Suspenso también en memoria a la RFEN

Hoy es el décimo aniversario del fallecimiento de Jesús Rollán, portero de la selección española en aquella etapa dorada de la década de los noventa. Además de ser un muro infranqueable bajo palos, dejó una profunda huella en el mundo del waterpolo por su humanidad y compañerismo. Quizás algunos ilusos, como un servidor, nos esperábamos un gesto por parte de la RFEN. El Catalunya y el Pro Recco, clubes donde defendió los tres palos, han querido aportar su granito de arena con un homenaje desde las redes sociales. Incluso, el histórico ‘Cata’ dará el nombre del ya mítico arquero a una de sus salas formalizándolo en los próximos días.

Sin embargo, la RFEN -que tenía en mente esta fecha perfectamente- no ha tenido ningún gesto hacia Rollán. Un pequeño homenaje, aunque fuese íntimo, unas breves palabras del presidente Carpena… Cualquier cosa hubiese servido para rendir un tributo a este portero incomparable e irrepetible. Pero no ha habido nada, sólo una minúscula referencia en las redes sociales en un intento torpe y ruin mezclando las víctimas terroristas del 11 de marzo a manos de los yihaidistas y a un deportista de élite que tantos éxitos brindó al waterpolo español. (¿Qué os fumáis?)

Esta vez os habéis lucido. Personalmente me trae sin cuidado si con las chicas de sincronizada tenéis montado un follón de cojones, o si al presidente Carpena le caen un día sí y otro también palos por todos los lados y demás sucesos de origen poco transparente… pero creo que a los mitos se les debe mostrar un respeto y hacer ver a las nuevas generaciones del waterpolo español que un día tuvimos al mejor portero del mundo bajo palos.

No hubiese costado nada escribir un artículo alabando su trayectoria deportiva o recogiendo unas frases de sus ex compañeros. Espero que el presidente Carpena, que vencerá pero no convencerá en las próximas elecciones al no tener rival, tome nota y en próximas ocasiones tengan la iniciativa de cuidar a las pocas figuras que tiene el waterpolo español.