El Jug Dubrovnik tira de oficio para meterse en semifinales

Los croatas protagonizaron junto a ZF Eger un encuentro con muchas alternativas que se decidió en los últimos minutos (6-8)


El Jug Dubrovnik, vigente subcampeón de Europa, reeditará este viernes la gran final vivida el año pasado en las Bernat Picornell ante el Pro Recco tras superar al ZF Eger en el encuentro inaugural de la Final Six. En un partido donde el buen hacer de ambos porteros impidió ver un marcador amplio, el buen hacer de los croata en los momentos claves decantó la balanza (6-8).

Con el ex del CN Atlètic Barceloneta Felipe Perrone en sus filas junto a Xavi García, los hombres de Elvis Fatovic lograron imponerse a los anfitriones gracias a un último parcial de 1-3, donde tal y como reconocía el técnico Nobert Dabrowski, el desgaste físico hizo mella en los húngaros. “Competimos bien y no se trató de un problema anímico. El cansancio físico nos penalizó al final del partido”, atestiguó Dabrowski.

En un inicio de encuentro igualado, el gran gol de Hrovje Benic fue contrarestado por el tanto del sempiterno Peter Biros de penalti (1-1). A sus 40 años, Biros volvió a ser una de las bazas que mantuvo a Eger con vida hasta el final. El catalán Xavi García en superioridad y una obra de arte de Uros Cuckovic engañando a Marko Bijac cerraron el primer cuarto (2-2).

Los siguientes ocho minutos tan solo tuvieron un protagonista. El meta Branislav Mitrovic lo paró todo y logró que los croatas no anotarán hasta a falta de tres minutos para el descanso. Luka Loncar, que se convertiría en el gran protagonista con cuatro goles, situó el 2-3, que igualó en un hombre de más Boris Vapenski, y que rompió en un contraataque Felipe Perrone. El ex del Barceloneta no cuajó un gran partido y con un 1 de 5 (20%) en el lanzamiento acabó perdiendo protagonismo en el tramo final (3-4).

MÁXIMA IGUALDAD

En la reanudación, Eger logró imponerse en el tercer parcial (2-1) y dejó todo abierto para los últimos minutos (5-5). Fue entonces cuando las fuerzas dijeron basta para los de Dabrowski. Markovic volvió a poner por delante a los croatas y a pesar del intento de reacción de Boris Vapenski, el tanto de Lukas Loncar en la jugada siguiente disipó cualquier opción húngara de vencer (6-7, 28’).

Finalmente, el gol de Lukas Loncar, la pesadilla de Eger, a pase de Xavi García certificó el pase de los croatas a semifinales, donde ya espera Pro Recco (6-8). “Somos conscientes de que no seremos los favoritos”, afirmó Fatovic.

Christian Martínez Romeo

@6ChristianMR