Las Crónicas de AJD @AndreyDemirev | @DepNauticaPortu vs. @CNatacioPremia

Náutica – Premia 11-9 (2-2, 5-1, 2-3, 2-3)

Náutica se complicó un pelín un encuentro, que había orientado brillantemente en el segundo tiempo, ante un Premiá que demostró su buen oficio en la segunda mitad del choque.

Los jarrilleros salieron con ganas de resolver el duelo de urgencias lo antes posible por la vía de los contraataques. Pero se toparon en el inicio con los reflejos de Pol Albert que sacó de manera providencial varios tiros a boca jarro. Premiá tampoco tardó en enseñar sus armas ofensivos: el ataque posicional y la potencia de sus boyas. Así logró dos superioridades seguidas, materializando la segunda Albert Gómez 0-1. La pujanza local obtuvo por fín su premio: Edu Pérez transformó el primer hombre de más para su equipo: 1-1.

Los catalanes aprovecharon su habilidad en la lucha estática, se vieron con otro uno más y Pau García anotó para el 1-2. Unai Moreno, que lo había intentado sin suerte antes, afinó su tiro y con un trallazo en toda la escuadra empató 2-2.

Los visitantes se adelantaron por tercera vez en el inicio del segundo período con tanto del boya Victor Albero, que se perfiló hacia un palo para rematar adentro 2-3. La alegría de los visitantes duró poco. Unai Moreno había cogido confianza y volvió a lucirse con un golazo desde el arco: 3-3. Gol que dió moral a los suyos y vinieron los mejores minutos de los portugalujos. Borja Requena, incordio constante para la defensa catalana, adelantó por primera vez a Náutica de hombre de más, justo cuando entraba el expulsado: 4-3. Luego Paul Alonso cruzó de fuera, con temple y tranquilidad de un veterano : 5-3. Vino el turno de Edu Perez, la potencia de su tiro provocó una curiosa carambola – el balón tocó el brazo de un defensor, luego la cabeza del portero antes de alojarse en la red: 6-3. En el siguiente contraataque, Paul se desmarcó por el pasillo del 5º, le llegó el pase milimétrico del portero David Alcón y el Nº5 de Náutica, empecinado a dar lustre a su brazo, acabó con vaselina 7-3. La vocina del final del segundo salvó a los de Premia del Mar de un debacle. Un período en que vimos la mejor versión de Náutica de Jordi Hidalgo: veloz, directo, físico, sin tregua y con pegada arriba.

La vuelta no pudo empezar mejor para los de casa; el escurridizo Requena provocó un penalti que transformó Edu Perez 8-3. Premiá parecía aturdido sin capacidad para reaccionar. Pero en sus filas tiene jugadores con mucha experiencia en las ligas nacionales y uno de ellos Marc Letosa se echó el equipo a su espalda para parar la borrasca local. Dos goles suyos, uno de boya y otro de superioridad devolvieron a su equipo en el partido 8-5. Aunque Rubén Castillero provocó un penalti que realizó Unai 9-5, los catalanes ya habían salido de su estado de shock del tercer tiempo y la otra figura del equipo, el boya Aniol Valera anotó con para el 9-6.

Apenas empezado la última parte Marc Letosa redujo la diferencia a dos goles 9-7. La preocupación volvió en la pileta jarrillera, sabiendo por allí cómo se las gastaba Premiá en sus visitas en temporadas pasadas. Pero esta Náutica ha aprendido, no es aquel equipo novato en la categoría. Unai Moreno es uno de los que han madurado mucho y al que no le tiembla el pulso en momentos claves de los partidos. Otro chispazo de calidad, enviando el balón en la escuadra, gol importante que devolvió la calma a su gente 10-7. Premiá no se rindió, siguió acechando la portería local y David Alcón hizo varias paradas de mérito. Delante de la otra portería, Borja Requena se inventó un tiro rectificado que fue la puntilla para Premia 11-7. Sin embargo los de Eloy Llisorgas tuvieron la virtud de no difuminarse. Aniol Valera maquilló el resultado con dos tantos en los últimos suspiros del choque 11-9.

AJD