El waterpolo de #Tailandia espera a Alfonso Merino

alfonsoAlfonso Merino, que hoy 21 de junio cumple años, se nos va de aventura. Este navarro que lleva años trabajando por y para el waterpolo en Navarra ha decidido emprender un viaje donde seguro vivirá nuevas experiencias y aportará su granito de arena, o gota de agua, al waterpolo tailandés. Hemos charlado con él para que nos cuente un poco más de esta historia antes de poner rumbo a Tailandia. Más adelante nos contará que tal le va por aquellos lares.

¿Vacunado?

El miércoles tenemos cita en vacunación internacional, no sabemos qué vacunas necesitamos pero iremos con el cuerpo bien preparado. Eso seguro.

 ¿Cuando marcháis?

El 2 de agosto tengo vuelo a Bangkok vía Milán, así que estaremos una temporada en Tailandia.

La Federación Tailandesa me acaba de contratar como entrenador del equipo nacional masculino. Primero voy yo para conocer aquello, asentarme y preparar la llegada de la familia que vienen la primera semana de septiembre.

De esta forma tengo un mes para conocer bien la zona donde vamos a vivir y estar muy centrado en conocer mi nuevo lugar de trabajo y a los jugadores que voy a entrenar.

Yo al principio me reí con la idea de mudarme y mas a un sitio tan lejano y exótico, pero cuando se lo comenté a mi mujer le gustó tanto la idea que me animó a dar el paso.

¿Qué hace un navarro en Thailandia?

Pues lo mismo cuando un grupo de locos de la Edad Media de estas tierras se fue a conquistar Albania, en busca de aventuras, enriquecernos personalmente conociendo otra cultura, tener una gran experiencia vital y concretamente ayudar a desarrollar el waterpolo en este país.

¿Cómo nace esta historia?

No ha sido nada buscado, al igual que otras ofertas que me han ido llegando con anterioridad, pero esta vez ha sido culpa de Davide Cerchi, entrenador del Urbat.

El pasado septiembre Davide me puso en contacto con el entrenador de la selección femenina de Tailandia, Daniele Ferri, que lleva 3 años allí y acababa de conseguir ser campeón del sureste asiático con Tailandia y tras 3 años de trabajo tiene ya jugadoras con cierto nivel que quiere mandar a Europa. Estuvimos considerando muy seriamente traer a su mejor jugadora, pero al final no se pudo.

De estas conversaciones surgió una “ciber-amistad” y hace poco mas de un mes me comentó si me podría interesar ir allí a trabajar con él. Como nunca me cierro a nada le mandé el curriculum y tras un proceso de selección de dos semanas y varias llamadas aquí estamos.

¿Para cuanto tiempo?

De momento es un contrato de un año para preparar los Sea Games de Kuala Lumpur 2017.

En un año no se cuánto podremos desarrollar y mejorar al equipo masculino, pero algo haremos seguro. Me encantan los nuevos retos.

¿Cual será tu labor?

Principalmente entrenar a la selección, pero también desarrollar el waterpolo desde la base. La Federación Tailandesa está apostando muy fuerte, les está saliendo bien en el femenino y ahora quieren dar el paso en el masculino.

¿Qué crees que te encontrarás allí? ¿Y  lo primero que deberás cambiar será?

Daniele Ferri me va dando información de la realidad tailandesa y de las características de los clubes y de los jugadores.

Todavía es pronto para decir qué hay que cambiar y hacer. Lo primero habrá que hacer un profundo análisis y después establecer unos planes de actuación por objetivos, veremos qué esfuerzo pueden hacer y hasta qué punto están dispuestos a implicarse todas las partes.

En lo que respecta directamente al equipo nacional, de momento lo que he visto en los vídeos, es que a partir del tercer cuarto ya no nadan.

La nueva cultura, la comida…. el idioma…. muchos inconvenientes

Ahora gracias a Internet tienes cantidad de información y no es tanta aventura como si estuviéramos hace 50 años. Hemos hablado ya con españoles que viven allí y nos dicen que es el mejor país para vivir de aquella zona.

Es una de las mejores gastronomías mundiales, tendremos que adaptarnos, pero seguro que disfrutamos mucho.

Creo que lo que más nos costará es adaptarnos al clima.

Respecto al idioma, la idea de aprender tailandés está desechada. Con el inglés nos apañaremos perfectamente.

¿Algo que añadir?

Que os portéis bien en mi ausencia. Os seguiré muy de cerca y os iré informando de mis evoluciones.