CHAMPIONS LEAGUE |@CNAB_oficial VS. Szolnoki, en los cuartos de la Final Six

INFORMACIÓN DE LA RFEN. El CN Atlètic Barceloneta ha empatado en su visita a Berlín (8—8) y finaliza tercero del Grupo A de la fase preliminar de la Champions League. Con la clasificación para la Final Six ya en el bolsillo, los de Chus Martín hubieran quedado segundos en caso de ganar. Ubicados en la tercera plaza, los marineros se enfrentarán a Szolnoki, segundo del Grupo B, en los cuartos de final de la Final Six de Budapest.

El primer cuarto comenzaba con un vendaval marinero. Los hombres de Chus Martín enseñaban su carta de presentación con un parcial inicial de 1-4 con dianas de Tahull, Munárriz, Paul (sustituía al lesionado Sziranyi en la lista) y de Strahinja Rasovic, máximo goleador del CNAB en la competición. Pero se resarcían los germanas con dos goles de Oeler antes del término del primer periodo (3-4).
La igualdad era la tónica imperante en el segundo periodo. Español ponía en uno de más los dos goles de renta, pero Cuk y el francés Marzouki empataban la contienda a falta de 27 segundos para el descanso. Tendría tiempo Fran Fernández de hacer llegar a los suyos por delante al ecuador casi en la última jugada (5-6).

REMONTARON DOS GOLES AL FINAL

Tras la reanudación el respeto y el acercamiento del final del encuentro hacían que el ritmo anotador bajara en picado en ocho minutos tan solo hemos visto un gol, el que ha marcado Spandau por medio de Mateo Cuk (6-6). En unos últimos ocho minutos de infarto, el cuadro local ha logrado ponerse por primera vez por delante en el partido y, además, con dos goles de renta (Cuk y Marzouki). Recortaba Fran Fernández y prácticamente sobre la bocina Munárriz ponía el 8-8 final.

Insuficiente para ser segundos, una segunda plaza que hubieran amarrado en caso de ganar después de la derrota en Atenas de ZF Eger (8-7). El español Blai Mallarach, como primero con su Olympiacos, entrará directamente en semifinales. Xavi García y su JUG Dubrovnik acaban terceros y se medirán en cuartos, precisamente, al anfitrión Eger.