BELGRADO 2016 | El eco de la final en la prensa

Montenegro: “Nos destrozaron el sueño, nos robaron de manera brutal…”
Serbia: “El waterpolo es un juego en el cual siempre gana Serbia”

La tensión de la final se ha trasladado en la prensa de los dos países balcánicos. En Montenegro llueven las duras críticas a los árbitros, culpandoles de la derrota de su equipo:

El periódico “Pobjeda” titula: “San o zlatu srusile sudije” (El sueño del oro destrozaron los árbitros) y comenta que con empate 6-6 en el cuarto período, el griego Stavridis anuló un gol de Aleksandar Radovic que el esloveno Margeta concedió al principio. “Fue el momento clave del partido, que nos perjudicó claramente y ha roto al equipo de Monte Negro”.

El seleccionador montenegrino Vladimir Gojkovic habló a la llegada del equipo al aeropuerto de Podgorica, recibido por un millar de “naviyachi”. El rotativo “Vijesti” transcribe sus comentarios: “Hemos perdido la final en extrañas circunstancias. Creo que fuimos mejores que Serbia, y además del gol anulado nos cargaron de expulsiones sin balón. Con 9-8 y en el último minuto no nos pitaron una clara expulsión del marcador de Ivovic. Es una pena, ya que la mayoría de los jugadores de nuestra selección se retirarán a finales del año”

El capitán de Montenegro Nikola Janovic en sus declaraciones para “Pobjeda” sostiene: “El equipo de Serbia tiene grandes jugadores, son nuestros amigos y han ganado muchos títulos merecidamente. Pero ayer fuimos mejores que ellos y los ábitros nos robaron el oro de manera brutal. Si Serbia tenía que ganar como sea, nos tenían que decirlo para no jugar y luchar como lo hicimos. Lástima porque la organización del torneo fue perfecta.”

Por su parte la prensa serbia está llena de superlativos hacia su equipo y no podía ser de otra manera después del espectáculo con 18.000 personas en Kombank Arena. El periódico “24 sata” titula: “El waterpolo es un juego en el cual siempre gana Serbia”, parafraseando a Gari Lineker, el futbol y Alemania.

El MVP del Europeo masculino, el serbio Andrija Prlainovic contestó en las páginas del periódico serbio “Blic” a las críticas en la prensa montenegrina : “La verdad es que hubo errores arbitrales. Pero perjudicaron por igual a los dos equipos. Eran los mejores árbitros. Ellos no decidieron el partido. No hay motivos para quejarse. Yo he estado varias veces en el lugar del rival. Recordemos Málaga. Creo que la clave fue nuestra mejor preparación física y las rotaciones gracias a nuestro banquillo más equilibrado.”
AJD

2 Comments on BELGRADO 2016 | El eco de la final en la prensa

  1. Hola,
    En Norma 14.3 del Reglamento se dice que se concede gol “en un lanzamiento INMEDIATO en un tiro libre señalado más alla de la línea de 5 metros”.
    Otra 20.12 dice que se tiene que señalar tiro libre por “ENTRETENERSE indebidamente en el lanzamiento de un tiro libre”.
    ¿Qué es lo que se ve en esta jugada (ver el video de la final)? El jugador de Montenegro es objeto de falta mas alla de 5 mts. El balón le queda atrás, Se va energicamente hacia atrás y sin mirar al balón intenta cogerlo, toca el balón, pero se le escapa un poco más atrás. Luego con un segundo intento lo coge bién, chuta y marca gol.
    ¿Qué habrá visto el árbitro aquí para anular el gol? Dos cosas: 1. que no es un lanzamiento inmediato del tiro libre (lo mismo como en un penalti). 2. que se entretiene indebidamente en el lanzamiento (lo toca, lo desplaza, lo coge segunda vez y chuta).
    Por lo tanto creo que el gol está bién anulado por el árbitro griego que controla la segunda línea, aunque en el primer momento el otro árbitro esloveno, él del ataque, que vigila la zona de los 2 mts., enseña automaticamnte el centro de campo – señal de gol,pero luego rectifica,que es lo correcto ya que confia en su compañero que ha visto mejor que él esta situación.
    Un saludo,
    Andrey

  2. Andrey, ¿qué te pareció el gol anulado al que hacen referencia los montenegrinos?
    Yo lo tuve que ver repetida la jugada pero creo que pudo estar bien anulado.

    Un saludo

Los comentarios están cerrados.