LAS CRÓNICAS DE AJD | ASKARTZA B – WP 98 02, la final

FASE TERCERA DIVISIÓN EN PAMPLONA
LA FINAL

ASKARTZA B – WP 98 02 11-10 (3-1,4-3,1-2,3-4)

Dos equipos con una paliza en el cuerpo descomunal de las semifinales. Aún así, nos hemos llevado un buen partido en el paladar. Se dejaron la piel en una actuación más que digna técnica y tácticamente. Askartza B llevaba la iniciativa, pero con (7-3) no supo “matar” el partido y al final se notó la experiencia de WP 9802 que rozó el empate.

Para muchos la clave de la final de esta igualísima fase en Iruña era la recuperación física. Los rivales venían de dos semifinales de infarto, con un desgaste brutal, que se resolvieron por penaltis. Este hecho otorgaba cierta ventaja, al menos en teoría, al equipo más joven – Askartza (cuya media no supera los 17 años). Y en realidad los de Joan Albella entraron más entonados en el partido. Aunque el francotirador del WP 98 02, Iñaki Tainta dio en la escuadra, nada más empezar el juego (0-1), los de Joan Albella desplegaron pronto su talento y ambición, dando la vuelta al marcador. Xabi Perez se curró un penalti que transformó Javi Estallo (1-1). Este boya es imparable. Se puede parar sí, pero el precio es o el penalti, o la expulsión. La superioridad bizkaina fue aprovechada por un frío finalizador que no huye de la responsabilidad: Jon Agirre (2-1). Los navarros que empezaron agotando la posesión y tirar el balón en una esquina, si es necesario, al finalizar los 30”, tenían que cambiar de estilo y buscar la reacción. Se anticiparon en defensa, robaron, pero fallaron el contragolpe y en la recontra Iñigo Meca solo delante Larrea fusiló (3-1).

El inicio del segundo tiempo tuvo el mismo color. El juego interior de Askartza continuaba haciendo daño a la defensa pamplonesa. La nueva superioridad la aprovechó el máximo artillero del equipo leioztarra Javi Estallo (4-1 ), que simbolizaba el alto estado de ánimo de un cuadro que por la mañana había sufrido muchísimo en la semifinal contra un equipo muy físico y con garra, Tres Cantos B, vencedor de la fase anterior en Irún. Casi todo el partido en remolque al marcador y nivelando en varias ocasiones una desventaja de dos goles (incluso en el último período), al final Askartza pudo empatar 13-13. En los penaltis, los de Albella marcaron sus cinco tiros . En héroe del equipo se convirtió el portero Jon Batis, no solo por su gran parada en la tanda de 5 m., fruto de su original estrategia (se tiró tres veces a la izquierda y la cuarta a la derecha desviando el tiro), sino también con sus buenas intervenciones durante el tiempo reglamentado. Premio de la tenacidad y la fé en un partido de bendita locura.

Pero volvemos donde hemos dejado la final. Al principio los claretianos no notaban el cansancio del agónico semifinal. Javi Estallo que galvanizaba el juego de su equipo logró a expulsar a su par y Xabi Perez marcó con su especialidad, tirando con sorpresa, sin esperar que los suyos se colocaran (5-2). Los viejos rockeros nunca mueren: el navarro Ander García Herreros acertó de boya con un brillante revés (5-3). Sin embargo la fortaleza física de Xabi Perez seguía haciendo estragos a la defensa de WP 9802. La siguiente zona uno más fue realizada con un trallazo del brazo-cañon de Markel Garay (6-3). Otro cañonero en las filas de Askartza Xabier Vazquez marcó el séptimo para los suyos y también de superioridad (7-3). Fue la máxima diferencia en el partido. Hasta aquí se confirmaron las expectativas de la mejor capacidad de recuperación del equipo más joven. Pero poco a poco los navarros empezaron a nivelar el juego. Antes del descanso el boya y segundo entrenador navarro – Imanol Maiza consiguió a reducir distancia con un tanto con suspense, su remate tocó la cabeza de un defensa y llorando superó la línea de gol (7-4).

Durante el descanso Emilio Millor, un gran estratega, se encargó con la ayuda de su inseparable pizarra a introducir algunos ajustes en la defensa zonal para neutralizar el boya de Askartza y para dar más fluidez en los movimientos en ataque. La mejoría en el juego de WP 9802 se notó al reanudarse el juego. Un golazo desde el arco de Pablo Guerrero (7-5) y otro tanto de uno más de Iñigo Salinas, de la pos .5º (7-6) devolvieron al equipo navarro en el partido. Fue uno de los momentos críticos para Askartza que arregló con su gol en zona uno más Ander Fernandez (8-6).

El último período empezó con un WP 9802 acoralando a su rival, sacándole dos expulsiones seguidas. En la segunda de ellas Asier Beorlegui se lució con otra asistencia a Iker Erdozain que palmeó para 8-7.

La mejoría de los de Emilio Millor no se puede entender sin mencionar las meritorias paradas de Javier Larrea – un portero con experiencia en las ligas nacionales. Insufló confianza a los suyos que veían posible otra machada. Por la mañana WP 9802 había sorprendido a sus paysanos de WP Navarra B. El equipo se rehízo de un inicial 1-3 y llegó a colocarse con 8-5 en el último cuarto. Esta semifinal acabó con empate 8-8 y se fue a los penaltis, con gran protagonismo del guardameta Larrea que dio el pase a la final a su equipo. La opinión generalizada fue que el inmenso desgaste físico pasará más factura a WP 9802.

En realidad no fue así. Con 8-7 en el marcador sí hubo cansados y mucho, pero fueron jugadores de los dos equipos. Entonces ocurrió algo raro en un partido jugado con gran fair-play por parte de los dos rivales. Con el cansancio acumulado vinieron los nervios y en una jugada aislada fueron expulsados con cambio los dos boyas Xabier Perez y Angel García-Herreros. Poco después Javi Estallo aprovechó una expulsión de Imanol Maiza en la transición para anotar (9-7). A Iñaki Tainta no hay que dejarle ni un centímetro cerca de los 5 mts. En caso contrario te la clava en seguida (9-8). El cansancio ablanda las defensas y provoca las expulsiones. La materializa Jon Agirre de pos. 2º al angulo corto (10-8). En el otro bando Asier Beorlegui era el gran organizador de su equipo, además de sus pases inmaculados, destacó con un gran lanzamiento desde la retaguardia (10-9). Se comprobó definitivamente que WP 9802 se había recuperado de una manera milagrosa (teniendo en cuenta que no dispone de más de 3 horas semanales para entrenar en agua).

Sabiendo eso, me atrevo a afirmar que fue el equipo más efectivo, el equipo que sabía introducir la pausa y jugar con paciencia en arco, y apoyándose en su experiencia, acumulada en dos temporadas en Segunda Nacional, sacó máximo provecho de sus posibilidades. Para mucho fue la gran sorpresa su clasificación para la final, pero fue un equipo que iba claramente de menos a más (recordar que sucumbió con un 6-13 ante Askartza en el grupo. Pero Emilio e Imanol le habían hecho un “lifting” para la final. Cuando quedaba 1,30 min. llegó a empatar el resultado mediante Iñaki Tainta, aprovechando un gran pase de Javier Iglesias de hombre más (10-10). ¿Sería el empate un golpe psicológico del cual el joven equipo de Askartza no se podría levantar? Llegar a los penaltis contra un portero como Javier Larrea era muy peligroso. Pero los chavales de Joan Albella e Isusko Arias demostraron que sus técnicos les habían introducido este ADN ganador como lo habían hecho con su primer equipo (8 victorias en la segunda vuelta de Primera División). Reaccionaron de inmediato provocando una expulsión a su rival y un cambio de orientación de pos. 1º (Xabier Vazquez) a pos.5º (Markel Garay) acabó en gol del último (11-10) a 1,10 del final.

Un último minuto de alternativas para los dos bandos, con un Larrea que desvía con cabeza un mano a mano con Markel. A 22” del final Askartza consigue un uno más, pero en vez de aguantar la posesión hasta el final, se precipita y chuta, cosa de la juventud (en su virtud estuvo el pecado). Parada de Larri y WP 9802 recupera la posesión. Emilio pide tiempo muerto con 16” en juego. Saca la pizarra…Los “upneros” ejecutan a rajatabla sus instrucciones. Al final se la juega Iñaki Tainta de falta más cerquita de la línea de los 5 mts. y algo escurrida a la derecha. Su zurdazo cruzado lo desvia con uñas Ander Asla y el balón se estrella en el poste derecho. Askartza B está en Segunda Nacional.

¡Enhorabuena! El trabajo duro, la perseverancia y el sacrificio diario tienen su premio.

AJD