos de edad y tener un equilibrio dentro del club y, por supuesto, no es diferente para el waterpolo.

Para ello, es muy importante dar a conocer  no solo el aspecto deportivo de nuestra organización. También debemos dar importancia a como se percibe el club tanto dentro del mismo (jugadores, trabajadores, padres y madres…), como fuera (administración pública, resto de clubs y por supuesto el sector privado, donde podremos encontrar ayudas y subvenciones.)

Desde este punto, hay una serie de preguntas que toda organización debe hacerse:

¿Quiénes somos en nuestro sector?: Un club de cantera, un club que prioriza los resultados antes que la formación, un club familiar…

¿Dónde estamos posicionados?: Podemos ser un club al que la gente conoce, pueden encontrarnos en redes sociales…

¿En qué somos los mejores?: Todo club es especial y tiene cualidades y características que los diferencian del resto.

¿En qué necesitamos mejorar?: Quizás el punto más importante de todos, saber donde fallamos y poner medios para mejorar hará crecer día a día al club.

¿Por qué van a escogernos a nosotros para practicar waterpolo y no a otros?: Debemos tener claro cuáles van a ser nuestros puntos fuertes a la hora de promocionar  y captar nuevos waterpolistas.

¿Qué hacen bien los demás?: De todo y de todos se aprende.

¿Qué quieren nuestros “clientes”?: Los más pequeños son nuestro bien más preciado, y conseguir que los padres de estos estén contentos y orgullosos de formar parte del club es esencial.

¿Cómo se sienten nuestros trabajadores?: Tan importante es que los jugadores estén a gusto en el club como que los entrenadores y resto de trabajadores se sientan felices y perciban un ambiente de trabajo agradable.

¿Qué queremos ser/hacer como club de waterpolo?: Tener claro cuál es nuestro camino es tan importante como el propio hecho de existir como club.

Como siempre decimos al acabar, tan importante es trabajar duro como saber que aquello que hacemos es por el bien del deporte, del waterpolo y de todos los practicantes de este maravilloso deporte.

Próximamente, hablaremos sobre la división de competencias en materia de deporte y como se pueden ver beneficiados nuestro club al respecto.

fernando.millan.domingo@gmail.com

@fermillando